¿Y ahora qué hacemos con Google Reader?


  
Como bien sabes... aún hay gente que escribe blogs y, lo más sorprendente, ¡todavía hay quien los lee! (aunque ya ni comente ni nada). Para todos nosotros, queridos frikis, Google nos ha reservado una deliciosa sorpresa que desveló hace unas semanas: cierra Google Reader, la herramienta para realizar un seguimiento de blogs y otras web y que usamos el 99% de los que seguimos alguna página. Divino, ¿eh?

Sí, son esas cosas que hace Google para jodernos la vida a los internautas: es especialista en crear productos ultranovedosos que van a revolucionar la navegación por la red y que nadie sabe para qué sirven, como Buzz o Wave. O te complica la existencia comprando Youtube y obligándote a hacer login con su cuenta de Google, (¿qué pasa si uno tenía más de una cuenta en Youtube según el tipo de vídeos que subiera? Pues ah, te jodes o intentas bregar con unas instrucciones indescifrables). O ya lo más de lo más, el incomprensible Google+ , sus círculos y sus pijadas. Y para un servicio sencillo y útil que tenía, el Reader, va y lo cierra.


¿Y ahora qué hago yo con mis feeds? ¿Voy a perder la página que me avisa de todas las descargas de porno? ¿Y el blog del tío ése que está buenísimo y que no paro de dejarle comentarios aunque él ni me responde ni se digna a pasar por el mío? ¿Y mi suministro diario de chulazos? Aaaaaaaghhhhhhh.

Enseguida surgió la solución: usar Feedly.
Pero Feedly es un plugin del navegador que lo que hace es conectarte a tu cuenta de Google, con lo que cuando cierre Reader, se acabó el Feedly. Dicen que están trabajando en un servicio de adición de Feeds, pero si no está listo para antes de verano o si resulta una ful, ¿nos arriesgamos?


¿Entonces, qué?
¿Hay un sustituto para Google Reader?
¿Dónde puedo migrar mis datos sin volverme loca del potorro?
¿S'han acabat els dramas?

Tranquila, querida Piscis.
Por el momento, y hasta que cierre, que todo puede ser, tenemos THE OLD READER.

theoldreader.com es un servicio IGUAL que Google Reader. Vamos, que añades tus feeds y te manejas con la tecla J y la K para subir y bajar, como siempre. 
Puedes empezar de cero o puedes importar tus feeds del reader. 
¿Y cómo lo hago?



Pues mira, así.
Lo primero de todo organiza TODOS tus feeds en Google Reader DENTRO DE CARPETAS, que no quede ninguno suelto. No tiene ningún sentido pero la primera vez los que tenía fuera de carpetas no se me importaron, así que lo tuve que hacer dos veces.

Después sigues las sencillas instrucciones que Google te ofrece para exportar tus feeds.
¡Aha! Te pillé. No hay manera humana de saber cómo hacerlo.
Tranqui.
Abre Google Takeout. ¿Qué es eso, te preguntarás? Pues ni puta idea, te digo, pero lo abres haciendo clic en el enlace que te he puesto.
Pulsa el botón "Seleccionar Servicios". Haz clic en "Google Reader".
Se abre una nueva pantalla, vas abajo y pinchas en "Crear archivo".
Et voilà, en un ratito ya tienes un archivo zip.

¿Y ahora qué coño hago con esooooo?
Pues lo descomprimes, lerda. Y al abrirlo ves que dentro tiene ocho archivos. Los guardas.


Te vas a Theoldreader.com y te conectas usando Google. 
Permites acceso.
Sí, ya estás fichada, tú, paranoica obsesionada con la privacidad.
¡Pues no pongas en la red cosas que no quieres que se vean!
Y una vez dentro le das a IMPORTAR.
Examinas, buscas donde has descomprimido el archivo del Takeout, seleccionas el archivo XML y ya.


Te dirá que tus feeds se están importando en segundo plano y te aparecerán sólo unos pocos. Paciencia, ciérralo y olvídate porque tarda, y mientras esté importando todas tus mierdas, aparecerá arriba una nota diciendo "Sus fuentes se están importando en segundo plano".
Al cabo de unos días (sí, días, impaciente) dejará de aparecer esa nota y ya puedes usar el old reader tal como usabas el Google.

Hala, ya.
¿Que no te sirve?
Pues te jodes, que ya he hecho yo bastante.


EDITANDO: gracias a doña Meg podemos decir que todo este proceso se puede simplificar usando http://www.bloglovin.com , que además tiene app móvil. ¿En serio sigues tus feeds por el móvil? Estás muy mal, María del Carmen.  A mí no me gusta la manera de visualizar pero bueno, cada uno que elija. Ahora a ver cuál funciona mejor.



Blog Widget by LinkWithin