FOCA MENOS DOCE


Siguiendo con el tema ronquidos y apneas: De la retahila de médicos que me visitaron, todos coincidieron en una cosa: MOCHO McMÓCHEZ, tienes que bajar peso.


Y si lo de los ronquidos puede dar vergüenza contarlo, lo del peso ya ni te cuento porque en este mundo en el que vivimos estar gordo es ser un proscrito y ya en el ambiente gay es delito y causa de ostracismo. Vale que te puedes apuntar a la moda OWL (Osa, Warra, Lávate) porque si no lo único que te queda es "ser simpático", con el riesgo que ello conlleva de que te unas a la moda OBK (Osa, Boba, Kállate).

Ahí va: en abril de este año mi peso era de 94 kg para 1,75 m de altura. Es decir: una barbaridad. ¡Casi llego a las 0,1 toneladas, que suena mucho peor! Lo de las apneas puede servir de excusa y obligación, pero la verdad es que estaba hecho una foca y eso no es sano.

Había que bajar. ¿Y cómo? Nada de dietas milagrosas. Hace años hice una y comprobé en mis carnes lo que se llama "efecto yoyó". Había que comer menos y usar...

LA MÁQUINA INFERNAL


La máquina es una bicicleta elíptica que tenemos en la cubierta fiesta a los pies de la cama y que sirve perfectamente de galán de noche para colgar la ropa.

Tiene muchos niveles y un montón de botoncitos pero en esencia sirve para caminar pedaleando mientras remas con los brazos. Bestial.

Sí, sí, bestial. El primer día que me puse a los dos minutos estaba echando el bofe, a los cinco tuve que dejarla porque me quedaba sin respiración y me moría y por la noche tuve unas agujetas de color de rosa imposibles. Un horror.


¿Y entonces?
¿Pues para qué tenemos nuestra flamante y blanquita Nintendo Wii crackeada y con su tabla Balance Board criando polvo debajo del mueble de la tele?

Manos a la obra: ya tenía el Wii Fit, que me parecía un poco rollazo. Me descargué el WiiFit Plus, que es lo mismo pero con alguna variación, y ahí que me puse.

Si tienes sentido del ridículo, con la Wii se te quita en un santiamén. Lo primero que hace el jueguecito es pedirte que introduzcas tu edad, sexo (mucho) y estatura. Ella sola se encarga de pesarte. Y de ponerte en evidencia, porque tu Mii (el muñequito que te identifica en pantalla, y que se parece a ti) engorda de golpe. Además, cuando subes a la tablita, la muy puta exclama "huy".



Primero me puse con los juegos aeróbicos y de equilibrio (del yoga paso). La verdad es que uno se mueve. Hay hula hoop, unos steps muy básicos, esquí, carrera de fondo, cabezazos al balón... Es una bobadita y los ejercicios duran muy poco tiempo, pero como es entretenido en nada se te ha pasado más de media hora en la que no has parado de moverte.

Mi ejercicio favorito es el del pollo que vuela. En pantalla sale tu muñequito mii disfrazado de pollo, y hay que ir volando de plataforma en plataforma. Para volar agitas los brazos, y para avanzar te inclinas sobre la tabla hacia donde quieras ir. ¿Una chorrada? Sí, pero aterrizar en una plataforma no es tan fácil, ir aleteando con los brazos cansa y además hay que mantener las piernas en tensión para que el bicho se mueva.


¿Ridículo? Completamente. Todo un espectáculo para los de la oficina de enfrente de nuestra ventana, sobre todo si finiquitas la sesión con el ejercicio llamado "desfile", en el que poco más o menos tienes que hacer de majorette (Y más si uno hace los ejercicios medio o en pelota picada).

Al final de cada sesión, la maquinita te vuelve a pesar y te indica los progresos. A ver, los primeros cinco kilos se bajan enseguida, ni te das cuenta. Pero lo notas porque lo más notable es la reducción de volumen, que a mí la barrigona me salía así como compacta desde muy arriba.



Tras algo más de un mes haciendo el chorra en la Wii, volví a la máquina infernal. Voilà, aguanté media hora de pedaleo sin quererme morir allí mismo. Desde entonces procuro hacer casi todos los días por lo menos 30 minutos de elíptica. Lo que suelen decir es que hay que hacer 20/30 minutos a partir del momento en que empiezas a sudar a lo bestia. Es un coñazo y sólo se soporta con la música puesta, pero es efectivo. Tx se empeña en que ponga un programa de mayor resistencia para quemar más calorías. Nanay, que luego las articulaciones sufren y paso de tener una lesión en las rodillas por hacer el bestia.


Por supuesto que también ha habido que moderar la alimentación. Simplemente hemos dejado de comer guarrerías. Menos fritangas, casi nada de dulces, menos alcohol y menos salir fuera a cenar. Imagínate: yo que veía un bote de Nocilla y agarraba una cuchara. Pues ahora nos controlamos: de hecho tenemos chocolate que nos trajeron de Suíza que lleva meses en la nevera. Y unos bombones que vamos a llevar a una fiesta porque no los tocamos. Se me rompía el corazón al ver al pobre tx rabiando en un supermercado alemán delante del estante con distintos tipos de Fluff sin echar ningún bote al carrito.

Y, lo que siempre dicen los médicos: beba Vd. mucha agua.
Me tiro todo el día meando que parezco el Maneken Pis.


Ahora mismo estoy en 81/82 kg (con algún exceso este verano) y estabilizado. Estar en FOCA -12 es todo un progreso. No veas la ilusión que hace VOLVER A CABER EN UNA CAMISETA TALLA L o ver la evolución en las fotos del Facebook. Pero ahí me he quedado y no bajo, no bajo y no bajo. Y necesito un poquitín más, que los 80 fueron muy modernos, pero los 70 son más divertidos. Tendré que
machacarme más.

Blog Widget by LinkWithin