Madroños


Amiga, está terminando noviembre y los madroños están maduros y listos para ser recogidos. Y hay que hacerlo entre este fin de semana y el que viene, que están ya que se deshacen.


¿Y qué haces con los madroños?
Pues comértelos, no te jode.
O hacer licor de madroños.
Las niñas de mi cole hacían tartas con los que recogían de la calle, pero eran tontas.

Licor de madroños:
Ingredientes: Orujo de caña, madroños y una botella bonita.


Se llena la botella (bonita) de madroños hasta la mitad o un poco más, aprox. Se rellena con orujo y si se quiere se echa un poco de azúcar. Tapas la botella, la metes en un sitio sin luz y te olvidas.

Y te olvidas es directamente te olvidas. Porque como tiene que estar unos meses, se va quedando al fondo del armario alto de la cocina (esos que me da la tentación de desatornillar a mi primer marido) y no te vuelves a acordar del puto licor de madroños hasta que haces limpia un año después. No es ninguna maravilla pero tiene un pase y ocurre como con los bizcochos que te salen duros: puedes decir "
al menos lo he hecho yo".

Además, queda como muy madrileño (por lo del escudo) y si tienes un madroño a mano hay que aprovechar, que da frutos cada dos años. Y esta semana llega la ola de frío, así que espabílate.


Hablando de madroñas, anoche yo estaba totalmente apalancado en el sofá, huraño, cansado, con sueño y sin ganas de nada. Pero mi tx, con buen criterio, me sacó a rastras de casa. Y te prometo que la culpa la tuvo la rusa ésa, una tal Stolisnaya, porque salimos y, al final, la de Vichy y yo acabamos desatadísimos.



Y me volví a encontrar con
Míster Corcho Blanco. Y entonces recordé que hace tiempo lo había dejado caer en este blog sin contar exactamente quién era. ¿T'en recordes, Madronita?



Grandes relatos (Batallitas de la abuela Mocho):

Pues Míster Corcho Blanco fue un ligue mío del Refugio del año catapum chimpún. Yo era medianamente joven y él un crío. Monísimo. Hablamos las tres tonterías que se dicen y me lo acabé trayendo a casa. Y entonces el niño mono se convirtió en un trozo de porespán. Sí, esa cosa blanca de granulitos.


Porque el niño no hizo NADA. No se movió un pelo. Catatónica perdida. Como un muñeco hinchable al que se le han acabado las pilas. Lo tuve que hacer yo todo. Y claro, después de un rato dale que te pego me aburrí, me di la vuelta y como vivía cerquita de casa, hala, arreando. Al despedirse me soltó un par de frases así como muy profundas acerca de la diferencia entre lo que se dice y lo que en realidad se piensa, pero no andaba yo para mandangas.



Aaaaaños después resultó ser conocido de conocido de conocidos y me contaron que iba de mediofilósofo (y si pongo muchas aes en años es porque esto pasó el siglo pasado). El caso es que cada vez que nos encontramos siempre hay como una mirada esquiva y luego cada uno a su aire. Anoche estaba poniéndose hasta arriba de todo en los váteres y nada más verme me preguntó si venía con novio. ¿Será zorra?


Sí, claro, como para llevárselo uno luego a casa y que se convierta en un embalaje de microondas, no te jode.

¿Y qué tiene que ver esto con los madroños?
BONITA, VETE A LA PUERTA DEL SOL.




Desde aquí un recuerdo a Yunzapatitos, a ver si resucita.

24 comentarios :

Rosarioso dijo...

Primeroooooooooooooooooooooooooo

Ya se ve en la estatuita de la Puerta del Sol, si tu eres OSO, te gusta sacudir el MADROÑO!!!

Y deja de joder con el corcho blanco ese, no pierdas tiempo en gente que no sirve para nada!!!

Saludos desde Argentina.

Funksturm dijo...

Pues yo estuve con Dr.Turbio y una amiga en el Elástico, mi primera vez, y pensé que igual te veíamos. Pero no.

Efter dijo...

Nunca he probado un madroño, de hecho creo que lo veo en el árbol y hubiera pensado que es venenoso. A lo mejor sigo tu receta pero para licor de peras, digo yo que será parecido :S

Halo dijo...

jooooooo es verdad el yunza... qué majo

Peritoni dijo...

Los madroños, qué bonitos!, y cómo me gusta ese árbol, ¿te acuerdas el que planté en la mansión?, nunca acabó de enraizar bien.

Oye, y después de estár abandonado durante meses, ¿ese "licor" se puede beber?, ¿el alcohol lo mata todo?.

Angelina Jolín dijo...

