Más bodas y parques


Hala, que ya pasó el disgusto de querer celebrar la boda en el McDonald's de Alshett, ya pasó, ya pasó (clic).
Si eres de las finas y de las de tirarlo todo por la borda (empezando por la ropa interior), lo tuyo es... una boda en Disneylandia.


Porque a la Disney siempre se la acusa (¿está bien o es laísmo?) de carca y conservadora, pero en plan promariconismo siempre ha estado en vanguardia, organizando días gays incluso.



Interés comercial también, claro: a ver quién si no canta las canciones de la Sirenita (o de Pocahontas, en casos extremos) en los Karaokes y le regala a sus sobrinas los disfraces de Bella.


Pues nada, hace unos días ha aparecido en su blog de bodas una boda gay, que ya se pueden celebrar allí... desde 2007 (clic). Dos hombres (¿por qué siempre se dice "chicos" aunque sean hombres hechos y derechos?) que han llegado a la ceremonia en la carroza de cristal Cenicienta, se han dado el sí quiero en el patio de las rosas (¿Alicia?) y luego se han tomado un menú BigDisneyClubKidsPack (porque a ver si te vas a creer que hay mucha diferencia entre un menú Disneyland y uno del McDonald's, reina, y si no vete a París y lo compruebas).


No me digas que no es supercuqui.
Pero a ver cómo haces para llevar a los invitados a Orlando o a L.A.
Nada, habrá que organizarlas en el Parque de Atracciones de Madrid.
O si no, por lo menos, organizar un día gay.


Recuerdo antiguamente, cuando no había ese forofismo con "la roja" y nos eliminaban siempre en la primera ronda, que el día ideal para ir al Parque de Atracciones era el de la final del campeonato mundial de fútbol. Aquello estaba lleeeeeno de maricones. Ahora ya es otra cosa. Aparte que el precio de la entrada se ha puesto carísimo y ya no hay "entradas de paseo" para los que van al Parque pero no quieren ser despeñados o centrifugados.


Yo creo que los cogamitas están perdiendo oportunidad. Como dudo mucho que el Parque se decida a organizar un día Gay, qué mejor que organizarlo y publicitarlo ellos mismos, no sé, se me ocurre el 20 de noviembre, si no hace mucho frío.


Ah, todo esto viene porque he leído que a una chica lesbiana le pidieron por favor que se diera la vuelta a su camiseta, donde ponía "MARRIAGE IS SO GAY" (la historia, aquí). ¿Y dónde? En Dollywood. ¿Y qué es Dollywood?... ¡¡¡EL PARQUE DE ATRACCIONES DE DOLLY PARTON!!!


No me digas que no es genial. Está en Tennessee en las faldas de las Smoky Mountains y seguro que es una auténtica tortura estar escuchando country todo el puto día mientras te centrifugan y despeñan.


¿Para cuándo la genial idea de convertir del Tívoli de Málaga en el Pantoja's Resort Park?

Editando: la mismísima Dolly Parton, a la que se le ha quedado una sonrisa que parece un teleñeco (un muppet, para las de fuera), ha pedido perdón a la tortipareja, que ella siempre ha sido muy de apoyar los derechos GLTBGTQRTSDR. Lo dice el Advocate (clic), no yo.

Blog Widget by LinkWithin