Telenovela

 
Cómo han cambiado las series de televisión desde aquella Falcon Crest de los 80 que puse la semana pasada. Ya no hay culebrones de amor y lujo como los de antes.

Después de tragarme la malísima Scream Queens, que de puro mala "es muy mía" (y que por eso mismo me encantó, claro), me puse con Telenovela, el último proyecto de Eva Longoria.


Después de forrarse con Mujeres Desesperadas, hacer algún intento penoso en el cine (as usual), tirarse a baloncestistas y ponerle cara a L'Oreal (porque ella lo vale), Eva Longoria se ha lanzado al río con Telenovela.

Allí ella misma se autoparodia: es la protagonista de una telenovela latina producida en Miami, pero no tiene ni idea de hablar español, todo lo tiene que leer. La Longoria proviene de una familia mexicana en la que ya no se habla español (y no me vengas con que eso es una milonga, que yo tengo un amigo al que le falta el sombrero para confundirlo con un mariachi y es como ella). Siempre va con vestidos vaporosos, joyas ostentosas, un pelucón de dos kilos y medio y no para de poner poses. Ana Sofia, su personaje, se debate entre ser ella misma o su personaje: Pasión.


Es una serie de humor de episodios cortos de unos 20 minutos en la que Eva es la estrella absoluta. Hay más personajes: su ex, su mejor amiga, los demás actores de la serie, el productor, el guionista... pero todo gira en torno a ella. Y sí, hay que reconocer que está graciosa, aunque a veces se pase de atolondrada y patosa.


Los chistes son los típicos de sitcoms: el "yo nunca haría eso y a continuación lo hace", los malentendidos y las meteduras de pata. Hay algunos bastante logrados y para mí los más graciosos son los relacionados con el idioma. Hay buenos golpes con el galán gay que se quita la camisa a la primera de cambio, con la actriz "de carácter" o con la jovencita buenorra, pero como ya digo, la serie es todo Longoria. Pero claro, la produce ella misma. Y con los 40 cumplidos y las lobas que habrá intentando hacerse hueco, es un paso inteligente el irse hacia la comedia.


De la primera temporada se han emitido 11 episodios y la renovación de la serie aún está en el aire. Hay rumores de que pronto anunciarán que no habrá una segunda temporada.

No es la quintaesencia de las maravillas, pero es una serie simpática que lo hace pasar bien.

2 comentarios :

Christian Ingebrethsen dijo...

Hay quien me la ha recomendado diciendo que es mucho más de lo que parece, que hay más allá del ostentoso marasmo que aparenta y que Longoria se reinventa muy bien y mira que lo ví en un trailer parecía la versión latina de "Mi gran boda griega".

un-angel dijo...

A mi la jamelgona esta de la Longoria me cae bastante bien no sé porqué, solo por ella ya me dan ganas de ver la serie...

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin