El Cantor De México. Delirio kitsch


¿Quieres empezar la temporada con una buena función de teatro lírico alejada de los prefabricados musicales de franquicia de Gran Vía, y mucho  más barato?

Pues en Madrid tienes El Cantor De México, una opereta que hasta final de mes está en el Teatro de la Zarzuela.


Cójase una obra completamente desfasada, hágansele unos retoques y adórnesela en plan kitsch con unos decorados dignos de las Fogueres de Alacant. Póngasele de reclamo a una chica Almodóvar "de las auténticas", llamada Rossy de Palma (aka Rossy von Donna) y métansele un par de toquecitos gay. (Otro más si consideramos que para la producción de París se usó como cartel una imagen de Pierre et Giles)


¿Y qué tenemos?
Pues mira, a pesar del tenorino al que no se le oía nada y a la soprano que parecía salida de OT, dos horas y media de función muy disfrutable y entretenida.
No le busques tres pies al gato, ni es una obra maestra ni los logros artísticos son de campanillas. Si no tienes expectativas de altura, te gustará. Ahora, como te pongas tiquismiquis lo pasarás fatal.


Esta obra se compuso en 1951 para lucimiento de Luis Mariano. Siempre me acordaré de mi abuelo, que decía "qué voz más bonita tenía, lástima de esa enfermedad", refiriéndose a que era gay. Eso jamás se confirmó y he leído artículos negándolo, pero lo que es cierto es que en España lo llamaban maricón a gritos. Pero ya sabemos cómo somos los españolitos.

El propio Luis Mariano protagonizó la versión cinematográfica de Le Chanteur de México en 1956. 

Y lo que se representa ahora en Madrid es una adaptación al español de la producción del año 2006 del Chatelet de París, a cargo de Emilio Sagi.


El finde el teatro estaba rebullente, con abundancia de señores muy muy mayores (como de costumbre) y parejitas gayses (muchas, muchas, ¿el reclamo Rossy?). Por cierto, ¿cuándo prohiben el uso de abanicos en los teatros? ¡Qué suplicio de rasc rasc rasc!


Nosotros nos lo pasamos teta y acabamos cantando en la apoteosis final. Recomendable.

Y si no quieres ir, aquí tienes la versión enterita en francés:


Y aquí mi crónica en el blog de operitas: CLIC.

¡Que vayas, leche!

I'm on PrEP


Hace poco un amigo se fue de vacaciones a un lugar conocido por ser meca de peregrinaje gay internacional. Y desde allí todo alarmado me envió un whatsapp: "Qué barbaridad, qué cantidad de apeleros hay, si hasta me miran raro cuando saco un condón".

Y ante mi insinuación de que como casi todos son guiris deberían estar "on PrEP", me pidió que lo explicara en el blog, que no tenía muy claro qué es eso.


Aparte, si te has movido en apps de ligoteo (oooh, no, es verdad, tú nunca, habrás visto que muchos en su perfil ponen que están "on PrEP")

Y aquí vengo yo a contar un poquito qué es eso de la PrEP.
Y por favor que no me venga nadie a ponerme a parir si digo alguna inexactitud, quien quiera rigor científico que se vaya al Journal of Mariconerism (a no ser que suelte alguna barbaridad, claro).

¿Qué es la PrEP?
Pues niños, PrEP son las siglas de Profilaxis Pre Exposición.
¿Y en qué consiste?
Pues en una combinación de medicamentos en una pastilla que, tomada regularmente, previene de la infección por el VIH.
¿Quién la puede tomar?
Cualquier persona que sea VIH negativo. Es necesario hacerse una prueba y debe dar un resultado negativo 30 días después de la última práctica de riesgo para asegurarse al 100%.
¿Cómo se toma?
La recomendación es tomar una pastilla diaria.
¿Y después de eso se puede follar tranquilamente sin condón?
La eficiencia de la PrEP, según he leído supera el 99%, pero sólo protege contra la infección por VIH, no de otras infecciones de transmisión sexual (sífilis, gonorrea, etc).
Se recomienda una prueba de VIH trimestral si se realizan prácticas de riesgo aún tomando PrEP.
Y si es tan maravillosa, ¿por qué no la tomamos todos y acabamos con el sida?
Ja, ahí viene el meollo de la cuestión.


La PrEP no es un medicamento que cure el VIH/Sida, sino que es una prevención.
Las personas con VIH deben tratarse y así mantener su nivel serológico indetectable.
El problema es que es un medicamento caro.
La pastilla en su denominación comercial, Truvada, es prohibitiva.
Sin embargo ya se puede conseguir en genérico, mucho más accesible. Aún así, está teniendo sus problemas para que los sistemas de salud de los distintos países la aprueben. Más que nada, porque a grandes rasgos y siendo muy cabezacuadradas, los políticos se piensan que se trata de una pastilla para que los maricones follen como locos. Y ahí topamos con los prejuicios de todo tipo.
De lo que no se dan cuenta es de que el tratamiento de un VIH+ es mucho más caro que la PrEP.
No obstante, nos enfrentamos, ya digo, a los prejuicios morales, sexuales y económicos de nuestros queridos dirigentes.

Por otro lado ya han saltado las primeras noticias alarmistas tipo "actor porno se contagia de VIH por una cepa resistente a la PrEP". Como con todos los sensacionalismos (o los titulares de los periódicos, que aunque sean de política local vienen a ser lo mismo), tú eres quien decide qué es lo que te crees o no de cada noticia.


En Estados Unidos la venta de Truvada es libre. Cara, sí, pero si la pagas ahí la tienes. En otros países la venta de la marca comercial también, y algunos otros (Francia o Alemania, los últimos) han incluido en su sistema de salud la prescripción del genérico para que se pueda comprar de manera accesible mediante receta.

¿Y en España?
Pues chico, a pesar de que el año pasado la Agencia Europea de Medicamentos aprobó la Truvada como PrEP, el Ministerio de Sanidad aún no ha aprobado la implantación de esta profilaxis en España. No obstante son las Consejerías de Sanidad de las distintas CCAA las que deciden finalmente. 
Y, como en este país es ilegal importar medicamentos a no ser que seas un laboratorio, no puedes comprarla en el extranjero y que te la traigan a España.
Así que, de momento, la única posibilidad es viajar fuera, comprarla a precio de cojón de mico y traértela en el equipaje, que eso sí que se puede hacer.
Esperemos que en el futuro las cosas vayan cambiando, aunque considerando la catadura del partido que tenemos ahora mismo en el gobierno, lo veo chungo.

Así pues, querida amiga, la decisión de follar sin condón con alguien que te asegure que está "on PrEP" es toda tuya, claro. Primero, te lo puedes creer o no. A todos esos del "préñame, léfame" yo particualrmente los veo más como VIH en tratamiento (o si no lo están, directamente gilipollas) que como PrEP, pero es una apreciación personal. Segundo, eres tú quien debe poner tus propias precauciones (condón, PrEP, anillos de castidad, ¡abstinencia!). Y, tercero, aparte de la infección por VIH, existen otras ITS por lo que, en mi opinión, tener relaciones sexuales ocasionales sin condón ahora mismo lo veo de una irresponsabilidad tremenda (Y en España, más). Pero allá tú.

Y básicamente ya está, espero no generar insultos ni comentarios muy negativos. Con estos temas SIEMPRE ocurre (¿verdad, queridos anónimos?). Para cualquier duda, mejor te googleas PrEP, que seguro que te lo explican mucho mejor que yo. Y siempre, siempre, está tu médico.


¿Una entrada de blog desfasada con cosas que todos deberíamos saber? Puede, pero no, porque comentándolo entre mis amistades muy, muy pocos tenían una idea de lo que es la PrEP. Y todo porque en este país las campañas generales de información y prevención del VIH son inexistentes. Vamos, que o te vas a un centro de salud o a una asociación LGBTIRQTQRT o te enteras por el Espíritu Santo, JODER.




Adenda: No confundir la PrEP con la PEP, que es la profilaxis posexposición  y consiste en tomar medicamentos antirretrovirales (ARV) poco tiempo después de una posible exposición al VIH para prevenir la infección por ese virus.

Irrintxi Tour 2017


¿Qué diferencia hay entre el aturuxo, el irrintxi, el zaghareet y el esrullrull?
A oídos del profano, ninguna.
¿Y qué parecido hay?
Pues básicamente que todas las regiones donde se dan esos gritos están convencidas de que el suyo es el original, el auténtico y el más antiguo.
Y como yo soy un imperialista centralista mesetario y lo de la apropiación cultural es algo que me apasiona, voy a contarte nuestro último viaje del ciclo "España y sus regiones".
Hoy ¡Provincias Vascongadas!


¿Qué? ¿Ya te ha dado un ataque? ¿Prefieres que diga Vasconia, como en La Razón? Jajajaja.
Venga, va. Que nos fuimos un finde largo al País Vasco a ver a familia y amigos y... han pasado muchas cosas que no se pueden contar en el blog pero, cómo no, otras sí.

A lo que vamos, señores. Una cosa es hacer bromas sobre lo poco que se liga en Euskadi y reírse de las costumbres a lo "vaya semanita", como se puede ver en entradas anteriores en este blog al respecto de Bilbao (1,2,3), pero es que esta vez... ¡lo hemos constatado!


Como cada vez que preguntas a un autóctono sobre los locales mariconiles de Bilbao, nos respondieron lo de siempre: "Sí, hay, pero yo no voy". Agh.

Y nuestra guía de referencia... ¡es de un blog del año 2007! CLIC (Tampoco es que haya cambiado mucho la cosa, te digo, Mariaindautxu mía).

Así que la primera noche fuimos al clásico café Lamiak a tomar... un café, que hacía frío (qué raro, en julio).

Y nunca más, señora, 6.95 por un café irlandés, muy bien preparado, eso sí, pero precio excesivo totalmente. ¡Cómo está el lesbianismo! Aparte, que estaba vacío (no me extraña).


Menos mal que luego contactamos con un amigo local que nos presentó a más gente y ya fuimos a locales más animados (y no tan clavantes). Básicamente partimos del Bizitza y ya nos movimos por el casco viejo tomando zuritos y marianitos, que es un vermú preparado y te lo pueden poner tan mono como esto:


Y aquí empezó una de las primeras vayasemanitadas bilbaínas. 
- Oye, ¿tienes la app X? (dícese de cualquiera de las de ligoteo).
- Sí, ¿por?
- ¿Le puedes dejar a mi amigo echar un vistazo?
- Sí, claro, ¿por?
- Es para comprobar si está Fulanítez conectado (dígase fulanítez como se pudiera decir cualquier nombre repleto de letras k, rr, tx y z).
- ¿Y por qué no lo comprueba él en su móvil?
- ¡Porque entonces ven que se ha conectado!

Acabáramos


Y luego ya la anécdota del viaje.
Andábamos nosotros por las calles del casco, zurito aquí marianito allá, cuando veo un chico MUY MONO (y cuando digo mono es objetivamente mono) superperdido que iba solo con una cerveza en la mano y con el que nos cruzamos varias veces (que las siete calles serán más de siete, pero al final todos nos concentramos en tres esquinas). Y digo yo a uno del grupo:

- Ese chico se te ha quedado mirando.
- ¿Quién?
- El de los ojos bonitos con el que nos hemos cruzado tres veces. Se le ve solo. ¿Le decimos algo?
- Huy, no, si te mira a ti.
- A mí no, a él... (etc etc)

Total que no le decimos nada.
Y a la noche siguiente, vuelta a encontrárnoslo, también solito y deambulando.
Y alguien suelta.
- Espera, éste me ha desbloqueado fotos en la app Y (una distinta a la X pero con el mismo cometido).
Y yo: - Pues ya está, hombre, dile que se venga a tomar una cerve con nosotros.
- Huy no no no no.

