P a r a d i s c o

Para continuar y finiquitar la onda de posts retrodisco que he puesto (Los dos de Village People y el de Olivia en Xanadú), hoy vuelvo los ojos hacia Francia.

Qué rabia me da que estemos tan mediatizados por la música anglófona y nos olvidemos de lo que se hace al lado (justo al lado) nuestro. Sí, señores. Francia también tuvo su época horteridisco.

Y además es curioso que dos de sus grandes estrellas tuvieran un trágico final:
Claude François (la loca de la foto) se electrocutó en su casa y apareció muerto en la bañera, y la gran Dalida se suicidó a los 54 años porque no podía soportar el paso del tiempo. La egipcia estrábica hizo de todo: miss de concurso, algo de cine malo, canción folklórica, melódica, twist, yeyé, disco... Una megastar absoluta, vamos. Y, cómo no, icono gay para mayoras. Hay quien dice que no está muerta, porque saca un disco cada año.





No voy a ponerme a hablar de su versión de Parole parole ni de su clásico Gigi el Amoroso porque se me emocionará alguno, pero sí quiero rescatar esta joyita de videoclip: Laissez-moi danser. Atención a las coreografías, a los bailarines, a los estilismos, al vestuario (ese mono naranja, por favor) y, sobre todo, a cómo Dalida, a sus 45 tacos, estaba divina, estupendísima y totalmente al margen de las cuatro mamarrachas que la acompañaban.


Y aquí viene el plato fuerte del mensaje de hoy:
P A R A D I S C O
(clic para detalles imdb).
El cortometraje


Cómo no, toma su nombre de una canción de Dalida (la segunda parte de Gigi, muy mala), y está inspirado en los recuerdos de la época disco. Sin embargo, no se trata solamente de una mirada nostálgica, sino de echar un vistazo al pasado para ver mejor el futuro.





El corto empieza con una escena muy habitual: cuántas veces no habremos amanecido al lado de otro tío conocido la noche anterior y con el que no tenemos casi nada en común. A partir de ahí estas historias suelen terminar con un: "bueno, adiós, ya nos vemos". Pero esto es cine y tiene que tener su parte de fantasía, así que la cosa evoluciona. El corto tiene su puntito ñoño y cursilín (es francés). Pero merece la pena.

La calidad del vídeo no es muy allá pero es que son 17 minutos y ocupa huevo y medio. Una mejor versión está disponible de momento en estos dos servidores temporales (1 y 2) y en la mula, porque aunque lo subí a Google Video, me lo han borrado -lógico y normal- . Bueno, al menos no me han eliminado la cuenta.


Los subtítulos los traduje libremente hará un par de años y los colgué en un par de webs, pido disculpas por los errores y lo mal que se leen. Las canciones, como es habitual, en mi 4shared (carpeta Varios 2007).

Como dice Cayetana, disfrutadlo, y con tranquilidad, que es largo.

Lo siento, estoy usando distintos tipos de visores para que se vea lo más cómodamente posible, pero aún no he encontrado ninguno que me satisfaga por completo. Ando de pruebas de reproductores multimedia.






Muchas gracias por los consejos informáticos de ayer. El premio gordo se lo llevó mi tx (por darme la solución) y mi querido amigo al que ya pagué creándole un perfil en gaydar (que no hay manera de casarlo, la virgen). Para quien quiera desnudo integral, tengo un precioso vídeo de un famoso blogger
en su piscina dando vueltas enloquecido sentado sobre un flotador rosa. Se admiten pujas.

Blog Widget by LinkWithin