Hanelore Tour (iii): Qué ver / qué hacer

 
Siguiendo los pasos de nuestro Hanelore Tour 2014 (clic) ahora me toca hacer una recopilación de información, más que nada para que no se me olvide.

Vayamos por partes.

Hemos llegado al aeropuerto, nos hemos pillado el bus 66 y ya estamos en nuestro alojamiento, que puede ser un hotel o uno de los cientos de bungallows que hay por la zona, y que son muy monos y muy prácticos, pero luego tienes que hacer la compra, organizar desayuno, comida y cena y darle al fregoteo... ¿merece la pena para unos pocos días? Tú verás.


Y ahora... ¿qué hacer en Maspalomas / Playa del Inglés?

Pues cariño, desengáñate. Si vas en plan turismo cultural, gastronómico, de naturaleza... olvídate. Allí se va a la playa y a juerguearse. Si quieres otras cosas te alquilas un coche y te visitas la isla, pero en Hanelorelandia se va a lo que se va.

Lo primero que tienes que hacer es abrir la página http://www.gcgay.com , donde te lo indican todo, de manera actualizada y así no te tengo que pegar yo la brasa, pero como esto es mi blog, intentaré contarlo en el Mocho Style.

Maspalomas se compone de: Playa, Centro Yumbo y la línea que une ambos.

Toda la info, pulsando en el siguiente mapa:

http://goo.gl/maps/H12XG

Planificar el día:
Después del desayuno, a la playa.
¿Cómo se va? Pues bajando toda la avenida Tirajana hasta el Hotel Riu Palace.
Como el urbanismo allí es algo peculiar, ni se te ocurra buscar la calle para rodear el hotel, no la vas a encontrar, hay que entrar por el pasillo central, por la entrada del hotel.


Si eres espabilada y no has desayunado, te cuelas como Pedro por su casa por la puerta de la derecha del hotel y te metes en el restaurante. Que no se note mucho que vas a la playa con el flotador de calabacines y el traje de baño hasta los tobillos. Coges mesa, te sientas y te tomas un señor desayuno buffet de toma pan y moja. Luego te levantas y te vas a la playa. Si te pillan, dices que no estás alojada y pagas tus 12 euretes o así que te costará, POR LISTA.

Una vez pasado el hotel, llegas al mirador de las dunas de Maspalomas, que es alucinante. Y entonces haces como TODAS LAS MARICAS DEL MUNDO y te sacas una foto en la balaustrada.



¿Qué ocurre? Que ahora mismo está en obras y fuimos el Tx y yo a hacernos nuestra foto y zasca, no había balaustrada, una ful.


Una vez hecha la foto de rigor sigues el reguero de gente que va hasta la playa y en unos 20 minutos (más si eres lenta o si hace mucho calor) llegarás al chiringuito 7, la playa gay.


Ojo no te confundas con el camino. El que va a la playa es el que va hacia el sur. Verás que hay quien se dirige a la derecha (el oeste). Tú ni caso, de ello nos ocuparemos luego.
Te en cuenta que a la playa 7 también se puede llegar andando por la orillita, que es mucho más descansado, desde el Faro de Maspalomas (para llegar te las apañas, taxi -son baratos- o bus).


Una vez llegados a la playa, plantas tu sombrilla, te alquilas una hamaca con sombra o te pones la toalla donde quieras. Para tomar un refrigerio, o incluso comer algo, tienes el chiringuito, atendido por señoras malhumoradas al ritmo de un radiocasete con música ratonera, tiene una banderita multicolor en su cubierta, que nos hace pensar que será el centro de reunión de las maricas playeras.


En la playa, como es de rigor, hay mucha exhibición y pavoneo. Vamos, que te puedes poner tibia mirando chulazos. Cerca del chiringo, todos con el traje de baño. Cuanto más al oeste, más nudismo. Como está de moda lo de llevar la marca del bañador, los más potentorros no se lo quitan ni a la de tres. Tx y yo no lo dudamos, 1,2, 3, crema protectora solar y hala, ¡a culo pajarero!


En la playa pasas las horas centrales del día y luego ya inicias el camino de vuelta. Y es entonces cuando te puedes dar un paseo por las dunas, esas manchitas de color rojo que aparecen en el mapa que te he puesto arriba, la bifurcación del camino.

Porque en las dunas de Maspalomas hay mucho cancaneo.
La visita era obligada y nos fuimos para allá en plan senderismo.



Y... qué quieres que te diga.
No.
O sea, no.
No me gustó nada de nada.
Sorprendentemente hay una gran cantidad de árboles y matorrales para practicar el ídem, es decir el matorraling o matorralismo en castellano (en valenciano, la matorraleá). Y lo que te vas encontrando por ahí es gente distribuida estratégicamente en las decenas de caminillos que hay, unos tomando el sol, otros en clara pose de esperar, y muchos paseando arriba y abajo como locos. Lo que se viene llamando una zona de cruising de toda la vida, vamos, sólo que casi todo el mundo desnudo.

De vez en cuando te encuentras unas especies de nidos de Pterodáctilos gigantes, como empalizadas circulares, que hacen las veces de dormitorio / reservado. Me hubiera gustado sacar fotos, pero estaban TODOS ocupados, así que me remito a San Google, donde he encontrado una serie de estos "Nidos de Águilas"


El tema está en que el paseo por las dunas, y más después de haberme bañado y pasado un buen rato en la playa, me resultó cansado, aburrido, y... de un nivel de gente bastante chungo. Y no me refiero sólo a edad avanzada, sino a aspecto en sí. Chungalí.

De tarde en tarde se veía a una parejita follando y un grupo de mirones cascándosela alrededor. Supermorbo, vamos.

Una cosa que me sorprendió es que la zona de las dunas, protegida, estaba llena de bolsas de basura para recolectar residuos y no se veía el clásico y asqueroso suelo plagado de condones y kleenex habitual de estos lugares. O la gente es cuidadosa o hay quien se ocupa.


En fin, según me han dicho los aborígenes de la zona, se pone mejor cuanto más tarde, y sobre todo la otra zona, la que hay al lado del faro, la llamada "Los Camellos". Pero vamos, que uno no tenía ganas de comprobarlo.

Ojo a las zonas de cancaneo. Según indican en las diversas webs, hay algunas que son de cruising hetero. Ten cuidado no te vayas a encontrar con algunas francesas, que ya sabes cómo son, son otra cultura, no se depilan.


En fin, que lo de las dunas era visita turística obligada, pero vamos que no creo que me vuelvan a pillar allí.

Una vez has hecho lo que tengas que hacer en las dunas, vuelves a la civilización y te acercas a tomar el café con tarta en el Café Wien, un local muy maleni donde se reúnen las mariquitas de actividad vespertina.


Lo mejor del Café Wien es que está situado en el Centro Comercial más demencial de toda Playa del Inglés: El Centro Comercial CITA, cuya trasera daba justo al caserón de Doña Urraca en el que estábamos alojados.


El CITA fue construido en 1972 y se compone de un montón de pasillos y patios interconectados. Tuvo su momento de apogeo en los ochenta y ahora mismo no es que esté destartalado y casi abandonado, sino que directamente se cae de cochambroso. 


Tiene una planta de tiendas, otra superior con restauración y una subterránea a la que da miedo bajar.


Pero lo más de lo más de lo más del CITA es su fachada. Como si de un Parque Europa se tratara, tienes reproducciones del Big Ben de Londres, del Arco del Triunfo de París, de la Torre inclinada de Pisa, de la Iglesia de la Plaza de Praga... ¡viva la piedra artificial!


video

Por si eso no fuera poco, en una de las esquinas hay una horrenda figura gigante de un niño con un gorro de cucurucho.


Esta figura se supone que es para animar a los niños a entrar, porque detrás suyo hay una serie de figuras de superhéroes mezcladas con reproducciones del David de Miguel Ángel, que dan miedito. A Hulk, como se le ha roto la cabeza, lo pusieron mirando a la pared.


