Buenrollito sunday

Hemos sobrevivido a la mediocridad de Shrek 3 (está muy bien hecha y te ríes con los chistes y gracietas, pero el guión y la peli en sí son un bodriete), a un cumpleaños de sobrinos (al enano le hicieron 3 regalos EXACTAMENTE IGUALES: menos mal que yo llegué el primero y se lo di antes que nadie, que lo devuelvan ellos. Ah, el papá que me pone tanto estaba en el fútbol y no fue) y a la reapertura del Sunrise después de que lo cerraran por incumplimiento de horarios (parecíamos un cole, qué barbaridad, y qué acierto el de mi amigo el dimoni al rebautizarlo como "el Rick's del siglo XXI").

Y el domingo amenazaba con ser otro de esos días tediosos en los que me zampo en casa y al final por la noche cuando ya estoy dando vueltas de desesperación como león enjaulado el tx decide que no me aguanta más y se larga a trabajar.

Noooooooo.

¿Qué os parece si vamos a ver ese
mercadillo londinense que ponen en el rastroooo? Bueno, pues vale. Como mi tx tenía compromisos familiares y no me podía llevar al centro (aparte de que hubiera sido un muchomorrismo por mi parte porque, entre otras cosas, no se quedó a dormir), cogí el metro. Hala, tres cuartos de hora de línea 5, la verde, la cutre.

Qué alegría de verano, de verdad. Qué profusión de camisetas a cada cual más bonita y original y qué pedazo de cuerpos que enfundaban. Yo creo que se me debió notar la cara de tonto que le puse a un heterito macarrilla con piercing dorado en la nariz (con el repelús que me da eso) y chancletas (aka zapatillas de dedo de toda la vida, a las que no veo la comodidad por ningún lado si no es para ir haciéndolas sonar en plan flip flop -aunque para mí lo de hacer flip-flop es... otra cosa). El de la foto no es él, es otro que , lo juro, cada 30 segundos se ponía tenso y sacaba bíceps. No han salido, pero es que tampoco quiero que me partan la cara por megamaricona, ¿sabessss?

Coordinación perfecta. Tres personas quedan en la salida del metro de La Latina en el mismo sitio y cada uno aparece por una boca. Genial, niños, nos tenemos que revisar la medicación.

Tling. Mensaje en el móvil con llamada perdida del tx. No contesto: castigado por no conectar el teléfono el día anterior hasta las 14 horas cuando nos habían invitado a comer a las 14:30. No vino, claro, porque se puso a trabajar.

De paseo por
El Rastro. Lo odio. No me parece que haya nada interesante que comprar, es un agobio de gente y encima hay que andar pendiente de la cartera. Pero mira que la calva nos llevó a un puesto fantástico. Deuvedeses vírgenes a 6,50 eypos la tarrina de 25. ¡COÑO! Si es a menos de la mitad de lo que había encontrado yo en el chino de la plaza de Matute.

Y, además, desde que he encontrado este grupo de Google se acabó el emule, los torrents y la madre que les parió. Necesitaba deuvedeses donde descargar el material educativo almacenado.

No encontramos el mercadillo londinense por ningún lado, y no había ni rastro (
qué juego de palabras más gilipollas) de todos los modernillos gafapasta que poblaban el metro. Sólo estaban los progres buenrollitos de costumbre. Preguntamos a un urbano y nos manda a la plaza de la Paja. Genial, otra vez para arriba, puri, y cargados de tarrinas de deuvedeses.

Mercadillo
LONDONIZER organizado por Beefeater.

Bochinche inmundo. Desde la plaza de los Carros no se podía acceder de la cantidad de gente que había. Damos la vuelta, entramos por Anglona y se nos cae el alma a los pies.

¿Y estos cuatro puestos con camisetas son lo más representativo de Camden Town? Pero por favor, si vendían la de
VODKA CONNECTING PEOPLE y cosas similares a 20 euros. Profética una pija: "Si esto lo hay en el mercadillo de Majadahonda". Y yo, imbécil de mí, con libras en el bolsillito de las que me sobraron del finde londinense.

Había también una carpa con cosas de Portobello (o eso pensábamos) y una calle lateral, pero era tal la cantidad de gente haciendo cola
AL SOL que pasamos y nos escabullimos.

Mención aparte para los puestos de comida. Al margen del olor a fritanga y el humazo barbacoa, era patético ver a la gente tirada en el suelo comiendo
CON LOS DEDOS unas fish & chips en una cajita de cartón. Sobre los chorizos bañados en chocolate preferimos no indagar.

Evacuación urgente hacia
LA PARRALA a tomar unas cañitas. Por favor, qué mariconismo hay en ese bar. Si es que somos como chinches: nos quejaremos, pero las maris tenemos una tendencia a apelotonarnos en los mismos sitios que flipas. Caras conocidas y todos expectantes para conocer a una "nueva incorporación". Muy majo. Como diría mi abuela, ha casao bien.

Aunque el chico se asustaría, la verdad, porque debemos de estar en una de esas "
Semanas de la Amistad" y se nos fue mucho la olla. Las semanas de la amistad se caracterizan porque de golpe a todos nos sale la bicha que llevamos dentro y nos ponemos a parir entre nosotros... a la cara. Muy salvaje, pero como dice la calva... con buen rollito.

Pero es que hay cosas que no se pueden hacer, cojostio. Si llegas al Sunrise y sueltas a todo el mundo que va a venir "la operada" es imposible no quitarle los ojos de la cara al buen hombre hasta que detectas lo de los pómulos, los labios... coño, si nos faltó mirarle detrás de las orejas para ver si tenía cicatrices. Eso no se hace.

Estábamos revolucionados. El verano y las camisetas, te lo digo yo. Pobre imagen se llevaría el nuevo de nosotros. O no tan pobre, que nos invitó a café después en su casa. ¿O nos autoinvitamos? No sé.

Ahora sólo nos falta conocer al
nuevo guardián del castillo, y no digo nada, ¿verdad?????

Comida en un restaurante típico. Todo muy rico pero o me puse especialmente cerda (que tengo tendencia) o algo no estaba muy bueno, porque horas más tarde casi me tengo que hacer un "KateMoss" y vomitarlo todo.

El susodicho café y ya llamada desesperada del tx que está hasta los webos de su familia y quiere que vaya a casa a follar y ver los episodios pendientes de Mujeres Despiporradas. Hala, vuelta al metro. Y, cuando estoy a punto de entrar....

TLING. Mensaje al móvil: "Están poniendo en La Sixta otra vez tu disco de Restos de Temporada. Deberías cobrar derechos". El sector Madrid de los Austrias de mis amigos estaba allí concentrado. Y como diez personas, toma ya, otro cole. Corriendo pallá y diez escasos minutos para saludar acabar el rollo Mary Buenrollito Summer Sunny Sunday y volver a casita a ejercer de marido.

La vuelta en metro fue casi peor que la ida:
VENÍAN TODOS DE LAS PISCINAS. Mala, me pongo mala y un día de estos me dan dos hostias.

Conclusiones:

- ¿Quién coño dijo esa gilipollez de que un blog NO es un diario?

- Tengo que hacer un nuevo cedé de hits. Pero para la fiesta de Mármol & Fartons me he comprometido a llevar un especial "
Back to Refugio". No sé si me va a dar tiempo a recopilar los dos.

- Las amigas de mi cuñada, que son todas
post hippies de esas que fueron muy progres y ahora son acomodadas señoras y como no saben muy bien cómo llevarlo se dedican a presumir de cultas, me dejaron de piedra: resulta que ahora se puede decir cocreta, almónidiga y solo nunca lleva tilde. Shit yourself little parrott (cágate lorito).

- Sólo he visto a un tío con rastas en todo el domingo, y eso yendo por el Rastro y la Latina.
Ni un sólo buenrollito guarripeix tocando los bongos o jugando malabares. ¿Se ha pasado la moda? Dime que sí, por favor, dime que sí.

- Estoy salido. Mucho.

- Esta entrada vale por tres. Aparte, mancanta que haya salido tan sintácticamente enfollonada.

- He tenido que cortar y censurar comments en la entrada del Europride porque a la gente se le va la olla cosa mala.

- Con lo del subnormal que se quema con el chupito y el que se rasga la camisa me habéis agotado el ancho de banda del fileden, putas, y hasta dentro de tres días no puedo arreglarlo.

- ¿Por qué coño traen
ESA ful de mercadillo de Londres en vez de traer cosas como ESTO?

x





Don Giovanni en el Covent Garden. Clic para ampliar, éstas y todas las fotos, como siempre.
Cortesía de Miss Zerlinetta, siempre a la última. Thanks, milady.

18 comentarios :

Gunillo dijo...

Primeee!!!
No me gustan nada los rastros: son cutres y allí se congregan snobs que se van de cutre-guays. Uf!
..
La verdad es que en Madrid se ve a cada chulo cuando llega el veranito que da gusto, oiga!
ÑAM!!

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

Peritoni dijo...

¡Segun! (a Rodrigo no lo contamos que es como un spam que aparece en todos sitios haciendo su publicidad).

Vaya, vaya, el Diario de Ana Frank después de liberada de la buhardilla.

Tú deberías ser el de las zapas amarillas, ¿no?.

Dile a las marisabidllas de las amigas de tu hermana que tienen razón en lo de "solo", está admitido en el nuevo diccionario, cocreta NO y almóndiga SI.


Lo del Don Giovanni, es molt fort!!, sí, yo también estoy salidísimo...

Pasaelmocho dijo...

Alucino con el de las camisetas: ¿de qué va? No lo borro porque hasta me parece gracioso.

Todo Dios se ha impreso alguna vez una hoja y la ha pegado con la plancha en una camiseta. ¿Remember Pecorilla, Pikitonis?

Las zapas SON VERDES y tienen la marca Energie metalizada a un lado. A mi madre le parecen espantosas. Pero premio, se nota que me conoces. OS QUEREMOS IR A VER, NENES.