Ay hija, no sabía que el madroño daba algo que se comía... ¡qué cosas!

¿Será que me fijaba más en el oso? ;)

Shepperdsen dijo...

Dos cosas:
a) Toa mi vida preguntándome en cómo era el madroño y su fruto, la madroña. ¡Gracias!
b) Qué buena la historia del poliespán. Yo habría propuesto que Tx y tú os lo llevárais a casa lo metiérais en la cama y os hubiérais hecho los muertos a ver si tenía algo de iniciativa.
O no, vete tú a saber...

PasaelMocho dijo...

Sienrto desilusionaros a algunas, pero el animal del escudo de Madrid, según algunos historiadores, corresponde a una osa que además sería la constelación Osa Mayor, pero no se ponen de acuerdo.

La foto de la cocina corresponde a los madroños que recogí el sábado y a la botella de licor de madroños que hicimos hace un par de años y que teníamos totalmente abandonada.

Shepper, te aseguro que Mr. Porexpán (hay mil nombres para el poliestireno expandido) no estaba ni mínimamente apetecible.

Halo, hay que recuperar al yunza, aunque sólo sea para hacer una sesión Patsy & Eddie con él por los bares de Madrid.

Funksturm. Haber avisado. No voy al Elástico desde hace siglos. La penúltima vez me sentí un abuelo.

Rosarioso, la próxima foto, yo sacudiendo el madroño.

Nils dijo...

Yo fui a la fiesta de la espuma de 'Refugio'... y va y lo cierran. No entendía nada, pero si estuvo genial! Cómo ha cambiado Madrid desde entonces...

PasaelMocho dijo...

NuestroPequeñoNils, qué información más desactualizada tienes: Refugio lo cerraron hace un huevo de años, ahora lo que han cerrado es La Riviera, el Moma, el But y el Space, dónde irá la gente a ver un láser y drogarse ahora. Un drama.

Don Otto Más dijo...

Y a qué saben los madroños?


(Dr.Turbio, joooooooooorl!)

Ramsey dijo...

Ten cuidado y no le eches mucho azucar al licor de madroño, que ya sabes que potencia los efectos del alcohol. :p

RMN dijo...

Si estaba blandito era expandido y si estaba duro (como en la foto) era extruído.
Al chaval-poliestireno me refiero, claro :)

Tom dijo...

Nunca habia visto un madroño.... Valenciana q es una

antoñita mary dijo...

Aunque llevo media vida en Galicia, soy madrileñisisma, de Chamberì, vamos de las de la verbena de la Paloma y la pradera de San Isidro, y recuerdo ir con mis padres a la sierra y recojer madroños, que luego hacìan un aguardiente que yo nunca bebi ya que era una niñata, y cuando fuì un poco màs mayor, ya no estaba yo para madroños ni para escapadas a la sierra.

Ayssss que tiempos aquellos, amiga..

txokolatERO dijo...

MADROÑO??

PERO ESO SABE RICO...??

A que sabe un telodrendon??

ais... para cuando lo de Grecia??

PasaelMocho dijo...

¿Grecia?
¿Qué has bebido?
El madroño es pastoso, no muy dulce, y se quedan granitos duros en la boca. Les encanta a las urracas y otros córvidos.

RMN, ¿Y si es de los duros pero que se desmorona enseguida haciéndose bolitas?

Lunera dijo...

Uys, pues el madroño de mis padres debe ser tímido, porque nunca ha dado ni madroñas ni madroños ni ná más que disgustos.
Suerte con el pisito! Pertu ha encontrado ya el suyo.

PasaelMocho dijo...

Lunera, tranqui con el madroño.

El que planté yo tardó muchos años en crecer. Durante años llegaba mi abuelo, le pegaba con la varita y decía: esto no vale pa na. De golpe un año se puso grande y desde entonces tenemos madroños a puñaos. De lo del pisito andamos un poco de cabeza, la verdad.

RMN dijo...

Disgregado...
no merece la pena entonces.
mejor poliuretano
:D

PasaelMocho dijo...

Ahora supongo que estará pulverizado y se lo mete por la nariz.

Pertu dijo...

Uys hija qué moderna, jamás me he comido un madroño, por muchas cosas interesantes que me haya comido, que una tiene su pasado...

Otra cosa te digo, qué mal están los wc por Mardí que na más que hay que de drogaditos.

Peter Pan dijo...

y yo que pensaba que el madroño era un arbol...

MM de planetamurciano.tk dijo...

El post ha estao bien hilao, pero no veo yo ke tenga ke ver mucho una cosa con la otra.
Yo, ya sabe usted, a los ke no se mueven los llamo "gatos de escayola".

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin