La piel que habito...


No vuelvo a ir al cine Callao.
Lo primero, uno ya se ha acostumbrado a las salas en grada y tener que sortear las cabezas de delante es un parto. Sólo se está bien en la fila 17, que es la que está detrás del pasillo central, y está demasiado lejos de la pantalla.
Y luego las salidas de emergencia son unas puertas metálicas que dan directamente a la calle, y se oye todo. Resulta un poco complicado intentar integrarse en una película seria cuando a tres metros de ti hay unas tías de botellón soltando burradas.


Pero fuimos al Callao a ver LA PIEL QUE HABITO, de Pedro Almodóvar porque los amigos no se vienen hasta el polígono para ir al cine y porque era el fin de semana del estreno y ¡a ver si no de qué vamos a hablar al día siguiente!

La piel que habito es una peli que está bien, con un guión interesante y unos actores soberbios (síiii, incluso Marisa Paredes está soportable, bieeeeen) pero a mí me parece que está cargada de "almodovaradas" que la lastran.

La básica es esa perfección estética marca de la casa. La luz, el color, los planos picados, esos escenarios que parecen sacados de una revista de decoración, esas poses velazqueñas, todo es TAN perfecto... Es cierto que le vienen bien al tétrico argumento, pero hacen que todo me resulte no ya frío, sino gélido.

Y después lo de siempre, esos melodramas tremebundísimos que no me consiguen llegar. Los personajes sufren, están atormentadísimos y les pasan cosas terribles, pero a mí es que me da igual, por mucha frasecita de culebrón mexicano que le haga soltar a la Paredes. La supuesta pasión brilla por su ausencia.


Ya ves tú que me parece que el que está mejor es Antonio Banderas. Frío, contenido y profundamente desagradable. Su personaje no produce ninguna simpatía y se nota desde el primer segundo.


Elena Anaya está tremenda, resplandeciente, aguantando perfectamente los primerísimos planos a los que es sometida. Lástima de última frase que le hacen soltar.

Marisa Paredes tiene muy buenos momentos y por lo menos no intenta autohomenajearse ni repetirse.

Jan Cornet estupendo, al igual que las secundarias.


Para mi gusto a LA PIEL QUE HABITO le sobra media hora, aprox. Le sobra el momentito "voy a sacar a la cantante que me gusta en este momento no una, sino dos veces", le sobra el momento "soy un disfraz de tigre" (y toda la historia paralela que cuenta que no sirve para nada), le sobra tanta pistola y le sobra el "voy a sacar a mi hermano". Ajustando eso estaría todo mucho más concentrado y sería más fácil implicarse en la película.

Son cosas que no me gustan de esta peli, pero hay que ser realistas, si la peli no fuera así, no sería un "Almodóvar". Yo no sé si es que en El Deseo tienen un "libro de estilo" que dice cómo tiene que ser todo o si la corte de Almodóvar le dicen amén y le ríen las gracias a todo lo que suelta sin una pizca de autocrítica, pero joder, es que se podría hacer un collage de La Mala Educación, Los Abrazos Rotos y La Piel Que Habito y no te darías ni cuenta.


Que sí, que no está mal, que es un "almodóvar típico" y como tal hay que verla.
Que empieza aburridísima pero luego coge interés, que va a más.
Yo le sigo diciendo que por favor vuelva a la comedia (clic).
Ah, no es una de terror, como están diciendo por ahí, es un thriller-melodrama.

Es interesante quedarse a ver los títulos de crédito, te ponen todos los cuadros y los libros que salen.
Cómo se nota que Almodóvar se ha peleado con EL PAÍS. Sale LA VANGUARDIA.
Cuando acabó, hubo algunos aplausos en el cine.
Minipunto negativo a todos los que esperan que las películas de Almodóvar sean graciosas y se ríen de cualquier cosa (y ésta tiene los chistes contados).

Goya para Alberto Iglesias por la banda sonora, ya verás.
Por favor la dentadura de Concha Buika. Vicky Larraz creó escuela, según parece.


Para mi amiga Jesualda Fartons, que llegaba de Oslo directamente después de pasar una nochecita aguantando a noruegas borrachas, la peli fue demasiado, y más que La Piel Que Habito, fue "La Piel Que Dormito", porque echó unas cabezaditas en el cine. Y le dio tiempo a enterarse del argumento, o sea que imagínate.

¿Y qué hacer un sábado por la noche después de salir del cine Callao? Pues Chuequear, claramente.
Qué barbaridad con la vuelta al cole.
Ya está todo dios aquí.
Estaba todo petado.
Cosas.




Blog Widget by LinkWithin