Eurovisión 2010, sin comerlo ni beberlo


No soy un campo.
No me gusta que llueva.
O por lo menos no me gusta que NO PARE DE LLOVER.
Agh.

Y no tengo absolutamente nada que contar en el blog.
Mi vida es sosa e inane.

A ver, cosas que pasan:


El sábado fuimos a una fiesta de despedida de un amigo que se nos marcha a los Berlines. Toda la casa llena de budas, inciensos, mantras, chacras, chancros y campanillas tibetanas y... ¡No nos dio su clásico concierto de gongs! Estamos indignados.

El domingo, a la ópera con SisterTX, también conocida como Q-Ñada. Andrea Chénier, de Giordano, en el Teatro Real. Función popular (mitad de precio, tercer reparto). Y con un tenor, Jorge de León, que ha resultado ser la revelación de la temporada. Aquí todos los detalles (clic). Sorpresón, sorpresón.



Cuando le cuento el argumento de Andrea Chénier a Q-Ñada le digo que al final la chica consigue entrar en la cárcel donde está preso el chico haciéndose pasar por otra presa. "¡Y lo salva!" Me dice. "Pues no. Se intercambia con la otra condenada y así son guillotinados los dos juntitos." Me pone cara de susto y le suelto: "¿Qué quieres? ¡Es una ópera!"

Estamos de preparativos. Me veo el viernes preparando quiches como loco. Ayer después de hacer las penúltimas compras (y de cortarme el pelo, que ya me empezaban a salir unos moños laterales muy poco favorecedores), llegamos a casa y pongo la tele. Salen tres niñas SUPER SOSAS cantando una canción que no está mal.



¡Es la supergala de elección de la canción que irá a Eurovisión por RTVE!

Mira que este año yo no tenía ningún interés en esto (ni el pasado, que ni me enteré de lo que iba ni había oído la canción de Soraya hasta meses después del festival), pero dejamos la tele puesta mientras cada uno de nosotros nos pusimos a nuestras cosas en el ordenador. Y, como no tengo nada que poner pues mira, Eurovisión siempre es carne pal blog.


Tx de vez en cuando se reía. Yo pensaba que estaba entretenido viendo alguna web de vídeos graciosos, pero no, se reía de lo mal que sonaba lo que estaban echando en televisión.

No es por ponerme interesante, que a mí de Eurovisión me encanta todo el mariconismo kitsch que la rodea, pero es que no, es que lo de ayer era una basura infame. De hecho, las únicas que me gustaron fueron las tres pedorrillas del principio. Se hacen llamar Venus. No cantaban un pimiento (la voz era en directo), la estética y puesta en escena era de Todo a Cien y la coreografía una sosada (aparte de que una de ellas tenía una apatía considerable), pero la canción tenía su punto. Y sólo el que una de ellas (ni dea de cuál) participara en aquel demencial programa llamado POPSTARS, merecen mi aprobación. El resto creo que eran de OT, pero es que yo a partir de OT2 no distingo ni reconozco a ninguna de las chicas.


El resto de las canciones fue una serie de baladas insoportables: Ainhoa (ganadora de OT2, a ésa sí que la reconozco), un horror. El rollo barroco/sm tenía su punto, pero no. Qué original, se quitaba la falda larga al final. Fran Dieli, conocidísimo en su casa, al parecer. ¡Con bombachos marcapack! Otro espanto de canción. Lorena, ganadora de otro OT (ni flowers), en plan diva early nineties pasadísima de moda y de todo, insustancial. Samuel y Patricia (¿también son Ot's?) empezaron a cantar, perdí totalmente la atención y seguí a lo mío. Aburridos. El Galisteo hay que verlo, será lo que sea pero al menos el chico está bueno. La canción es movida (menos mal) y si no estuvieran las Venus, sería la más potable. En directo es bastante malillo y la realización se volvió loca: no sabía si enfocarlo a él, al coro o a los bailarines. Vuelvo al pc. Sale John Cobra, un macarrilla poligonero al que un foro de tuneadores de coches graciosillos ha mandado a la gala. La canción, como era de esperar, es una mierda.

Y empieza lo bueno. Cuando termina John Cobra, las doscientas mil mariquitas desquiciadas que se hacen llamar eurofans y que estaban entre el público empiezan a abuchear al muchacho, que responde con unos más que justificados "tócame la polla", "comedme la polla" y "me suda la polla, maricones". Para colmo, el jurado (rancio a más no poder) sigue espoleando al buen hombre, que se cabrea con razón. La única que supo mantener la compostura fue la presentadora, una Anne Igartiburu con un buen par de cojones que con buenas palabras pero firme le viene a decir al Cobra: "Oye, cariño, modérate o te parto la cara yo misma, que te saco dos cabezas, gilipollas". El público, mientras, seguía en estado esquizoide pegando alaridos. Glorioso.



Sigue Anabel Conde (Nast). Como la Lorena pero aún más démodé, y pegando unos gritos totalmente desempastados con el coro de grullas que la rodean. Insoporteibol. Después, un tal Daniel Diges (Tive) con una cursilada pegadiza. No presté mucha atención. Finaliza la insoportable de Coral (Vajillas) con una plastez de canción que encima termina con unos gritos horrísonos. Quin espant, nena.


Se hace casi medianoche y vamos recogiendo, ya veremos los resultados al día siguiente. Sale Rosa Selebreishon cantando algo pero habíamos bajado el volumen de la tele cuando Coral y no le prestamos atención. Después, Bustamante. Ya sólo falta Carlos Lozano para completar el pack. No puede haber gala Eurovisión sin el pesado de Uribarri, con la cara pintada de marrón, que suelta un rollo que ni la sufrida Anne puede parar. Quitamos la tele y hala, a la cama.

Pulsando en los enlaces, los vídeos respectivos, y el seguimiento de la gala, aquí. RTVE está retirando todos los vídeos del affaire Cobra de su web y de Youtube, así que si no sale alguno, cosa suya.

Me entero esta mañana de que por lo menos no ha ganado la Coral, así que los pobres y perpetuamente indignados marieurovifans están de fiesta y no tienen por qué desesperarse: ¡¡¡se puede volver a presentar el año que viene!!!


En la cama...

Tx me hace pucheritos (de Berjusa)
- A ver, qué te pasa.
- Que ya son las doce y no me has felicitadooooo.
- ¡¡¡23F!!! ¡¡¡
COÑO !!!



Video John Cobra Carol Eurovision 2010 Destino Oslo

Blog Widget by LinkWithin