Priscilla, el musical.


Este jueves día 2 de octubre se estrena en Madrid Priscilla, reina del desierto, el musical, en el Nuevo Teatro Alcalá (el Alcalá Palace de toda la vida).

Y yo no sé por qué, me llegó un email con una promoción de descuento para ir a un preestreno.
Oye, pues allá que fuimos.

Se supone que es la producción de Londres (la misma, la mismita), que la han desmontado allí y la han traído a cachitos a Madrid. O sea que no es una adaptación fotocopia, parece ser.




Hagamos un poco de historia, que para eso éste es un blog personal y además hace mucho que no cuento las historias de la abuela mocho.

Las aventuras de Priscilla, reina del desierto, es una película que se estrenó en España a finales de enero de 1994.

Una peli de mariconeo, con mucha pluma, canciones y mucho colorinchi. Había que ir a verla. De hecho en aquella época íbamos a ver toda película de temática GAY que se estrenara (y nos tragamos cada bazofia que...) El caso es que allá que nos fuimos el fin de semana del estreno el Almatosa, dos amigos suyos supermusculocas y yo.

La película nos pareció muy graciosa, nos gustó, pero a la salida estábamos bastante indignados. La frase generalizada fue "nosotros no somos así". Y es que, claro, a un grupo de jovenzuelos en la recientemente explosionada visibilidad gay de los noventa, una película con personajes que hablan en femenino, se travisten y van de locas por la vida era altamente perturbador. Nos retrotraía a las épocas anteriores tardofranquistas de chistes de mariquitas.


Pero la indignación se nos pasó en nada. A poco que analizamos la película, Priscilla era un auténtico canto a la libertad y a la liberación. El paso a convertirse en película de culto fue inmediato. Poco después hubo una fiesta en el Shangay Tea Dance en la que hubo un concurso de playbacks de Priscilla. Un domingo, en Stella, bajo el auspicio de Miss Shangay Lili, y que ganaron "Las Abbas Madrinas". En aquella fiesta ligué con un chico que tenía un pollón impresionantemente desmesurado, así que en lo personal puedo decir que las circunstancias que rodearon el estreno de Priscilla para mí fueron dolorosamente satisfactorias.




El musical es una adaptación de la película salpicada con más números musicales.
La diferencia fundamental es que en la peli las canciones son playbacks y en el musical son en directo. Cosa lógica, dirás, pero no lo tenía yo tan claro.

Y bueno, dejémonos de historias y pasemos al musical en sí.




Priscilla, el musical, es un show muy vistoso, ágil, divertido y muy bien montado, en ocasiones espectacular.

El guión de base es un tanto endeble y los personajes principales quedan algo desdibujados al pasar del divx al teatro, con lo que la atracción principal es la cantidad, variedad y espectacularidad de las canciones.

Lo mejor de Priscilla el musical es que es una auténtica fiesta, y como tal hay que tomárselo. Y lo mejor de todo es que funciona, porque cuántas veces habremos visto sobre el escenario que algo parecía un fiestón y el público se aburría. En Priscilla eso no pasa.




¿Conviene ir predispuesto? Pues sí. Puedes planteártelo como salir una noche de copas, a un bar con show en vivo. Pero tampoco es imprescindible. Mi querido tx, que odia los musicales y el rollo drag se la trae al pairo (no hablaré de fútbol y demás, porque entonces me dirás que es hetero y no, es tan maricón como yo), disfrutó mucho y le pareció que la función era muy buena.

¿Y por qué? Pues porque está bien pensada, bien montada y bien interpretada.

En el terreno producción no hay grandes alardes escenográficos. Lo justo. El principio con el puente es impresionante, luego ya es todo más modesto y el autobús Priscilla pasa a ocupar el protagonismo absoluto.




Pero lo que se lleva el gato al agua es el vestuario. No sólo están los delirantes trajes de la película sino muchos otros más. El diseño de vestuario es una auténtica orgía colorística de imaginación. Un diez.

Las coreografías están bastante logradas y como elemento novedoso hay un corifeo de tres divas que sobrevuelan en escenario y cantan muy bien. No es que sea algo original, porque me recuerdan a las chicas de Little Shop of Horrors, pero llevan la voz cantante en muchos de los temas y levantan el nivel vocal.

