Torrijas vs Cosmos


Llega la Semana Santa (el Catholic Pride Week como lo llaman los circuiteros) y en casa, como viene siendo tradicional, mi Tx ya ha hecho un par de tandas de torrijas. Luego me dice que tenemos que ir más al #yonodigogym. Pero joder, ¡lo que hay que hacer es dejar de comer gordicies!

Y como en neustra casa todo evento tiene que ser un acontecimiento, organizamos una pequeña reunión de amigos que tenían ganas de aprender a hacer torrijas al Tx style. Porque sí, porque él las hace a su manera, que es la única, verdadera y auténtica receta de las torrijas, y todas las demás son variaciones. O sea, como para discutirle.

Y luego está el tema de siempre: TX NO DEJA QUE ME ACERQUE A LA COCINA a ninguna cosa que no sea limpiar. O sea que yo no iba a hacer torrijas. Y considerando que algunos de los que venían tampoco tenían mucho interés en ello... retoqué un poco el evento: los que no hacen las torrijas nos íbamos a dedicar a los cosmos, que eso sí que lo sé hacer yo. Es decir...

TORRIJAS vs ENTORRIJADOS

Lo primero, preparar bien los ingredientes para que los invitados sepan qué es lo que se va a usar, la foto quede monísima en Facebook y todas nuestras "amistades" le den al "me gusta" y nos hagan comentarios del tipo "qué bien os lo pasais", "cómo os cuidais", "a la próxima invitas" y monerías por el estilo. A la izquierda y en primer plano, las torrijas. A la derecha, los cosmos.


Y llegaron los invitados y Tx se puso manos a la obra.


Mientras yo me ponía manos a la mía, claro.


Y Tx poniendo la cocina perdidita


Pero yo tenía mis aliados. Porque a última hora llegó un invitado... ¡con tónicas y ginebra! No me puedo ni imaginar con qué intención.


Pues estaba bien la Ampelsand ésa. Más seca de lo que a mí me gusta, pero rica, rica.
Para contrarrestar, Tx, en el colmo de la gochez, tuvo una idea original: hacer una torrija RELLENA DE CREMA PASTELERA




Ni caso, yo me di la vuelta con mi gintonic en la mano.




Al final, nuevo gran éxito de las recepciones del embajador, todo el mundo cogió su túper y se llevó la torrijada, ya fuera en uno u otro sentido.




Y ahora el truco final de Tx, por el cual tiene siempre bronca con mi madre, que dice que así no se hacen las torrijas. Las que no se toman al momento... las guarda embebidas en leche infusionada con miel, canela y cáscara de naranja.




¿Qué? ¿Contenta?
¿Has tomado nota?
Pues hala, ahora a sacar el cilicio que guardas en el cajón del leather gear, el cucurucho del cotillón de navidad, la túnica de cuando imitaste a Montserrat Caballé y a disfrutar de estos días de penitencia, que son DE MUCHO ARRODILLARSE.


video

6 comentarios :

Christian Ingebrethsen dijo...

Torrijas y gin tonics, ¡vosotros sí que sabéis!

desgayficando dijo...

Que TX me perdone pero yo en ésto voy con tu madre ;-)

un-angel dijo...

Tu TX es un sol, pero creo que si yo conviviese con alguien así rondaría ahora los 350 kilos. Por la satisfacción de su compañía, sí, pero sobre todo por las torrijas rellenas de crema pastelera...¡ay que cosa más engordante y más buena!

Sufur dijo...

¡Afortunadamente, no hay por qué elegir entre las dos!

David dijo...

Yo las preparo al horno, como mi madre y mi abuela. El problema es que no acabo de pillarle el punto a la cantidad de leche (esas indicaciones tan de madre de "tu vete echando que ya irás viendo" no suelen servir).

Un saludo.

Haddoquin dijo...

¡Pintaza todo! ¡Oléeeee!

¿La túnica de imitar a Demi Roussos también vale?

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin