¡¡¡ is de mos tu flayer !!!

Parece ser que surtieron efecto ante el tx mis nada disimuladas protestas referentes a lo chancrosamente aburridas que habían resultado nuestras últimas salidas nocturnas. Y es que lo de acabar una noche de supuesta fiesta EN UN CAFÉ clamó al cielo. Además, como la semana pasada estuve mustio, tontín y sensible (especialmente gilipollas, vamos), este finde el tx lo ha dedicado a complacerme en todos los sentidos (y a jugar al golf con Tiger Woods en la Nintendo Wii, pesaíto está).

Yo no me lo creía el día que dijo: Hoy salimos. Ooooeee, oe oe oeeee. Es que si no salíamos, salía yo, también era verdad. Y pusimos en práctica el plan para no arruinarse en Madrid un sábado por la noche: Operación flyer, o vive le cutrerío.

El plan comienza por salir de casa ya cenados. Aparte del evidente ahorro que supone la diferencia entre una ensalada confeccionada con verduras y hortalizas del Ahorramás y un sofisticado plato de cocina creativa de dos líneas de nombre pero cuatro letras de sabor (N-A-D-A),
se consumen menos calorías que después se podrán compensar con la ingesta de bebidas. Además, puedes quedarte en casa viendo cómo empieza "Salsa Rosa" y comprobando si sale Raquel Bollo,que debe ser alguien recurrente en este tipo de programas y no sabemos quién es, pero nos partimos el culo cada vez que pronuncian su nombre.

El salir después de cenar tiene un problema: APARCAR EL COCHE EN EL PUTO CENTRO DE MADRID. A las once no hay sitio ni en la calle ni en los aparcamientos. Para los que vivimos en los confines de la ciudad, ir en transporte público supone toda una odisea a la vuelta: buscar un taxi es semiimposible y hay que pelearse con grupos de pijas absurdas al asalto. Y coger los metrobúhos ya es desquiciante, porque nunca se sabe dónde paran. Nuestro plan consiste en dejar el coche lo más cerca posible y luego pegarnos una pequeña caminatilla hasta Chueca Town. Increíblemente, nos salió redondo y sin dar vueltas: conseguimos aparcar casi en Alonso Martínez.

Todas las pandillas/cuadrillas/maripandis de este mundo tienen su Virgen de Almatosa (y guapa y guapa y guapa, guapa, guapa, y reina y reina y reina, reina, reina) que no hay manera de casar porque aunque está cañón, es más bueno que las pesetas, inteligente y culto, es tan negativo que siempre encuentra fallos a la gente y se bloquea y se pone de los nervios cuando le decimos lo de: "ése te está mirando". A pesar de que es un imposible, lo queremos, lo recogimos de su casa y fuimos a tomar un vino.

El primer intento en el Stop Madrid nos pegó tal bofetón de calor, ambiente viciado y humazo asqueroso que no duramos diez segundos. ¿Solución? Ir a un bareto cutre de toda la vida a tomar unas cervezas (seguimos con el plan ahorro). Y genial, porque nos salió tirada, nos pusieron aperitivos a punta pala y además tenían puesto un vídeo con rock de los setenta, que es algo que no escuchamos nunca.

El siguiente objetivo era ir quedando con el resto de nuestros amigos, pero entre los que no cogen el móvil, los que estaban en una fiesta -con mariachis incluidos, cágate- y los que están "llegando a Madrid", mejor olvidarse. Breve paso por el Enfrente antes de que se ponga hasta el culo y no se pueda entrar. Increíble: la música NO ERA SÓLO INSTRUMENTAL y Spunky estaba vestido en plan niño bueno, ¿alguna nueva transformación? Además, hasta había tíos buenos. Pero lo que más me dejó de piedra fue encontrarme con el primer flyer de la noche:


¿Sigue abierto semejante antro? ¿Pero no había habido un asesinato y lo habían chapado? ¿Pero no se había convertido en una especie de "De Quito ha llegado un avión cargado de..."? ¿Y después no se había vuelto gótico? ¿Alguien ha ido recientemente? ¿Qué hacen repartiendo flyers de The Moon en el Enfrente? ¿ha sido tomado por las hordas OWL? Una solución, quiero.

Saliendo del Enfrente me hice con más flyers, esta vez para ir al Elástico Flexiclub. No las tenía yo todas conmigo de que fuéramos a ir, pero porsiaca. En vista de que nuestros amigos seguían desaparecidos, nuestro plan de ahorro pasó por hacernos invitar a un café chez nuestro amigo chuequense.

Cuando los demás dieron señales de vida, quedamos citados en el elegante y prestigioso local VIPERINA. Cualquier cosa que se pueda decir de ese sitio es poca. En su publicidad presumen de tener variedad en minis y minis exclusivos: VIPERINA, VERDERINA, BLUEPERINA (¿pueblerina?), MORALINA, refrescantes, 4 colores, 4 sabores diferentes. La decoración es nefasta, el camarero parece uno de los Hermanos Macana, y el ambiente se compone de veinteañeros en busca de cantidades ingentes de bebida a precio razonable.

¿Que cómo es que fuimos allí? Porque celebraban su cumpleaños la marilindre del protonovio de mi amigo la loca que pasea por Barcelona un trolley verde cargado de tiradores de armario y su hermana (de la mariliendre, no del trolley).

El equipo de música es tan malo que se agradece, porque no se oye nada y así se puede hablar -a voces, pero se habla-. El espacio es pequeño e infecto, las bebidas de colores tinen una pinta sólo comparable al aspecto de las deposiciones que provocarán al día siguiente y la calidad de ganado era ... pues eso, muy de corral. Lo mejor, la pintada en la puerta de uno de los dos baños.

No sé cómo, pero al final tuve que acabar tomándome yo solito un mini de vodka con naranja, que afectó seriamente a mi percepción sensorial. Cuando el tx no pudo más por el humo y el agobio, y dejando a nuestro cotizado amigo cuidado por otros hombres que lo sacarían de putivuelta por ahí en vez de aguantar a una muermopareja como nosotros, salimos del local.

Y va el tx y me pregunta que si íbamos a algún otro lado. ¿El tx preguntando eso cuando ya nos quedábamos solos? ¿fiebre? ¿le habría afectado tanta wii? Si llegamos al Elástico antes de las 2 entramos gratis, dije. Casi se le abren las puntas al recordar la primera y única vez que fue allí, pero supongo que debí poner tal cara de borreguito de Norit, que accedió.


En el camino, tres personas distintas me ofrecieron flyers para el GMatic del Strong. JODER, vale que doy el tipo, y más si vamos en pareja, parapetado yo por el grandón del tx, ¿pero tanto? Cuando ya llevaba 9 tarjetitas en el bolsillo, decidimos no aceptar más. Aparte, no íbamos a ir. Porque en plan desfase owl, todavía, pero con marido y con la cantidad de lagartas que hay allí... anda ya.

Entramos en el Elástico justo para ver cómo empezaba una infumable actuación de Los Acusicas. Creo que es el grupo del hermano de Nacho Canut o algo así, ¿no? El sonido era horrible, cantaban de puta pena y las canciones eran un coñazo, salvándose sólo las versiones de clásicos de la movida, fíjate. Pasamos casi toda la actuación en la "sala 2", haciéndonos arrumacos y hablando del mundo en que vivimos y la vida en general.


Y cuando acabó el suplicio de los Acusicas saltamos a la sala grande y... AAAAAAAHHH, qué múuuuussicaaaaaaaa. Si es lo que le decía yto al tx: Joderrr, esto es lo que me gusta a mí bailar y no lo ponen en ningún lado, y no venimos nunca porque somos unas setas. Además, es un sitio donde se nota que la gente va a divertirse y a pasarlo bien. Estuve desparramando y pegando botes un buen rato, interaccionando y haciendo coreografías con unas chicas popis y sintiéndome terriblemente mayor una vez más cuando me miraban divertidas y asombradas al ver que me sabía de pe a pa canciones del año de la tos, y hasta los grititos del Material Girl de cuando Madonna era Madonna. En fin.


No hice aguantar mucho más al tx y tiramos para casa enfrascados una vez más en trascendentes discusiones. Llegamos para ver terminar la carera de Fórmula 1 y justo después dar buena cuenta de las compras de Mercabrona.

Conclusiones:
- Joder qué resacón. No sé si la culpa fue de los mejunjes del Viperina o del trasnoche en sí, pero la hostia.
- Tengo un novio QUE ES UN SOL, aunque sólo sea por aguantarme.
- Si tienes más de 30 años, estás bueno (ancho de espaldas, estrecho de culo), tus miras culturales van más allá del Diario de Patricia, tu gusto musical obvia Operación Furruncio y la latinada surtida, eres buena gente y lo suficientemente zorra en la cama, mándame un mail a ver si casamos de una vez a nuestro amigo. Prometo poner foto del paquete cuando me la envíen por email.
- Vaya coñazo de mensaje largo que me ha salido. Si has llegado hasta aquí y no te gusta, no era lo que esperabas, o mi vida no te inTeresa para nada, te jodes, ¿para qué lees?

Termino el mensaje de hoy con la canción cinepuntocom de Chico y Chica que le da título. Y no va de coña, que pusieron -la original, no la de ChyCha- en el Elástico. Besos mil.





Edito (gruberovo), que me he propuesto no spamearme yo mismo con doscientos mil mensajes semanales:

Atención petardas de todo el universo. Marta Sánchez saca nuevo disco y el single de presentación lleva el humilde nombre de Superstar. Nooooo, ella no copia a otra rubia famosa (y pelín, pero sólo pelín, más revieja) y para no poner sampler de Abba lo pone de... ESPECHE MONDE. Dequetecagas.

Opinen ustedes:


.


Blog Widget by LinkWithin