Respecto a los temas musicales, se ha respetado casi la totalidad de la banda sonora de la peli con una gran salvedad: No hay ABBA. Imagino que debido a que el musical Mamma Mia se llevaría todos los derechos de las canciones de Abba, en Priscilla no hay ni una nota, ni siquiera una mención al grupo. ¡Ni la caca de Agnetha! ¿Por quién lo cambiamos? ¡Por Madonna!

El resto de canciones son grandes hits de la música disco y alguna no tan hit. Para nostálgicos, se ha eliminado "I've never been to me", la canción lenta con la que empezaba la película. Y se ha eliminado con el tiempo, porque en la banda sonora del musical original de 2006 sí que estaba. Es una pena porque es una canción totalmente transgresora: se dan consejos de vida y amor a una mujer, pero quien se los da es... una drag. Comprendo que en teatro pueda resultar un poco cortarrollos y entiendo su supresión. Ya podrían haber quitado la de Tina Turner que no viene a cuento.

Las canciones.... bueno, pues algunas las han dejado en inglés y otras las han traducido... a medias. Empiezan la parte lenta en castellano y el estribillo ya es en inglés. No chirría, muy bien el adaptador.



Y las interpretaciones.

Los figurantes, muy bien, nadie que desentonara, y vocalmente bien, aunque no sé si hay sonido de voces pregrabado en sus intervenciones, porque sonaban realmente apabullantes, como si hubiera muchos más.

Lo que me ha quedado clara es una cosas: Jóvenes actores o aspirantes a ello. Si quieres intervenir en alguna función tienes que estar físicamente cañón. Todos, todos, tenían unos físicos impresionantes.

Muy graciosa la Cynthia, muy sosa la Marion y un Bob correcto, con quizás poca profundidad pero bien interpretado por parte de David Venancio Muro. Es cosa del papel, no del actor.

Y el trío protagonista:




Christian Escuredo es Felicia. Bastante gracioso, un punto menos descarado de lo esperable.




Jaime Zatarain es Mitzi. Muy bien de voz y buena interpretación, algo nerviosa para el personaje.

Con estos dos he tenido un problemilla: muchas veces no se les entiende cuando hablan. ¿Problema de vocalización, de proyección, de control de sonido? En toda la obra hay música detrás de los diálogos hablados. Tienen que corregirlo.

En el papel de Bernadette se alternan dos actores:



El primero que fue anunciado es José Luis Mosquera, conocido de toda la vida del mundo del cabaret gay. Imagino que hará una Bernadette sobria, digna y muy señora. Pero a él no lo vi, porque me tocó a...



Mariano Peña. 
Sí, el Mauricio Colmenero de la serie Aída.
Y mayor reclamo comercial para la obra en España, claro.

Veamos. El papel es un bombón para cualquier actor, porque puede dar rienda suelta a excesos y además no pasa nada si no canta muy bien porque hace de drag vieja.

El peligro estaba en que sacara todos los tics de su personaje televisivo. Al principio de la obra está muy contenido, pero luego sí, saca muchos. Pero también es su voz, claro.

A su favor: tiene tablas, consigue meterte en un personaje y además se mueve decentemente en las canciones. Además, consigue crear un nuevo personaje totalmente distinto del de la película (recordamos a un Terence Stamp ultrasobrio y contenidísimo, que lo pasaba fatal y nos lo hacía pasar fatal en los números musicales, pero con una retranca tremenda). En su contra: esos tics agudos de voz, el que se note que no se sabe muchas canciones cuando canta en grupo y... hay que pulir esa voz cantando.

Pero vamos, hace creíble el personaje y ejerce de estrella.



Globalmente nos gustó bastante. Es un espectáculo muy digno y se puede convertir en el bombazo de la temporada. Está además alejadísimo del concepto encorsetado de los musicales de la Gran Vía.

Fuimos a un preestreno, con lo cual tenían aún que pulir cosas. Durante la función hubo algunos fallos de luces que no se encendían y uno gordo con el autobús que obligó a repetir un número.

Es decir, tuvimos un bis. Como dice mi suegra, el bis, el sitio ése donde voy con mis amigas a merendar tortitas.

 

Y ahora toca hablar de los aspectos negativos.

La obra tiene un gran fallo, y es que la primera parte es genial, te deja con un subidón de la leche... y la segunda se cae estrepitosamente, es muy floja. Los números musicales están como pegotes y deja la sensación de que han alargado la función en exceso.

Esto no es culpa de la producción madrileña, sino de la concepción de la obra en sí, pero se nota. Mucho. E influye el que en el primer acto casi todas las canciones son temazos pero en el segundo hay varias que no conoce ni dios, y empezar con una country de John Denver y seguir con el "A fine romance", de Jerome Kern es un despropósito.

El número final tendría que ser una apoteosis... y se queda en... mira qué trajes más espectaculares sacamos.

Además tiene la escena más bluff de la obra: la subida al monte nosequé, con el escenario completamente vacío. ¡Pero coño! Una de las escenas más emblemáticas se queda en una sosada. Pongan un peñasco en el centro, una rampa, ¡algo!  Por no hablar de la Traviata, que se hace larga y tendría que verse de lado o moverse el bus. Error de concepto, ya digo, de la obra.

Pero bueno, una obra simpática y con un amplio abanico de precios. Arriba del todo se ve perfectamente si estás en fila 1, y a un precio asequible. Abajo, se nota, hay mucha más fiesta y se puede disfrutar más.

Es decir, recomendable.

Y muy apropiada para llevar a amigos que vengan de fuera.

Hala.




Y además, ni que decir tiene que el Grindr lo peta dentro del teatro.
Pude saludar a diestro y siniestro y ocurrió una anécdota curiosa:

Se nos sentaron a un lado una pareja de chico y chica, él con pinta y ademanes muy muy machirulos. Tx comentó con el tío que el prota era el de Aída y cruzaron algunas palabras. Un tío con su churri.

Pues nada, a la que volvimos del descanso lo vemos jugando con el móvil y la foto de un tío en traje de baño a pantalla completa.

¡Si es que ya no se puede fiar uno de las apariencias de nadie!

Priscilla, reina del desierto, el musical.

Que vayas.




Todas las imágenes son de la página web del musical:
http://www.priscillaelmusical.es/

¡Más grande, más dura!

http://pixs.ru/showimage/fondojpg_1066530_13979912.jpg
 
Qué barbaridad, lo preanuncio el miércoles y no la han dejado ni botar.

Hoy nueva entrada "SUBIDA DE EGO" total.

Señoras, señores, señoras, la segunda edición de mi libro Quién es Quién (Guía ilustrada del ambiente para gays desubicados, con dibujos de Daniel Mainé) entrará en breve en imprenta.

Eso quiere decir que algo habrá vendido, digo yo.
Pues sí, se ha vendido casi toda la primera edición.

Desde aquí quiero agradecer a todo el mundo su apoyo.
Y sus comentarios, que los ha habido tanto positivos como negativos.

Por el lado positivo no puedo hacer más que dar las gracias a mis amigos, conocidos, lectores del blog... Y sobre todo aquellos que se acercaron a conocerme en el par de ocasiones que he estado en contacto con el público.

http://38.media.tumblr.com/2e4e0df8734db8c666aa8bcb8c011fcf/tumblr_nb8sadkXXf1t8mvuoo1_500.jpg

En la parte de críticas constructivas agradezco de verdad a quien me dijo que le parecía muy repetitivo, cansino, muy frívolo, muy poco profundo o que no era lo que se esperaba después de leer este blog. También hubo comentarios sobre la tipografía, el formato o la portada.

Yo lo hice lo mejor que pude, no es lo mismo escribir una ocurrencia inmediata y efímera en un blog que plasmarla en un papel y sí, reconozco mis limitaciones.


Por otro lado están los que directamente lo descalificaron tachándolo de "bobo" (así, sin más explicaciones), a quien le pareció insultante o una crítica que iba a degüello desde la primera línea (y que parecía algo personal de la inquina que le ponía su autor) por parte de alguien que ni sabía distinguir entre título y subtítulo de un libro.

También hubo quien me soltó: "Eso lo puedo escribir yo".
Mi respuesta: "Pues escríbelo, bonita... y que te lo publiquen".

Uno de los detalles más graciosos fue el de uno que me entró vía chat para decirme que era un libro de locas escrito por una loca y que tanto a él como a sus amigos les parecía muy ofensivo. Le repliqué educadamente que se trataba de diferentes sentidos del humor. Se enfureció diciendo que si era tan soberbio que no aceptaba una crítica. Yo le dije que le había respondido de una manera educada y correcta. ¿Su contestación? Que yo le parecía muy guapo y que quería quedar conmigo para hablar en persona. Esto...

A todos ellos les invito a que se relajen y practiquen el Raffaelling.

Y ahora llega la novedad.
Señoras, señores, señoras... la segunda edición de Quién es Quién es una auténtica FANGORIADA.

http://33.media.tumblr.com/a1f26ecc1a4d90e71cc6b6f4450a5614/tumblr_nb2f0v3OXT1t8mvuoo1_500.jpg
 
Porque no se trata de una reedición sino... de una nueva edición.

¡Con más páginas!
¡Con nuevos textos!
¡Con nuevos dibujos!
¡Con nueva portada!
¡A tamaño más grande!
¡Con nueva tipografía! (por las de la presbicia) 
¡Con tapa dura! 

Qué morro, me dirás.
Ah, es cosa del editor, te responderé yo.
Daniel Mainé ha retocado sus dibujos y ha hecho unos nuevos que son una maravilla. Me emocioné al verlos todos juntitos. Es un artista.

Es una Edición De Luxe, como hace Vaquerizo con los discos de Fangoria.


Muy pronto, más info.


Próximamente...

Popotitos es un primor
 
Qué perezónnnnnn.

Tengo tres entradas de blog a medio escribir y lo mismo se quedan ahí, en borrador, porque las releo y me resultan aburridas aburridas. A ver si las reestructuro un poco.

Una va de "ego", y es que, señores, dentro de nada anunciaré una auténtica Fangoriada que tengo entre manos. Más gorda, más grande y más dura. Sí señores. Y hasta aquí puedo leer.

video


Y la otra de las salidas de este finde pero... espera... ahora que lo pienso... el viernes fui a la ópera, el sábado como mucho llegamos al Hipercor de Alcalá de Henares a comprarnos unos leggings y... poco más, ¿no? Claro, así de coñazo salió la entrada.

Ah, y me han invitado a hacer la presentación en Madrid de un libro... y esta vez en FNAC Callao. Qué nervios. Jo, ¡lo tengo que leer! También más info en breve.

video


Pero para que nadie me diga que tengo abandonado el blog, mi pobrecito blog, vayamos con la reflexión del día: el gobierno aparca la reforma de la ley del aborto, Ruiz Gallardón se retira de la política y los de HazteOdiar organizan manifestaciones de repulsa (por lo de la retirada, no por lo de Gallardón). Fascinante, ¿no? 

Ah, no, que en este blog estamos más preocupados por el referendum de Cataluña

video

Por si crees que todos estos temas son frívolos, superficiales y poco profundos, que sepas que Italia es como Mercadona, ya nada lleva gluten y los celíacos pueden tomar hostias tranquilamente:



Aunque si lo tuyo es que te den de hostias...

video

¿Sabías que ya ha salido Canción de Juventud en Blu-Ray????
Yo tampoco. Pero para eso están mis amigos que me mandan estas imágenes por Whatsapp:


A ver si alguien me saca por ahí de paseo este findeeeeeeeeeeeee, joer.


Raffaelling

http://toylandmagazine.blogspot.com.es/2010/04/explota-explota-me-explo.html
 
Recientes estudios documentados han sacado a la luz una nueva y peligrosa forma de deporte de máximo riesgo entre los gays: el Raffaelling.

El Raffaelling se practica al borde de un acantilado, en la barandilla de un hotel de Mallorca, en el extremo de un trampolín o en el límite de cualquier precipicio.


El participante debe ponerse de espaldas a dicho precipicio, con los pies pegaditos al borde.

En ese momento, se le hace escuchar a volumen brutal la canción de Raffaella Carrà "En el amor todo es empezar":


Llegado al minuto 0:52 suena el estribillo "explota explota mexpló" y el mariquita sentirá unas ganas irrefrenables de pegar el característico cabezazo hacia atrás, provocando una pérdida de equilibrio y el consiguiente despeñamiento.



Si no lo consigue a la primera, tranquilo, tiene por lo menos una docena más de oportunidades para conseguirlo en la misma canción. Y si al final sigue en pie por lo menos se habrá provocado una lesión de cervicales.

Se tiene noticia de grupos homófobos organizados que están provocando aparentes suicidios espontáneos mediante este método, colocando altavoces estratégicamente situados en bordes de paseos marítimos, pasos elevados de autopistas y otros entornos, aprovechando especialmente los momentos en los que los mariquitas están sacándose fotos para poner en el perfil del Grindr. ¡Criminales!


Para tranquilidad de muchos, esta práctica no conlleva riesgo alguno si el participante es menor de 40 años y/o no es una petarda consumada.

(ante las múltiples quejas recibidas, rebajo la edad del Raffaelling a 40 años). Si eres menor y lo practicas, nena, eres LO PEOR.

Pronto Raffaella?



De fuchsia

 
Que no paro que no paro.

Finde completo, finde comansi.

Todo comenzó con una camiseta de color fucsia.

Sí, amiga, si te has pasado por la tienda del Real Madrid de la calle Gran Vía (porque tú lo de fútbol veo que no) habrás podido comprobar que esta temporada tienen a la venta una preciosa camiseta de color rosa fucsia escandaloso. Es la camiseta oficial de la segunda equipación del Real Madrid. 

Bueno, si te has pasado también por las playas de nuestra costa, multitud de inmigrantes subsaharianos (queda muy feo y poco correcto decir negros) las vendían también.


Y como Tx es muy del Real Madrid me dije: oye, pues voy a comprarle una. 

En la tienda oficial ni de coña, que cuestan como 70 euracos y 20 más si quieres que vaya con el nombre del jugador detrás. Así que le pedí a mis múltiples sobrinas que intentaran hacerse con una en la playa. Les pedían 25 por una falsificación. Le dije que 15 como mucho, pero en cuanto se lo decían a los ambulantes, pasaban de ellas. Más que nada porque se las vendían como churros a los guiris.

¿Qué hacer? ¿Perder la oportunidad de ver a mi TX vestido de rosa?
Pues no, me metí en Aliexpress y conseguí una oferta con la que por 11,50 € tenía una auténtica falisificación china de la camiseta. Y la pedí.

Y tres largas semanas después (esto es, el viernes pasado)... me llegó.


Oye oye, qué nivelazo, si parece de verdad.
El caso es que estaba yo un poco mosca con el tamaño.
Por muy XL que fuera y por mucho que TX ha bajado tonelaje en los dos últimos años... no la veía yo muy para él.

En efecto. Se la puso y parecía un lomo embuchado.

Nada. Que te la tienes que poner tú, me dice.

¿Yooooo? ¡Pero si yo soy del Atlético de Madrid!
Tú no eres de nada, me replicó.

Y bueno tiene razón, soy del aleti por tradición familiar, pero me la trae floja. Y soy capaz de ponerme una camiseta del madrí (cosa que el tx sería incapaz si fuera en sentido inverso). Y además era tannnn fucsia.

Y mira, mira cómo me quedaba:




El caso es que el sábado asistí así vestido (con mallas, claro) a un evento zumbero que organizaba mi gimnasio #yonodigogym en un las fiestas de un barrio de Madrid. E incluso salí al escenario en una de las canciones.

video



Durante todo el resto del finde he tenido que aguantar burlas, risas y comentarios pseudoirónicos de familiares, amigos y tx al respecto. Pero mira, yo ya estoy un poco hasta los cojones de tener que estar justificándome. El que se lo pasó de puta madre fui yo, el que ha perdido las chichas también y mira, a quien no le guste...


Aquí tenemos la setlist.



Como puedes comprobar, sólo música de calidad.
Y oye, se puede decir que hubo público, sí.


Por la tarde, cumple de una compa sumbera (qué quieres que le haga, si a ella la veo dos o tres veces por semana, mientras que a mis amigos detodalavida una y si llega) y luego sin tregua alguna otro cumple de amigo gay en el otro extremo de Madrid.

http://38.media.tumblr.com/32ed8bea8fe22e4b3912ae91b42d7378/tumblr_nb6bblVbjM1td0wvdo1_500.jpg

El lugar, fantástico. La comida mejorable y la atención del personal ligeramente desagradable. Se dispusieron dos mesas grandes y, automáticamente, nos distribuimos en dos grupos que no se mezclaron en toda la velada.

El momento más gracioso fue la llegada tardía de uno "nuevo" y así bastante buenorro. En cuanto apareció, se organizó una especie de desfile de modelos delante suyo de tíos "dejándose ver". Y ya cuando se levantó un poco el polo para rascarse/acariciarse sus definidos abdominales y dejó entrever su cuidadosamente recortado vello, se oyeron bufidos por todo el entorno. Pero tranquis, que sólo le interesaba hablar de CrossFit.


Respecto a la música, nos pusieron playlist y media de boda de extrarradio, pero es que viendo al DJ, se entendía:

 
Al finiquito del evento Tx quería tirar para casa. Pero hete aquí que había venido Tracy Fartons desde otra región española aprovechando una oferta de Viajes Carrefour para visitar Parque Europa en Torrejón de Ardoz. Y claro, con la de tiempo que hacía que no salíamos los dos de pendoneo por ahí. A las dos de la mañana fuimos directamente a Chuequilandia.


E, increíble, aparcamos a la primera en la calle Hortaleza. Chúpate esa.

Nada más llegar nos dieron unos flyers (is de mos tu flayer) para una nueva sesión maridiscotequera en la sala Yas'ta de la calle Valverde: Revolution.

Cuado vimos la cola que había, y más que nada el aspecto y edad de los que hacían cola, nos dimos la vuelta. Esto no es para nosotras, baby.
 


Así que nos gastamos los cuartos en otra conocida discoteca más acorde a nuestro aspecto y condición.

Allí me enteré de que en el derby madrileño el aleti había ganado por 1-2 al madrí. Mira que una amiga facebookensis me lo había dicho, que cada vez que uno del aleti se pone una camiseta del madrí muere un gatito, y si es la fucsia muere un registrador de la propiedad. Pues yo le contesté: cada vez que uno del aleti se pone una camiseta del madrí... el madrí pierde. Y me dijo que se iba a comprar una, la tía.


El domingo... bueno, sí, me corrí dos veces.


Elevation


Nueva canción de Erasure.
Bueno, la misma canción de siempre.



Y vídeo de anuncio de coche utilitario para chicas.
Malo.

Pero soy fan, qué se le va a hacer.


Tú, lo que tienes que hacer


No me he enterado muy bien del origen del asunto, pero creo que ha sido porque una Miss España ha colgado una foto suya en actitud cariñosa con su novia en Instagram. ¿Cómoooo? ¿Pero todavía existe el certamen de Miss España? ¿No había quebradoooo?

A la sazón, cierta locutora y/o periodista televisiva, de cuya existencia yo no tenía ni idea hasta la semana pasada, se marca un Jodie Foster. Pero no un Jodie Foster de ahora, sino de hace unos añitos. Es decir, suelta un torpe discursito ambiguo de supuesta salida del armario en el que deja entrever que ella puede o no ser lesbiana y soltando las típicas frases rancias de que hay que respetar la privacidad sexual de cada uno.

Craso error, reina.

Primero, porque no venía a cuento.
Segundo, porque las medias tintas en los tiempos que corren suenan ridículas.
Tercero, porque la apología del armario nos retrotrae a tiempos pasados y a un retroceso de un par de décadas y media en logros sociales.

Y cuarto, bonita, por la que te va a caer encima.

Porque no se han hecho esperar las reacciones. Y con razón. Vamos, que el activismo bollomariconeril patrio la ha puesto hoja perejil.

Y ahí es donde me he enterado yo, porque mi muro de Facebook se ha inundado de enlaces a estas reacciones. No es que lo haya buscado, es que directamente me han caído como una tromba sin ser nada de eso yo.

Todas estos comentarios -airados, indignados, vehementes- están cargados de argumentos, pero después de leer un ataque, y otro, y otro y otro a la chica me ha quedado, aparte de perezón, un poso de cabreo.

Porque todos han basado su ofensiva en una frase: "Lo que tienes que hacer".
Que en este caso sería "lo que no tienes que decir".
Y ahí ya sí me empieza a fastidiar a mí.
Porque lo que ha dicho la señora ésta me parece una memez, pero lo que he leído en contra suya es puro talibanismo.

Señora, usted tiene que salir del armario así como digo yo, o si no no salga.
Y no salga a medias, o sale o no sale.
Y no hable con eufemismos y sofismas, sea clarita.

Y todo no como comentario, sino como "exigencia".

Y ahí, cuando alguien exige a otro cómo tiene que comportarse o lo que tiene que decir, es cuando me cabreo.

Porque me parece una actitud superfacha.

Aunque luego esté justificada con ejemplos y razones.

Porque coacciona la libertad.

Me recuerda a los discursos de los primeros noventa acerca del outing. O a las asociaciones ultraconservadoras yankies cuando amenazaban a los anunciantes de una serie de tv con iniciar campañas de boicot de sus productos si aparecía algún mariquita en escena. O a las peticiones transformadas en "exigencias" de plataformas tipo change.org.

Para mí no.
Lo que haya dicho esta mujer me puede parecer una gilipollez. Lo que me parece más criticable de su discurso es la utilización de la palabra lobby para referirse al activismo. Nena, aquí yo soy el primero que me burlo de las siglas LGTBiRQTR2A, pero sin la lucha de los colectivos gays de este país estaríamos aún bajo la Inquisición. Así que menos lobbies y más saber de qué se habla. Pero ni aún así voy a ser yo quien le diga le exija lo que tiene que hacer.

"Tenemos lo que nos merecemos" me han replicado, clásico comentario tremendista y victimista tan escuchado (especialmente tras resultados electorales no esperables) que esconde el "eres un ignorante / frívolo / inconsciente porque no piensas igual que yo".

Cáiganme chuzos de punta por lo dicho, insúlteseme, humílleseme, pero no me obligue nadie a decir lo que no quiera. Es mi opinión.



¡¡Ella!! Escalofriante realidad


 Ya sé que mis entradas sobre cine trash no son muy celebradas, pero es que, chica, lo que ha pasado este finde no se puede contar por el blog, que luego hay quien se molesta, y no pretenderás que te relate de nuevo uno de mis célebres ataques de gota, ¿no?

Así que hoy toca hablar de ese cine que yo no llamaría friki porque no tiene que ver con los clásicos movimientos freaks: que si galaxias, trekkies, superhéroes, mangas, totoros... pero sin embargo lo es, o al menos el motivo del visionado de la película lo es.


Porque, amiga, ¿no es freak querer ver una peli sólo porque se titule ¡Ella! Escalofriante realidad y porque esté protagonizada por un ex-ángel de Charlie teñida de rubio? Pues sí, y mucho.

Todo vendría por algún comentario vía Facebook de mi querido exblogger Coxis Actually (sí, uno de esos que dejó el blog en cuanto comprobó que había formas más inmediatas y rápidas de dar rienda suelta a sus psiconeuras y sus peleas a cachetadas entre divas mejicanas de telenovela). Él, que es parte de la memoria histórica del trash de este planeta, mencionó el título y enseguida salté yo diciendo que NECESITABA ver esa película, que era vital para el desarrollo de mi identidad cultural.

Y cuál va a ser mi sorpresa cuando llego ayer a casa y me encuentro en el buzón un sobre ¡con un DVD!


Señoras, señores, señoras, estamos en 2014. ¡un DVD! ¿Tú sabes lo que es eso? Que hay que grabarlo en el soporte, meter el disco en un sobre, escribir la dirección, franquearlo y echarlo a un buzón. ¡Pero si hoy cuelgas archivos en http://mega.co.nz, le pasas el enlace a tu amiguito y santaspascuas! Qué antigua es.

En fin.
El caso es que yo, tan contento con mi disco, le digo a Tx: Atención, esta noche vamos a ver una película mala.
Y, como últimamente sólo le pongo pelis malas, no se inmuta.
Pero mala, mala, insisto.
Y ya me mira con cara de perejila (lo del póker en casa no se lleva mucho) y se apoltrona en el sofá después de la cena.


