Agotaíco




Bueno, ya sabes que esta semana es la del Orgullo y que, como tal, este blog va a ser monotemático con el asunto. Así que si eres de las perpetuamente ofuscadas que se van a indignar porque está mercantilizado y porque la Botella no nos deja pasar por la Gran Vía mientras sus amigos se llenan los bolsillos con nuestro dinero etc etc... vete a otro blog. Aquí el Orgullo lo vivo con alegría, qué coño.

Agotaíco estoy.

Porque Tx y yo iniciamos la semana de celebraciones orgullosas ya el sábado pasado y lo que nos queda hasta el próximo domingo, que esa es otra que no he puesto en el decálogo del viernes pasado: lo de "LAS AMIGAS".



¿Quién no tiene "AMIGAS" de fuera que piden quedarse unos días en casa y así venir al Orgullo? ¡Y mira que nosotros vivimos en el polígono en el culolmundo! Pues nada, que ya hemos tenido un par de solicitudes. Pero oye, todo por los amigos.

El caso es que el sábado hicimos la fiesta barbacoa de inauguración del verano en casa y, como coincidía que era día 28, le dimos temática orgullo. O sea, que pusimos el mantel de tiras de colores y colocamos la bandera en la terraza. Y como hizo mucho viento estuvo ondeando toda la tarde/noche y me dijeron que se veía desde el quinto chimpón. Fantástico.




Y, como somos hombres muy integradores, invitamos a nuestros compañeritos del gimnasio (#yonodigogym). Es decir, a mis compis de zumba, básicamente. Más que nada porque es gente a la que veo y con la que socializo un mínimo de dos días a la semana.

¡Y porque fueron los que animaron la fiesta, joer!
Que la maripandi se dedicó a sentarse, comer, comer, beber y a trastear con los móviles.
Vamos vamos vamos.
Mientras, nosotros efectuábamos nuestras coreografías y los demás nos miraban como si fuéramos marcianos. 


Y si te crees que voy a poner ahora el vídeo de nuestra coreo del "Meto Mano" vas de culo.
Más que nada porque estábamos muy bajos de forma, que esa misma mañana habíamos tenido una master class de TRES HORAS de duración. Sí, somos friquis.

Y en plena inmersión asiática y para celebrar la llegada del señor chino más rico de todas las chinas, la iluminación de fiesta corrió a cargo de una fantástica BOMBILLA giratoria con tres leds de colores, comprada en el HiperChino de Santa Eugenia. Vamos, todo un exceso. Pero mira qué juego dio.

http://38.media.tumblr.com/1a01dd254e139cd47582f0d70adbbebc/tumblr_n77zrpe5ax1swsdqmo1_500.jpg 

Te puedes imaginar que la música que sonó fue LO PEOR DE LO PEOR.

Un éxito de fiesta y, mientras Tx acercaba a una zona más civilizada a los que se iban a volver en búho, en un plisplás tenía yo recogida la terraza y metidas las copas en el lavavajillas, que no pudo faltar el cosmo de bienvenida característico de Tx. 

Y ya está. Aquí me tienes reposando al día siguiente tomándome los restos. O sea, un tinto de verano. Que bebida sobró un huevo, pero lo que es comida.... ¡ZAMPONES!





Hemos quitado la bandera de la terraza. Lo mismo la pongo para este finde, más que nada para hacer de rabiar a mi querido vecino de al lado, que tiene cargo político de tendencia bastante conservadora y con el que... huy, ¿pero no he contado nada en el blog del vecinooooo? Si da para muuuuucho. Bueno, otro día. Recuérdamelo, puri.

Lo dicho, que empieza una semana de reivindicación y celebración, y no me pienso meter este año en polémicas.... al menos aquí.

Happy Pride Week, petardas


Blog Widget by LinkWithin