La fiesta de las bolas 2016 (ii)



Después de todo lo que armamos con mi vestuario para la fiesta de las bolas, tocaba preparar la casa para el evento.

Recordemos cómo fue en años anteriores:

2009 - 2010 - 2011 - 2012 - 2013 - 2014 - 2015

Y sí, este año nos hemos pasado.

1. Luces en el colgajo de bienvenida del pomo de la puerta.


2. Alfombra roja para que los invitados entren y yo anuncie su nombre en alto. Para algo tenemos un pasillo larguísimo en la entrada, ¿no? Se compra en Leroy Merlin moqueta ferial al corte, a 3 euros y pico el metro cuadrado. Y luego la cortamos en tres tiras y hala, ya está. Oye, pues ha venido muy bien para que la casa se ensucie menos y además, daba un toque de prestancia. Alumbrando, unas lamparillas falsas led.


3. Luces led en la estantería de libros y discos y en la lámpara de la mesa.



4. Mantel de papel dorado con camino de mesa de estrellas plateadas que ninguno de los dos sabemos de dónde ha salido pero lleva años en casa.


5. La chimenea falsa de siempre en la Besta de Ikea, con su ciervo (peluchicidio), sus velitas led y su hogar de iPad.


6. El belén laico de todos los años. No ha sufrido ninguna modificación este año salvo que hemos cambiado el ylenístico espumillón por una preysleriana cinta de Primark.

video

7. La iluminación especial navideña la hemos logrado con un proyector láser comprado en Aliexpress por 12 € al que le hemos puesto un objetivo gran angular de la cámara de vídeo para que amplíe. Y oye, quedó muy bien.



8. En el baño, special decorations, comme d'habitude.



9. ¡Supernovedad! Hemos habilitado un perchero tipo burro usando el trípode de la cámara, el caballete y una de las pértigas de pintar, para evitar que la cama se convirtiera en una montaña de abrigos. ¡Funcionó!


y 10. La gran novedad de este año (junto a la alfombra): LAS CORTINAS.

Porque Tx quería poner unos cortinajes y los pusimos.
Y mira que, siendo lo que nos parecía más difícil de hacer, al final resultó lo más complicado de planificar, pero luego lo ejecutamos y colocamos en una tarde.

Hagamos memoria: vivimos en una casa/no-casa que tiene un ventanal de seis metros de altura. Oooh, sí, espectacular, pero chica, da al norte y en invierno entra un frío dequetecagas. Para cualquier cosa que queramos hacer en serio necesitamos un andamio, porque no hay quien se suba. Y ya conseguimos colocar unos estores blancos que llevan sus rieles de sujección.




La idea era: hacer unas cortinas (rojas, por supuesto) de papel tipo telón, y dejarlas colgadas de los rieles de los estores. Sencillo, ¿eh?

Veamos cómo se hizo.
Lo primero nos agenciamos un rollo de 25 metros de papel trenzado de mantel desechable de restaurante, que es lo suficientemente ligero como para colgarlo y tiene la consistencia y apariencia de tela. Makro mon amour. 


Lo cortamos en cuatro piezas de 6,25 metros. Y en uno de los extremos lo pegamos con cola de contacto a media cartulina roja haciendo la forma en doble Z de los pliegues. La cartulina va pegada sobre sí misma dejando un hueco por el que meter la barra de la cortina. Todo eso cuatro veces.



Compramos dos palos de fregona y metimos en ellos los cortinajes confeccionados en el párrafo anterior (dos en cada) por la parte de la cartulina.

El problema ahora está en sujetar esos palos a los rieles de los estores. 
La solución: las perchas de puerta de Primark, que tienen forma de S con los ángulos rectos.
En casa teníamos 3. Fuimos a comprar más pero ah, ya no las venden iguales, ahora tienen otra forma y son de colores. Rayos, había que apañarse.


Con la ayuda de una pértiga extensible que tenemos para pintar, sujetamos los colgadores con cintas de papel celo y conseguimos colocarlos en el riel de la cortina. Oh, milagro, encajaron perfectamente... tres de ellos. El cuarto hubo que apañarlo de otra manera, pero tampoco fue muy complicado porque tenía un hueco por el que cabía el riel.

Bien, sujecciones colocadas pero... ¿y las cortinas?
Pues ahí nos tienes a Tx y a mí sujetándolas con alambres a los extremos de dos pértigas y llevándolas a la par hasta colcarlas en las perchas de puerta. Todo desde la cubierta fiesta (o sea, nuestro dormitorio), a unos 3 metros del ventanal en sí. Y fue.... ¡sencillo!



Finalmente le dije a Tx que los palos de fregona se veían mucho. Ni corto ni perezoso hizo unos churritos con la cinta de regalo preysleriana de Primark, los llevó hasta los extremos de las barras y los introdujo grácilmente.



Como colofón, en nuestro maravilloso HiperAsia del polígono encontramos unos cordones de cortina supergordos, dorados y con unas borlas del tamaño de un puño. Se les hace un nudo, se sujetan en el sitio adecuado y....


Resultado final: TENEMOS UNOS CORTINONES FALSOS DE SEIS METROS DE ALTURA DEQUETECAGAS.



Una de mis múltiples sobrinas dijo: ¿Y habéis hecho todo esto sólo para la fiesta, para un día?

Por supuesto que no, eso se queda ahí hasta el 10 de enero que quitemos la decoración. Vamos anda.

Pues te voy a decir una cosa, serán todo lo pegote y lo falsos que sean, pero ya dos personas en la fiesta de las bolas mostraron su interés en el proceso y el tipo de material para poner unos similares.
No hombre noooooo.

