I'm a Bearbie Girl in a Bearbie World

  
¿Pero qué pasa que están proliferando como setas los bares y clubs de ambiente bear? ¿Es que hay una avalancha (alameda de) osuna en Madrid? ¿O es acaso simplemente que cada vez hay más gays de "más de cuarenta" que siguen saliendo por la noche y se apuntan al rollo bear?

El caso es que desde hace un par de semanas la planta de arriba de la discoteca Long Play acoge la sesión Bearbie, una disco de ambiente pop. Muy propio, porque es una disco mítica, donde en los ochenta y primeros noventas se entregaban los premios LongPlay a famosetes de medio pelo cuyas fotos luego poblaban las paredes del pasillo de entrada. Luego ya pasó por diversas etapas y lo último que tenía yo entendido es que era para maripequeñas, pero debe ser que las maricas mayoras y/o voluminosas se dejan más en copas que los twinks.


Bearbie intentó arrancar en la calle Caballero de Gracia en el club de fumadores ése pero, según me cuentan las malas lenguas, en la segunda sesión llegó la policía municipal montando el pifostio correspondiente (y es que, queridas, eso de que los precios de las copas sean "un donativo", no se lo debe creer nadie).

Y tras unas semanas en barbecho, volvió al ataque en la Long Play el pasado día 22, con sesiones los viernes y sábados.


Opinión.... mmmm.... está bien. La sala tiene un tamaño aceptable, techos altos que quitan sensación de agobio, una zona de entrada para estar de cháchara sin estar metido en la disco y, supuestamente, hasta un cuarto oscuro en una puerta que hay al fondo a la derecha.

El público el de costumbre, gente de todo tipo y calaña y abundancia de tanteañeros.

Y la música está bien, pop, con concesiones a la actualidad, a lo retro y a lo chochi. Ideal para levantar las manos y hacer la maricona un rato.  Pero meeeeeeec, atención, poner el "Vivir así es morir de amor" de Camilo Sesto en 1993 era novedoso y en 2003 estaba ya un poco pasadito, pero en 2013 está muy fuera de lugar, al menos en una discoteca. Dejémosla para despedidas de soltera y para señoras disfradas de madrinas que se despiporran en los convites de las bodas. Para camilosestos, mejor que nos pongan las pelis de su ex-secretario personal, que tiene una muy divertida rodada en la sauna Kaiserbründl de Viena, The Club.


Otro tema que tienen que cuidar es el sonido. No puede ser que en medio de una canción peguen bajones repentinos de volumen. Ocurrió varias veces.


Había poca gente. Y este sábado no nos fuimos pronto, precisamente. Necesitan una labor de RRPP con campaña en FB, webs y todo tipo de apps mariquitiles para que se cree un bocaoreja si quieren que se llene. Vale que este sábado competían contra las warras que se van al IntoTheTank, contra las fumadoras del Under y contra ese imponente cartel del Kluster del tío con el culo en pompa que ha inundado las calles de Chueca en los últimos días. Así que me pregunto yo... en tiempos de crisis... ¿no habrá ya demasiados locales en Madrid para un target de público similar?


Al igual que en el difunto The Angel, a eso de la una de la mañana hay un show cabaretero de drags que da luego paso a la sesión disco. Yo no sé si lo harían o no, pero si pasadas las tres de la mañana estábamos cuatro gatos mal contaos, a la una no me lo quiero ni imaginar. Y es una pena, porque Supremme DeLuxe es una de las pocas drags que tienen gracia en esta ciudad.


En fin, que sí, que está bien pero, como dicen en las notas del cole: aunque progresa adecuadamente, necesita mejorar.


7 comentarios :

MM de planetamurciano dijo...

¿Es usted la que se queja de que su txe no lo saca de paseo? ¡¡Pero si está to el día en la calle, corretera!!

Driver GT dijo...

Algún día iré.

Mocho dijo...

Tiene Vd. razón, pero sólo salimos cuando hay que sacar de paseo a alguien. y como tenemos tantas visitaaaaaaaas. Driver, avise.

Sufur dijo...

Cuuando volvamos por Madrid aver si nos pasamos... Espero que para entonces "haiga" más gente.

Por cierto, yo que no soy oso, pero vivo con uno, ¿qué soy? Bear-by?

Ken Krap dijo...

Yo una vez fui a uno a repartir condones y fui muy bien recibido. Me llamaban "el de las gafitas". Tengo que volver

Anónimo dijo...

Yo todo lo que tengo de bear es producto de la más absoluta dejación por afeitarme hasta que llega el viernes. Y , así, la barba crece, la barba cae, con una frecuencia semanal que podría dar lugar a la aparición de un nuevo calendario maya!
Fran

tgcc dijo...

Lo mismo esta sucediendo en Buenos Aires.

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin