De Campañas


Comentaban mis queridos amiguitos los Pikitonis una campaña de publicidad que ha tenido que ser retirada en Gandía (Violencia): No es bueno perder aceite.

El slogan es tremendamente homofóbico desde la primera parte de la frase: "No es bueno". Queda como muy polaco de los gemelos esos, ¿no?

Pasemos ahora a otra campaña que también ha tenido que ser retirada esta semana por presiones de las marimilitantas de turno. Es de una compañía de seguros:



Si me pusiera en plan reivindicativa sacaría que presenta una imagen cliché de la homosexualidad y bla bla bla, pero en este caso tengo que reconocer que me he descojonado de la risa.

Pasemos ahora a otra campaña contra la violencia homófoba, lanzada en Berlín:



Dura, ¿eh?

Y por último unos consejos de belleza que me mandan indirectamente desde Argentina para personas que tienen porositud cuasipluscuamperfecta.




Para que no me digan que estoy mediatizado ni obsesionado con lo de "cuanta más masa mejor se pasa", el chico de la entrada de hoy no tiene nada que ver con la malabestia de ayer, ni con estos alegres muchachitos retozando en la playa:



Y AL QUE SE QUEJE
LE MANDO A LOS MIAMI




Cómo es ella. Cómo es.
Qué entrada más anárquica, ¿no?

Blog Widget by LinkWithin