Te vas camino del cielo sin un hijo que te herede


No sé si lo sabes, que lo más probable es que no, pero el Romance de la Reina Mercedes se ha convertido en el himno oficial del Polígono.



Y, como tal, nos pusimos el sábado a buscar versiones en el Spotify. Cuatro salieron, cuatro.
Y qué es el Spotify, te preguntarás tú, oh ignorante muchachito ingenuo y libre de malicia.

Pues si no has leído el blog del Corredero, que lo tiene capao, a Superdemodé ni a los Jenesaispopis, te lo digo yo: un programa de música online por el cual mediante una suscripción mensual puedes escuchar un porrón de canciones que el personal ha subido. Algo así como la institucionalización de la piratería para terror de gentuza de la Sgae como los prestigiosos cantantes superventas Teddy Bautista, Ramoncín o La Rosenvinge (no puedo con ella, no puedo con ella, no puedo con ella).

De momento es una versión beta y es gratuito, hay que suscribirse en esta dirección:
spotify.com/en/get-started

Mola. Te lo pasas bien. Ya verás.
Paranoicos de la invasión de la intimidad en su PC, abstenerse.


Y siguiendo con las musicaladas está este año el cacao de la preselección eurovisiva, que es algo que me da muuuucha pereza. El año pasado lo machaqué a base de bien, por el tema de la campaña de apoyo a L-Kan y tal, pero este año me temo que voy a pasar huevo y medio.

Eso sí, ya puse el otro día, y lo repito, este vídeo, de una canción que me parece supertotala.
El grupo se llama Biquini y la canción "Una chica normal".
Si con lo de Biquini con q ya me han conquistado (soy un acérrimo defensor de la letra Q y, aparte, biquini es una palabra muy mía y uno de mis gritos de guerra), el vídeo me ha encantado, por lo resultón que ha quedado con cuatro efectos de Premiere.



Ahora, ya sé que te echan atrás dos cosas: el peinado y los pendientes de perla perlón de Majorica de la chica. Perla Pura de Corazón Perla de Vichy Perla Dixan con Megaperls. Sí, lo sé, infumables. Sólo falta el colgante con el osito de Tous para acabar de echar la pota. No se puede ser más cutrepija. Pero cuando lees lo que pone en la explicación del vídeo ya lo entiendes todo: Son un dúo de Santander y Salamanca.


Acabáramos, María del Carmen, dos de las cunas del pijismo más rancio de este planeta. Y que no se me ofusquen los cántabros ni los salmantinos porque saben que es verdad, ¿o no? Que las pijas de Madrid o Barcelona pueden ser todavía más insoportables, pero al menos han digievolucionado (en Madrid son todas rubias y van vestidas de marrón y en Barcelona no falta el toque diseny gafapasta alternatiu).

Aparte de eso, nos gusta la canción, nos gusta el vídeo, nos gusta el nombre del grupo y no soportamos a Poyeya ni a Melody (al menos hasta que esta última nos desvele su despertar sexual en entregas semanales).


Me encanta comprobar cómo se me va yendo la olla paulatinamente a la vez que avanzo en la creación de entradas para el blog. ¿Te puedes creer que he escrito todo esto del tirón? ¿No? Pues te jodes. Y es que vengo de una de esas llamadas "comidas de empresa" con confidencias nutrexpa en las que todo el mundo cotillea de lo lindo diciendo siempre antes "y para esto os ruego la máxima discreción y no diré de quién se trata pero alguien me ha dicho que..." Pa que luego digan que las maricas malas somos chismosas. Andayá.


Ah, que esta tarde se presenta en Berkana el nuevo proyecto de Jesús-este-hombre-no-para con Mili-tanta-de-toda-la-vida: una editorial de poesía. Lo mejor, el nombre: DESATADA. Lo peor, que se me ha ocurrido poner berkana.es en el navegador y me ha aparecido ESTO:


Como información adicional, decir que el chico de hoy se llama Chad y vive en Moratalad (y desde aquí saludo a la novia de Edgar, que me ve en el Real pero nunca me saluda) y que ya está bien de jovenzuelos, que a ver si pongo tíos hechos y derechos de a esos que al Peritoni le sale la bilis y se pone en plan KateMoss que lo vomita todo.


Blog Widget by LinkWithin