Raffaelling

http://toylandmagazine.blogspot.com.es/2010/04/explota-explota-me-explo.html
 
Recientes estudios documentados han sacado a la luz una nueva y peligrosa forma de deporte de máximo riesgo entre los gays: el Raffaelling.

El Raffaelling se practica al borde de un acantilado, en la barandilla de un hotel de Mallorca, en el extremo de un trampolín o en el límite de cualquier precipicio.


El participante debe ponerse de espaldas a dicho precipicio, con los pies pegaditos al borde.

En ese momento, se le hace escuchar a volumen brutal la canción de Raffaella Carrà "En el amor todo es empezar":


Llegado al minuto 0:52 suena el estribillo "explota explota mexpló" y el mariquita sentirá unas ganas irrefrenables de pegar el característico cabezazo hacia atrás, provocando una pérdida de equilibrio y el consiguiente despeñamiento.



Si no lo consigue a la primera, tranquilo, tiene por lo menos una docena más de oportunidades para conseguirlo en la misma canción. Y si al final sigue en pie por lo menos se habrá provocado una lesión de cervicales.

Se tiene noticia de grupos homófobos organizados que están provocando aparentes suicidios espontáneos mediante este método, colocando altavoces estratégicamente situados en bordes de paseos marítimos, pasos elevados de autopistas y otros entornos, aprovechando especialmente los momentos en los que los mariquitas están sacándose fotos para poner en el perfil del Grindr. ¡Criminales!


Para tranquilidad de muchos, esta práctica no conlleva riesgo alguno si el participante es menor de 40 años y/o no es una petarda consumada.

(ante las múltiples quejas recibidas, rebajo la edad del Raffaelling a 40 años). Si eres menor y lo practicas, nena, eres LO PEOR.

Pronto Raffaella?



Blog Widget by LinkWithin