¿Al final quién le dijo que se viniera? ¿Adivinas?
Y cuando salgo a por él y me lo llevo con el grupito al Bizitza a tomar una infusión el chico en cuestión nos cuenta su triste historia:

- Soy extranjero, llevo aquí 11 días por trabajo... ¡y nadie me ha dirigido la palabra!

Cachondeo generalizado.

En fin, que sí, que los euskomarikas son muy majos, pero primero está su cuadrilla, su partido del atleti, su concierto de txalaparta electrónica y su cuadrilla. ¿He dicho cuadrilla? Sí, dos veces. O tres.

video

En fin.
En plan turismo tuvimos la suerte de que la vez anterior ya fuimos a San Juan de Gaztelugatxe, porque este año con lo de la Kahlessi me han dicho que estaba imposible. Pobre Ane Igartiburu, ella con la fama de que "ahí es donde se casó" y llega otra rubia (más joven) en un dragón y ahora es "ahí es donde se rodó Juego de Tronos".

Un día hicimos un recorrido ruris y al día siguiente nos acercamos a Biarritz, que es como muy de señoras bien de principios del siglo pasado empeñando las joyas en el casino o de Alfredolandas escapados a ver El Último Tango En París. Sí, es mono. Tampoco es que nos maravillara, pero mono es.


También pasamos por Bayonne, muy bonita pero era domingo y... estaba desierta. Con lo turística que es. No pudimos ver la catedral por dentro porque tenía unos horarios imposibles.


Y ya está, poco más que contar. Volveremos, porque tenemos que hacerlo (más que nada porque si no no vemos al último de nuestros múltiples sobrinos en la vida) y... ¡amenazo con seguir contándolo por aquí!



Tom de Finlandia, la película


Aprovechando que estos días pasados mi Tx estaba viendo nosequé de baloncesto en la tele, me puse a ver pelis de esas que sólo puedo ver en privado (No, porno no, eso no tengo que esconderlo, ¡malpensada!). Y es que lo siento mucho pero hasta que no prohiban los tiempos muertos en el baloncesto durante los últimos cinco minutos, no vuelvo a verlo. ¡Qué coñazo!

Y la peli que, cascos Princesa Leia Style on y pantalla iMac me tragué, fue Tom de Finlandia (Tom of Finland, para las internacionalas). Ya ves tú, yo descargándola con unos subtítulos ampliamente mejorables y luego me dijeron que en Spanien se estrenó en cines.


Todos conocemos los dibujos de Tom de Finlandia. ¡Quién no ha sentido ese bofetón de rubor al hojear por vez primera esos dibujos tan perturbadores pero a la vez tan estéticos! ¿Pornografía a lápiz? Sí, pero no sólo eso. Forman parte de la iconografía gay histórica, son modelo, ejemplo e influencia que perdurará. Su importancia no es solo artística sino también social e histórica. Los dibujos de Tom de Finlandia dieron un paso de gigante en la imagen de los gays, que hasta entonces siempre había estado ligada a lo femenino o a lo aniñado. La exagerada hipermasculinidad de sus dibujos dio un portazo a esa idea. Los homosexuales son hombres a los que les gustan otros hombres, aparte de ser modelo fundamental para la estética leather.


Me interesaba saber más de la vida de Tom de Finlandia más allá de lo leído en Wikipedias y similares. Y la película es eso mismo, su biografía.

Y la peli tiene una parte buena y otra mala.
Empecemos con la mala, jejejeje. Sí, es MUY aburrida.
No aburrida porque sea lenta, sino en la manera de narrar. El director despoja la historia de cualquier atisbo de emoción, es imposible empatizar con los personajes, van soltando frases y lo mismo te dicen que alguien se está muriendo como que hay que poner la mesa que hay visita.
Yo no sé si es un reflejo del topicazo de que los mediterráneos somos ardientes y los nórdicos fríos, pero es que es así: la peli es gélida. No se puede tratar con tanta asepsia una escena de guerra, una orgía en Los Ángeles, la muerte de un ser querido...
Pero evidentemente la intención es esa. A mí me hubiera gustado algo más sensacionalista, pero no, es así, como probablemente también lo fuera Touko (Tom).


En la parte buena tenemos que es interesantísimo lo que cuenta sin contarlo, el trasfondo de la historia, la verdadera historia detrás del argumento. La represión a los homosexuales en Finlandia a mediados del siglo pasado, las guerras entre Finlandia y la URSS, el cruising, los tabúes familiares, las fiestas privadas, los bares clandestinos, la liberación gay de los 70, la aparición del sida, el boicot de las imprentas, una convención leather... 

En ninguno de estos puntos se centra la película, pero te deja verlos muy bien porque, en su brevedad, están muy bien retratados. Sinceramente, lo mejor.


Otro de los aciertos de la peli es mostrar cómo Tom se fijaba en su alrededor para generar su universo iconográfico: los motoristas, la policía, sus amigos... y ese personaje mítico, Kake (léase caque, no queic, por favor), originado de forma muy romántica y que a lo largo del filme aparece como la conciencia de Tom.


Los actores están tan sobrios como el tono general del film. Impecables y con un parecido físico notable con sus personajes. La peli está rodada en finés (inglés algunas partes), idioma cuya prosodia está alejadísima del español pero comparte la raíz de algunas palabras, es muy curioso. No me puedo ni imaginar un doblaje de esta peli, dramatizando los diálogos, sería horripilante.


Y poco más que decir. Es una película para ver tranquilamente en casa casi a modo de documental, hay que estar muy despierto porque la primera parte (hasta el viaje a Berlín) es bastante soporífera pero finalmente a mí me despertó interés.

La peli termina con la gran exposición que se hizo en Helsinki en 2016 sobre la obra de Tom. ¿Sabías que los carteles que la anunciaban fueron denunciados por obscenos y retirados de la red de transporte público? Pues sí, en esas estamos todavía entrados en el XXI. La imagen era ésta:





No me ha gustado nada la Paloma este año.

 
¿Qué pasó?
¿Pero qué te hicisssste?


Ay, hija, que no me han gustado mucho las fiestas de la Paloma de Madrid este año.
(aka Madrileñísimo 2017, aka el Orgullo Chico).

A ver, gente había, pero no tanta porque pillaba puente del 15 de agosto.
Aún así hacerse el cruce de Calatrava con Mediodía Chica / Paloma era un suplicio, pero es donde están todos los chicos guapos, así que hay que pasar.

video

Nosotros nos detuvimos en Calatrava más abajo (por donde el Zaska) porque era más transitable. Y en Mediodía Chica ya no nos ponemos desde que pusieron los urinarios y aquello huele a pisssssss. Hicimos también el paso por La Parrala (obligado) aunque han cambiado de dueños, ¿no? Había otra gente.

Aún así, dos bluffs.
1 - La música.
Inaudible. O estabas delante de un altavoz o no oías NADA. Han bajado el volumen en todas las calles (¿presiones vecinales?) y sólo hay un altavoz por bar. Chungo.
2 - ¡Han cerrado el Typical Spanish y La Bámbola!
¿Y ahora qué haces en ese tramo que se ha quedado mueddddttooo? 

Endevé la mierda de la Sole.

Por primera vez en mi historia reciente... ¡llevé parpusa!

video

Y lo de siempre, como en Chueca aprovechan esos días para fumigar, todo el mariconerío que no se había ido a Torremolinos a chapotear estaba concentrado en la Paloma, y te encuentras con los amigos de siempre (una Paloma sin el Dimoni no es una Paloma, oh, ¿otra vez Don Flanny? Biennnn) y con los que no te quieres encontrar. Vamos a ver, so petarda, ¿a qué viene eso de saludarme después de lustros (verídico) y lo primero que me sueltas es "Acabo de ver a tu ex". Pues contestación lógica: "¿A cuál?"


Fuimos dos noches, lo pasamos bien, acercamos incluso a dos exestrellas de la blogosfera ¿alguien recuerda a Rosarioso? ¿Y al más reciente desgayficando? y nos recogimos pronto, que somos personas decentes. 

Y ya estamos aquí dando guerra, que toca LA VUELTA AL COLE.

Blog Widget by LinkWithin