Las amigas son las de mi cuñada, no de mi hermana. Para mí, solo se acentuaba como adverbio y se dejaba sin tilde cuando es adjetivo o predicativo, pero por lo que se ve, ahora no se acentúa nunca. Lo de la almóndiga es como lo de la alcarchofa. No opino. Lo que es alucinante es que cuando dejan de hablar de pisos, hipotecas y la educación más apropiada para los niños, se pasa a la ortografía.

El Don Giovanni es un ejemplo de los barihunks tipo Nathan Gunn que últimamente pueblan los teatros.

Cómo (con acento, pero a ver si ya no va a llevarlo) no vas a ser el primer si escribes a las tres de la mañana, von Bismarck. Los rastros son xxxxpantosos, pero oye, deuvedés a 0,26 céntimos: hacía siglos que no lo veía.

Maggie Wang Kenobi dijo...

juer, si lo llego a saber, no hubiera anunciado lo del Camden Market de la Plaza de la Paja, juer, que al final se peta de gente siguiendo mis recomendeichons.

TB97 dijo...

Luego yo digo que no paro, pero nada comparado con tus periplos.

Yo tampoco puedo con el Rastro. Lo veo muy masoca eso de entregarte a los tumultos sin fundamento.

Cayetana Altovoltaje dijo...

A mí me gusta el rastro por mirar a la peña. Sobre todo cuando empieza el calorcito y se despelotan, sí sí. Oye, tremebundo el Nathan.
¡A pasarlo biennnn!

maci-zorra dijo...

Yo también quise entrar en ese mercadillo londinense que había en la plaza de la paja. IMPOSIBLE!!! La noche anterior tampoco pude entrar en "Las noches bárbaras del Círculo de Bellas Artes" por lo mismo, gente haciendo cola, gente esperando , gente, gente, gente... ¡Qué mala es la gente!

Me empujaban, me pisaron mis zapatillas de domingo, y con ese calor... NUNCA MAIS!!!

Menos mal que terminamos tomando cañas lejos de la marabunta, y se me pasó el mal rato.

PD: Yo tb estoy salida!!! de Emergencia!!!

Pasaelmocho dijo...

Lo del Círculo de Bellas Artes fue llegar, ver la cola y decir: vale, puri, ahí te quedas.

Que no, TB97, que no, que mi vida es más sosa que Nuria Fergó, lo que pasa es que yo la novelo y la relato y parece movidita, pero quia.

Maggie, Vd. marca tendencias (y eso que me he quedado sin ver el polo a topos)

Cayetana, A LA PELU PERO YA

Zerlina dijo...

Mocho podió no me compares a Erwin con el Gunn. Que en estas cosas siempre habrá clases.
Por cierto, yo me quiero ir a Londres para ver un D.G., que siempre llevan a los más mejores ;)
Click

Pikitoni dijo...

Tú dirás lo que quieras, pero novelados o sin novelar, tienes más vida social que Marc Ostarcevic.

De los rastros no commment. Jamás he podido entender que a la gente le gusten las cosas viejas y/o de segunda mano.

Respecto a las visitas tenemos agenda cerrada hasta el primer finde de Agosto. Sólo nos queda libre una habitación doble para este finde, en pensión completa y bebidas incluidas.

Gwathadan dijo...

Conque muy salido, eh? Eso es el veranito, el calor y las camisetas bien rellenas. Vente al Norte, bajo la lluvia y el frío, y verás cómo se te reblandecen las hormonas...

Funksturm dijo...

A ver si ponemos más cuidado con las tarrinas de los DVDs que se te van cayendo por todas partes (bueno, por lo menos en la Parrala).

¡So torpa!

Pasaelmocho dijo...

Ya lo dije yo, caras conocidas.

No se me cayó nada, nen, que las dejé en el suelo.

PIKI, me parece SUPERFATAL lo del hasta el primer finde de agosto. ¿Y el episodio 5 qué?

Maggie Wang Kenobi dijo...

po me llevé todos los polos a topos de la tienda, pero me da que tras mi anuncio, han visto el filón y los han repuesto (Weissmuller, en la calle Fuencarral, poco antes de llegar al museo municipal)

yunzapito dijo...

Hijo, es que no querrás que os lleven todo... ya tenéis fish and chips, y camisetas del vodka (que por cierto yo ni las había visto).

¿Para qué llevan cosas de aquí al rastro de Madrid, si el rastro de Madrid ya es lo suficientemente chulo por sí mismo?

Angelina Jolín dijo...

No paras bonita, tienes más vida social que nosotras (que ya es decir).

Por cierto, me encanta tu diario ;)

muacs!

Reputada dijo...

Ole mi chocho, yo tenía al GP ya engañao para ir al Mercadillo Londinense miratuquefashionsomos y se me olvidó jajaja, el alemán que me tiene loca.
Más que el rastro, me gustan muchiisisisisismo los mercadillos medievales, me gustan los abalorios, las viandas, la gente disfrazó, todito to. Soy asina, pequeña y hortera, como platero.

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin