Los amigos y los exes (ejecutables)


Hoy, intertextualidad light con una entrada de Pocoyó Skyzos de hace unas semanas sobre amigos y archivos ejecutables de windows (exes) (clic):

Dos situaciones que se me han dado este año y que me han parecido un poquito.... así de blog:

Concierto de Caili Minoug (la hermana de Dannii). Plaza de Dalí. Estoy charlando y un amigo me coge de los hombros, me da la vuelta y me dice: "Nomires nomires nomires que ahí está Chu".

Email de un amigo: "No sé si decírtelo, pero nos encontramos con Chu en la playa".


No sé, por muy jodida que fuera mi ruptura con el tal Chu después de casi cuatro años "denovios", si consideramos que ocurrió en el año 2000, que tengo una estabilidad sentimental desde hace seis años, que vive a 50 metros de mí en línea recta, que nos encontramos ocasionalmente en el Ahorramás del barrio y que las únicas tentaciones asesinas que tengo para con él son subir un día a su casa (tengo llave) y aflojarle los tornillos que sujetan los muebles altos de la cocina o rociar con ácido la manilla de la puerta de su coche, creo que tanta precaución de amigo es un poco excesiva, ¿no?

Que yo soy una persona muy equilibrada y me sé comportaaaar. Ahora, que me den un destornillador...

Ay cómo me miman y me quieren mis amigooooos.
Muacs.



Eso sí, cada vez que pienso en aflojar muebles de cocina me pongo... mmmffrrfghlll... ñam ñam ñam. Ya verás, ahora si un día se le caen encima me echarán a mí las culpas.


Habrá más historias de amigos y tal y pascual, seguro...

Blog Widget by LinkWithin