Coraline


Coraline esla peli de la factoría de muñequitos de Tim Burton y amiguitos que llega a los cines en unos días. No sé si le han puesto de título "Los mundos de Coraline", "Coraline y la puerta secreta" o algo así, ya se sabe lo originales que son las distribuidoras en este país.

La peli podría parecer que sigue la estela de Pesadilla Antes de Navidad, también dirigida por Henry Selick: Animación still-frame + 3D de un cuento infantil para adultos con toques macabros y de miedo. Pero no, su naturaleza es bastante diferente, carece del espíritu humorístico y burlón de Pesadilla. Y, afortunadamente, no es un musical, no está dirigida por Burton ni interpretada por su mugrienta esposa, con lo cual nos hemos librado de revivir el coñazo de La Novia Cadáver.

Coraline es un poco más seria, a pesar de empezar como un cuento. La peli tiene un bajón importante al poco de empezar empezar: la acción no avanza, la protagonista no provoca empatía alguna y todos te caen mal, pero queda algo flotando en el ambiente, algo que da MUY MAL ROLLO, algo que te dice: no lleves a tus múltiples sobrinos a ver esta peli que se van a cagar de miedo.

Y, en efecto, al poco se desvela una trama pelín angustiosa y terorífica dentro de los márgenes de lo que es un cuento. La resolución es hollywodiensemente convencional, pero al menos la peli sale a flote y el sabor final es el de un "no es para tirar cohetes, pero está bien".

Se va a proyectar en salas 3D, lo cual es un aliciente visual.

Coraline es una novela corta (o cuento largo) de Neil Gaiman, el autor de Stardust. La peli sigue muy fielmente el libro, que es más directo y entra al trapo más deprisa. Hay algunos añadidos y algún cambio poco lógico, pero vamos, nada excesivo. La novelita tiene 90 páginas, se lee en nada y se complementa perfectamente con la peli.


La que no tiene perdón de dios es la versión de Coraline en la pretenciosamente llamada novela gráfica (ya los tebeos ni siquiera son cómics, ahora son "novelas gráficas"), con unos dibujos espantosos y una escasez de síntesis abrumadora.

Pues eso, que se deja ver. Que no lleves a tus sobrinos. Y que la veas en 3d, aunque sólo sea para ver lo ridícula que quedas con esas gafotas.

El tráiler (chuuuu chuuuuu):


Dos chulos, hala:

Blog Widget by LinkWithin