Mine vaganti, de Ferzan Ozpetek



La temporada II de este blog empezaba (clic) con una escena de unos chicos mariconeando a gusto en la playa al son del "Sorry I'm a lady" de las precursoras de las academias de idiomas modernos Baccara.


La escena está tomada de la película MINE VAGANTI, del turcoitaliano Ferzan Ozpetek, el de Hamam y Las hadas ignorantes. ¿Te acuerdas de SATURNO CONTRO (clic)? Pues si aquella era de llorar, ésta es de reír.


Es una comedieta italiana que narra una historia muy de todos los días: en una reunión familiar, uno de los hijos va a soltarle a toda la familia que es gay. Si le añadimos que es una familia respetable de una capital de una ciudad de provincias del sur de Italia, ya la tenemos montada.


Vamos a ver, no es el colmo de la originalidad ni se trata de una película rompedora, pero tiene muchos puntos, es agradable de ver y hay situaciones y diálogos que te hacen partirte de risa porque alguna vez, para bien o para mal, los has usado tú. (Y no me digas que no porque, a excepción de las marilocas de desembarco y las militantas radicalas, en el tema de las excusas y los disimulos anda que no tenemos tablas los gayses).

Por supuesto que hay topicazos, pero chico, la vida es así.


Lo mejor de la película para mi gusto es cómo Ozpetek sabe presentarnos perfectamente los personajes con dos pinceladas (y unos muy buenos actores, claro). Sólo con que digan una frase ya sabes exactamente cómo son: el cuñado, la hermana, la tía, la madre, el padre, los amigos -cada uno con sus características-, la criada...


Falla el personaje de la chica problemática, bastante incomprensible, que no aporta nada y que encima recuerda a Chenoa. Le pasa lo mismo que en Saturno Contro, la chica rara se suponía que era un personaje fundamental y te daba igual lo que hiciera lo dijese.


La peli hay que verla en italiano para apreciarla bien. Aunque digan que el italiano se parece mucho al español no es cierto, los acentos y la manera de hablar son distintas, y un doblaje "graciosillo" se cargaría personajes como la tía miope o la madre (gloriosa la escena de la tienda de maletas) o a los amigos. Y esa es otra cosa que todos sabemos: la pluma es universal, pero en cada país tiene sus características (aparte de que los desfasadísimos doblajes de gays a lo "Andrés Pajares en tío Willy" suelen ser lo habitual en este país). Tranqui, buscando por ahí hay subtítulos.


Aún no está distribuída en España, tiene ya unos meses y es posible que ni la proyecten, pero es que los distribuidores están con un acojone tremendo. Y francamente no es peli para poner en un cine de CCR.

El final es narrativamente muy ingenioso, pero a mí me resultó un poco precipitado.

No es una obra maestra, es una comedia divertida y honesta. Para pasarlo bien.


Ah, y una banda sonora muy apropiada de Pasquale Catalano con canciones de Patty Bravo, los pesados de Pink Martini y la incombustible Sezen Aksu.



Por cierto, que no sé cómo traducir Mine vaganti: no sé si se refiere a "balas perdidas" o a las minas abandonadas. No sé, ¿algún italoparlante a bordo entre el pasaje?

Web de la película
Web del director






Ah, se estrena en España con el título "Tengo algo que deciros".

Blog Widget by LinkWithin