La fiesta de las bolas 2016 (i)


Como todo el mundo sabe, el acontecimiento del año en casa de los Tx-Móchez es la fiesta de puesta del árbol de navidad, con su inauguración de luces, brillerío y demás.

Esta fiesta se hizo por primera vez en 2009 y la intención inicial era reunir a nuestras respectivas familias y amigos y que se conocieran e interaccionaran. El resultado fue que cada sector hizo su propio grupito y de interacción nada. En nuestro afán de que la cosa fuera participativa, cada invitado tenía que traer una bola o adorno navideño para colgar en el árbol.



Y así van pasando los años y ya vamos por la 8ª edición del evento, que se dice pronto. Los asistentes han ido cambiando. Los sobris que venían ya no son niños sino adolescentes, ha aparecido el temido grupo de zumberos del gimnasio yonodigogym que se hacen con el control de la música a golpe de salsas y bachatas, nuestra maripandi no quiere venir porque son christmas/family/hetero haters, viene algún conocido 2.0... El caso es que en 2016 los asistentes han llegado a 32. Buena cifra.

El reto es hacer que cada año haya algo original y novedoso. El año pasado a Tx se le ocurrió una fiesta "años 20" y este año la temática ha sido "Casas Reales". Valía todo, se podía venir desde de princesa Disney a Beatriz de Holanda pasando por Princesa Leia, Cersei Lannister o Estefanía de Mónaco. Ah, ellos.... pues hombre, con una medallita y una bandita, arreglados.



A mí no me gusta hacer fiestas customizadas porque sé que hay quien pasa de venir por miedo al ridículo, pero mira, al final quien quiere se pone hecho un pincel (o un cristo) y quien no, viene "de paisano", así que hala, tos palante.

Y claro, casas reales. El año pasado Tx me echó la bronca porque a su fiesta años 20 fui simplemente con un chaleco de lentejuelas doradas, este año tenía que esmerarme. Y me puse a buscar trajes de rey o príncipe en distintas webs.



¡Ja! ¿Tú sabes lo que vale un disfraz medio decente? Vamos, que convertirse en superpríncipe tenía sus complicaciones económicas. Casi me dieron ganas de bajarme la app Chicfy a ver si alguien me hacía una rebajita claro guapi por hacerle twerking online.


Finalmente encontré algo MUY barato por ebay, en concreto un disfraz de "príncipe encantador".
Básicamente, éste:

Y cuando llegó era tal como nos temíamos: un pingajo. Sólo la casaca, claro, un retal rojo que se cierra con velcro y dos bandas supercutres: la azul y la del cinturón. 
Eso había que adornarlo "un poquito".
Y gracias a la fantástica colaboración de Mercería Rosita (Cieza, Murcia) y del HiperAsia de la esquina... el traje digievolucionó:

1. Le cosí botones dorados a la casaca. Como era un parto y no servían para nada porque no había ojales, los últimos (mangas y hombreras) los pusimos pegados con una pistola termoselladora de silicona.


2. Tx le hizo un apaño detrás con fieltro amarillo (y más botones).


3. Le pusimos hombreras de espuma de embalaje. El que lo vendan "talla única" hace que, a pesar de estar yo como una foca, los hombros me cayeran casi a medio brazo. Además, así lucía "más machote".


4. A las hombreras iniciales les pusimos cartulina por debajo para que estuvieran más rectas.

5. Me trajeron una banda más ancha, que la que venía era una birria. En el extremo, un lazo pegado ¡sí! con silicona y sujeto con un pin de estrella. 


6. Me cosieron un lazo blanco a una tira azul clarito, y a ello le pegamos con silicona la insignia del regimiento en el que Tx hizo la mili.

 
7. Por 1,22 € me pillé en AliExpress una insignia tipo cruz la mar de mona.

8. Al cinturón le añadimos dos borlas de cortina.


9. Finalmente recortando fieltro amarillo y con la ayuda de bolis y rotuladores, hicimos la última insignia. 


10. Todos los accesorios fueron fijados con la pistola termoselladora de silicona y velcro autoadhesivo.

Y ya para terminar el outfit compré lazo rojo y con esa cinta de pegar los bajos que se fija con el calor de la plancha sellamos a unos pantalones negros que tenía una banda lateral.



¿Eh? ¿Qué tal? 
¿Daba el pego o no?
¡Aparta, Catalina!


POR CIERTO, HOY ES 1 DE DICIEMBRE
DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL SIDA

Dancing in the rain



Imagínate la situación:

Madrugada del sábado al domingo. 3 AM. Una chica divinísima de la muerte, con un vestidazo largo rojo de impresión y una tiara de brillantes, aterida de frío bajo la inclemente lluvia madrileña, con el maquillaje corrido, los pelos pegados a la cara, el vestido empapado, los zapatos encharcados, los pies amoratados y el chal hecho un guiñapo esperando en la calle a que la dejen entrar en el hotel porque su compañero de habitación estaba finiquitando algunos asuntos carnales con otra persona que conoció esa misma noche. 

Esas cosas sólo pasan en las fiestas de los Tx-Móchez.
¿O no ocurrió "exactamente" así?



El Candidato. Teatro en Madrid


Aaaaatención.
Todos los sábados de diciembre...

EL CANDIDATO

obra de teatro de Miguel Ribagorda
en la sala Bululú120 (Calle Canarias, 16, Madrid)


Toda la info en https://entradium.com/entradas/el-candidato-bululu2120

¿Qué tal eso de participar en un reality para ser santo?

 


El vídeo del Madrid World Pride 2017



El Ayuntamiento de Madrid lanzó la semana pasada el vídeo del Orgullo Mundial Madrid 2017:


Aparte de buenrollitista y protohipsteriano... ¿qué te parece?
¡Ahí te quiero ver!


Blog Widget by LinkWithin