Y aquí obsérvese como el AcuaMan o como se llame está sujeto al suelo con el palo de una escoba para que no se caiga. ¡Divino!


En serio, horripilante. Por no hablar de esa especie de estatua de Neptuno (o Poseidón), con pintura azul donde se supone que había agua.

Aclaración: me comentan que no es Neptuno ni Poseidón, sino un GRAN GUANCHE, por cuya culpa los isleños tienen esos nombres tan exóticamente sensuales.


Ni que decir tiene que el CITA se convirtió en nuestro centro comercial favorito. Ni Yumbos ni leches. Y lo visitamos todos los días que estuvimos allí. Nos dejó fascinados.

Tras las tartas y las compras te vas a cenar. Mejor tempranito, para luego ir al Yumbo a tomar algo.

Pero esta entrada de blog ya se está quedando muy larga, ¿no? Dejemos el Yumbo para más adelante, porque se merece entrada aparte.


Continúa... aquí


8 comentarios :

un-angel dijo...

Ainsss que risas, con lo de las francesas en la zona de cruising hetero hasta se me caían las lagrimillas...
El "Amarillo" de hoy ya sí que me ha dejao muerto total...

Driver GT dijo...

¿Y el desenlace del amarillo para cuándo?

AdMiles dijo...

En el Riu Palace estuvimos hace un par de años, habiamos reservado en otro de la misma cadena de inferior categoría pero al final no sé porqué nos desviarnon allí. ¡Qué desayunos, qué cenas! Si sigo más días allí no habría cabido en el asiento de Ryanair para volver. Este año la demanda debe ser mucho mayor porque lo que entonces nos costó menos de 500€ ahora nos costaría más de 2000, y debe estar todo vendido porque no encuentras un puñetero hotel barato para Navidad. Por cierto que parte de la clientela era bastante peculiar, parejas de hombres de cierta edad (avanzada) algunos con un Look tirando a muy mamarracha. No se si lo tienes previsto para comentar en próximas entradas ¿Habéis intentado tomar un café como Dios manda? Es imposible, no hay, sólo un brebaje denominado "café alemán" que puede que sea alemán pero de café tiene poco, al final encontramos un chiringuito cutre donde te lo daban en vaso de plástico, y además era malísimo.

DiegoC dijo...

Me apunto lo de las dunas para dentro de 20 días.Yo sólo estuve una vez (y mira que llevo años viajando a Maspalomas...) y me pareció incómodo por el calor,los mosquitos y bichos varios, y la arena y la sal que traía pegada de la playa.Y sobre todo, que después de estar todo un día al sol,con esas temperaturas,no me fiaba yo mucho del estado en el que podían encontrarse los condones...El CITA es de película de terror.Literalmente.Aunque creo que sobreviven un par de garitos de perdición que tienen cierto renombre...

PasaElMocho dijo...

Diego, el CITA es deliciosamente demencial. Una cosa a tener en cuenta, lo de los condones al sol. Por cierto, en diciembre ya no tendrás esos problemas de temperaturas, nosotros la verdad es que tuvimos suerte porque estaba medio nublado y se podía aguantar. Pero vamos, que lo de las dunas... NO.

Admi, tienes razón, no he comentado el tipo de gente. Quizás más adelante, no quiero que el blog se vuelva pesado.

Y respecto a las reservas, para el carnaval alemán estaba todo cogidísimo, y si te pones a buscar para el Orgullo de mayo, que quedan seis meses, ALUCINA.

¿Al Driver y al Angel qué les pasa con el color amarillo? No entiendo.

DiegoC dijo...

Hombre,pues lo de las temepraturas y su efecto sobre los condones no sé que decirte: ha habido años en los que, en diciembre, estábamos a 25 ºC.Que puede no parecer mucho,pero teniendo en cuenta lo muchísimo que guarda el calor la arena de la playa...

Anónimo dijo...

Peroo mi niñoooo!! que el sr Neptuno o Poseidon al que te refieres es un gran guanche, de esos que explicas de donde proceden los nombres de maspalomas.

PasaElMocho dijo...

¡Un gran Guanche! Aclarado queda.

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin