Marc Almond en Madrid Sala Arena. Olé Gitana.




Ocho años ya desde el último concierto de Marc Almond en Madrid (o si hubo alguno entre medias yo no me enteré), que se dice pronto. Fue en el Teatro Calderón, todos sentaditos, en plan serio.

Y el de anoche... nada que ver. Almond presentó su último disco The Velvet Trail (plus un popurrí de canciones de todos los tiempos) en la Sala Arena de Madrid (o Sala Marco Aldany, que uno no sabe ni cómo llamarla).

No me gusta esa discoteca para conciertos. Ya fui cuando OMD (léase la anécdota de mi primer marido, joder, parezco Lolita en Tu Cara Me Suena) y lo repito: no me gusta. Lo de tener la barra y la mesa de mezclas en el centro del local hace que o te quedas en la pista o el resto de la disco es incomodísimo para ver un concierto.

Esta vez estaban todas las entradas vendidas, pero digamos que es una sala de aforo "medio", y no tuvimos problema en colocarnos en pista, hacia el final, que importa poco porque se ve cerca.

El concierto empezó puntual sobre las nueve y duró (con bises) una hora y media aprox.


Hay que decirlo: el señor Almond a sus casi 60 tacos se entregó de pleno desde el minuto 1 que sonó Minotaur. Apareció bien de aspecto, ya con su barriguita, con una camisa de raso negro y un fular de lamé brillante que le daban un aire así como de gitana.

Y es que Marc, como buen fan declarado de Juanita Reina y otras folklóricas españolas, es muy gitana, muy estrella, muy flamenca ella. Acompañado de batería, guitarra, teclista (muy mono) y dos coristas, se arrancó y no paró un momento.


Aunque cantó bastantes canciones del último cd, se dio un repaso por toda su discografía. El problema es que teniendo una carrera tan dilatada (y no sólo la carrera seguramente) hay canciones para dar y tomar, todos tenemos nuestras favoritas y del Tainted Love hace ya 35 años, ¿sabes? Sí, eligió algunas que yo no hubiera seleccionado nunca (Dancing marquis, Champagne, Black Heart, Varieté...) pero aún en las que o ni me sonaban o no me gustaban pude disfrutar de lo lindo de su interpretación, voz y expresividad. Se lució en "Tears run rings", hizo una preciosa "Scar", se lo pasó pipa con "Brilliant Creatures", me emocionó escuchar "Meet me in my dream" y se volvió loquísima del potorro con "Jacky" (no me gusta, no me gusta y no me gusta, pero en directo es brutal).

No me preguntes por qué no sale derecho, ya lo pondré bien.

Y puedo decir que el show no decayó y que la voz sonaba plena. Lo siento por los de Barcelona que tienen hoy este mismo concierto, pero muy superhombre tiene que ser Almond para aguantar dos días seguidos al mismo nivel al que estuvo anoche.

En el lado negativo, el sonido. Vamos a ver, si yo tenía la mesa de mezclas justo detrás, ¿es que el tío no oía? Acoples, distorsiones y el micro más bajo de lo que debía estar.


El público rondando mi edad (y máaaaas) aunque sorprendentemente también gente joven. Portándose bastante bien (no había gente hablando, que es algo que me revienta) y pocos grabándolo todo.

Qué manía con grabar los conciertos. Si luego nos los ves. ¿Para qué? ¿Para ser el primero que los sube a Youtube? Si luego no los disfrutas porque estás más pendiente del puto móvil que del concierto en sí. Vale, sí, yo hice unas fotos y grabé un par de trocitos, para subir al face y recordar, pero jode,r es que había dos o tres que se tiraron todo el concierto con el móvil arriba. Además, qué feo queda eso de mirar al artista y ver un mar de pantallas iluminadas. 

Pero mira, hoy ya he visto en Youtube un fragmentito de ayer:


Como no pudo ser de otra manera, los bises fueron Tainted Love y.... claaaaaro, Say hello wave goodbye (qué canción máaaaaaas bonitaaaaaa)

Marc Almond Live in Madrid. Sala Arena

A las diez y media ya estábamos todos fuera. Algunos se quejaban de que había cantado demasiadas del último disco, otros de que no había cantado las que esperaba... no sé, yo disfruté mucho. Y no es pasión de fan (que lo soy). Marc estuvo entregado y se marcó un concierto a su medida que nos dejó un muy buen sabor de boca.

Olé, gitana. 


Blog Widget by LinkWithin