Viaje satélite alrededor de Carlos Berlanga

Quiero que me saques de quicio,
meterme de lleno en el mundo del vicio.
Vamos a pasarlo muy mal llegando hasta el final



Con una portada horrenda sale un cedé a modo de homenaje con versiones de canciones de Carlos Berlanga, para mi gusto el gran autor del pop español finisecular junto a Nacho Cano (y digo Cano, no Canut). Ya hablé de él con motivo de la expo que le dedicaron en Valencia (¿remember?)

¿Qué es una buena versión? Aaaaaaaah.
Pues yo creo que es aquella canción que tiene entidad por sí misma sin que para apreciarla se necesite conocer la referencia original. Puede ser fiel, una adaptación, una actualización o algo totalmente irreverente y salido de madre. El problema que hay con las versiones de canciones es que para muchos "todo vale" porque tienen en la memoria las antiguas.

La ventaja del cd dedicado a Berlanga es que, salvo los superhits con Dinarama, sus canciones no están tan trilladas (reconozcámoslo, para alguien que baje de los 40 y no sea un freak musical, los Pegamoides son "Bailando" y punto pelota y Kaka de Luxe no entra dentro de sus referencias musicales), y ya las que sacó "en solitario" (siempre me ha parecido tan del oeste esa expresión) son casi rarezas.

Con todo esto en este disco hay veintitantas canciones cada una de su padre y de su madre, y cantadas por gente de todo tipo. Aquí va la lista (y la tonta):

Fangoria - En el volcán
La casa azul - Vacaciones
Chico y chica - Indicios de Arrepentimiento
Hidrogensse - Tazas de té
Los Acusicas - Mujeres rusas
Xoel López - Perlas ensangrentadas
Los Planetas - El verano más triste
La bien querida - El hospital
Bebe - A quién le importa
Astrud - Si no es por ti
Napoleón Solo - Cebras
Nancys rubias - Que sería de mi sin ti
Glamour To Kill - Bailando
Las Lavalamps - Odio
Anni B.Sweet - Manga por hombro
Vilma y los señores - El plan
Rubi - Un solo beso
Afrodita - Ni tú ni nadie
Lux - Otra dimensión
Sarassas music - Vacaciones
Maderita - Llegando hasta el final
Bernardo Bonezzi - La Edad de Oro

Bueno, por lo menos hay grupos conocidos, no como en aquel espantoso "Homenaje a Alaska" que se hizo hace unos años (clic)

El resultado es...mmmm.... curioso. Hay versiones fotocopia, versiones totalmente alejadas del original y versiones llevadas al estilo de cada cantante y grupo.

Fangoria (cómo no empezar con Alaska, pofavó), Glamour to kill y La Casa Azul hacen versiones rutinarias, con actualización de arreglos y un puntito (minipuntito) originales, pero me parecen como muy de baratillo, canciones hechas deprisa y corriendo.




Entre los que llevan las canciones a su estilo están Chico y Chica (espectaculares las subidas y bajadas de tono y el desgañite, descojonantes), Nancys Rubias (muy bien), Hidrogenesse, Astrud (¿alguien sin conocerla se atrevería a decir que no es una canción suya?), Anni B. Sweet (una versión preciosa) o La Bien Querida (que parece que se ha sacado la espina del anuncio de Sanitas cantando la cruel "El hospital").



Los Planetas, fieles a su estilo coñazo, me aburren soberanamente (no me gustan nada, nunca me han gustado). Tampoco me dicen nada Los Acusicas ni Xoel López, pero ya se sabe que yo soy un hortera. La gran sorpresa es Bebe, que se marca un tango así desgarraete. Para quien le guste su estilo buenrollito, ideal.







A McNamara le ralentizan Vacaciones -no podía ser otra- para que le dé tiempo a meter la letra y un par de morcillas. Gracioso pero... ay, insuficiente.

Amor de látex, caucho y goma,
vacaciones en Sodoma Chipiona.
¿Qué prefieres, mantequilla o tulipán una morcilla o salchichón?

Luego hay unos cuantos grupos de los que yo jamás había oído hablar: Napoleon Solo, Lavalamps, Vilma y los señores -¿¿??- Afrodita, Lux, Maderita. Hacen desde cosillas intrascendentes y correctas a auténticas creaciones como una ranchera (Llegando hasta el final) o un techno reggae muy gracioso (Ni tú ni nadie). Veo después que son grupos de la casa que edita el homenaje: Volcán Música.

Finalmente, celebrar la reaparición de Rubi y la recuperación de la sintonía de La Edad de Oro a cargo de Bonezzi. Con estos dos me ha entrado la nostalgia y echo de menos en el disco a otros personajes cercanos a Berlanga en algún momento de su carrera como Fernando Márquez El Zurdo, Ana Curra, Ana Belén, Sara Montiel, Auserón...



¿Qué se echa de menos? Pues la voz y los armónicos de Carlos Berlanga y mayor fuerza en muchas de las canciones.

No es un disco de cabecera y de las 22 canciones hay muchas prescindibles, pero sirve precisamente para lo que está hecho: como homenaje.






Políticamente correcto no soy
y no quiero ser pesado
pero veo has olvidado
lo que juraste una noche en Cabopino Beach.


Blog Widget by LinkWithin