Y empezó el flin:

Empecemos por el título: ¡Ella! Escalofriante realidad.
Uno de esos alardes ochenteros de los distribuidores cinematográficos.
Porque el original es "Déja vu" (Ya visto).

¿Qué pretende el título? Meternos miedo, claro.
Primer error, porque la película es una historia de suspense, y de terror tiene poco.
Pero imagino que habría que alimentar el morbo del público, deseoso de películas de misterio paranormal.

¿Y cuál es el reclamo principal de la película?
Pues ELLA misma, la escalofriante, el ángel de Charlie que más carreras se pegó, la que mejor sabía sufrir, la única que aguantó todas las temporadas de la serie, la única que salió en la película que se hizo dos décadas después, la que se peleaba posteriormente con Jane Seymour por ser la reina de las miniseries de tv, la guapísima, la única, la incomparable y además teñida de rubio... JACLYN SMITH. (Ovación)


Y ahora vamos con el argumento de la película: Maggie y Greg salen del cine de ver una película sobre una bailarina que se parece muchísimo físicamente a ella. Cogen un libro (no había internet) y descubren que la bailarina murió en un incendio en extrañas circunstancias 50 años atrás. A Greg le entra el gusanillo sobre el personaje de la bailarina y piensa escribir un guión cinematográfico sobre ella, pero necesita saber más. Para ello contacta con una señora rusa amiga de la bailarina que a la vez es médium y consigue poner en contacto presente con pasado, para esclarecer qué pasó en realidad.

Vamos a ver, el guión es una bazofia absoluta, el suspense es nulo y los sustos ocurren todos fuera de plano y se limitan a que el gato doméstico ataque a la dueña, un libro sufra combustión espontánea o se rompa de golpe el cristal de una fotografía. 
Y luego tenemos a los mismos actores que hacen papeles dobles, en los años 30 y en los 80. A él lo apañan con ponerle gomina en el pelo y a ella, que va de rubia y pelo corto, para las tomas vintage la dejan con un cardado ochentero que da risa.

Por no hablar del misterio en sí, que es de coña, de redacción de niño de 8º de EGB. Torpe con ganas. Además, mal narrado, porque me tuve que ver dos veces la escena culminante para enterarme de qué había pasado. A todo esto Tx se subió a dormir antes de que terminara la peli, que ya estaba aburrido de mirar el móvil.



¿Qué tiene de bueno?
Que sale Jaclyn Smith, que es como si no saliera porque tampoco es que sea muy destacable su interpretación.
Que sale Claire Bloom en un papel estereotipado y obvio.
Que sale Shelley Winters vestida de matrioska haciendo de señora rusa misteriosa, como demuestra el acento de la señora que le hacía el doblaje.
Y que Nigel Terry salva la película de la quema creyéndose el papel que hace, que ya le vale al pobre hombre.
Además, mola el rollo macho man barbudo retro que lleva, ¡y enseña el culo durante un picosegundo!
Y te ríes con la música.


En fin, que es una película mala con ganas, una de mis "no recomendaciones" sólo para fans de lo peor, que pasó sin pena ni gloria por las carteleras mundiales.

Atención a la crítica en el ABC que salió el día 21/09/85. Es el ejemplo de crítica spoiler, en la que destripan absolutamente toda la película. Si ya el misterio es endeble, encima te lo chafa el memo del crítico: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1985/09/21/077.html

Lo más sorprendente es entrar en foros de "cine de culto", tipo Abandomoviez y que te encuentres con frases de los usuarios tales como...
- buen film de suspense "y" investigación...
- nunca decae... buen ritmo...
- bastante buena con una magnífica interpretación...
- recomendable...
¿Pero esa gente qué película ha vistoooo?
En fin, que le agradezco mucho a mi amigo Coxis que me haya enviado esta maravillosa película y en contrapartida yo le pasé el enlace al gran film de culto Poniponchi (clic).
Y para que tú no te sientas en la necesidad de pedirle a Cox una copia del dvd... aquí tienes la peli ENTERA en Youtube.

¡HALA!

Blog Widget by LinkWithin