Valor De Ley


El viernes pasado mi tx y yo cenamos en casa, nos pimplamos una botellita de vino blanco entre los dos y luego nos fuimos al cine, a ver la de los hermanos Coen, Valor de ley que, mireusté mireusté, es un rimeic de una de Yon Vaine.


A ver, es la típica peli del oeste "de ahora". Es decir seria, con personajes marginados, perdedores y cutres pasándolas canutas mientras se dicen frases ingeniosas (cuánto daño ha hecho Tarantino a los diálogos del cine actual). Nada de concesiones al gran público ni al melodrama, pese a estar producida por Spielberg. Por la temática de venganza y tal tiene una pinta muy de "Sin Perdón 2". Es muy sobria, muy contenida. Yo creo que está destinada a convertirse en un clásico.



Jeff Bridges hace un papel mil veces visto, que es así como un cruce entre Massiel y el Abuelito de Heidi: viejo borrachín y cascarrabias pasado de vueltas con un sentido de la moral muy suyo pero buen corazón. Ni que decir tiene que borda el papel y si no estuviera el plasta de Colin Firth, sería muy de Óscar.

Matt Damon está supercontenido en un papel en el que podría haberse desmelenado bastante. Indicaciones de los directores, supongo. Pero claro, si se hubiera desmelenado aquello podría haberse desmadrado en el terreno cómico y evidentemente la intención de la peli es tirar por otro camino. Está muy bien el chico.


Sobre la niña no puedo opinar porque vimos la peli en versión doblada al español. A ver en qué CCR te van a poner a ti pelis en VO y a ver cómo convences tú al tx de que después de cenar con vino vaya a ver algo en inglés.
A lo que voy: el doblaje de la niña es INSOPORTABLE. Lo siento mucho, profesionales del doblaje (especial recuerdo a Miss Paris Morgan, que me llevó una vez a un estudio para ponerle voz a un cuervo en unos dibujos animados de esos horrendos que vendían a euro en el Carrefour y que eran copias de pelis famosas). Pero no.


Vale que la niña tenga que tener un soniquete impertinente, pero ese tono monocorde es horrendo. Un espanto. Y el de Matt Damon no se queda atrás.

Así que niños, a verla en versión original que al menos así puedes fardar luego de mariculta en el chat del gaydar... o del bearwww - no responder (borrar).

A partir de la mitad (aprox.) la peli se pone interesante. Sí, porque al principio hablan demasiado. Pero después incide más en los retratos psicológicos de los personajes y dejan de ser los estereotipos que nos presentaron: la niña repipi, el viejo huraño y el vaquero chulo.

La peli va ganando en emoción y termina con uno de esos finales demoledores.

Hay algún toque Spielberg (no mucho, lo justo para emocionar un poco) y algunas gotas made in the Coens auténticamente surrealistas (el del oso, el de los animales, el ahorcamiento del indio...) salpicando el metraje.

Es una peli recomendable, se disfruta, se puede ver, el cine estaba bastante lleno y la gente estaba muy calladita (y eso, te lo digo yo, es bien raro en el CCR del polígono, donde la gente come palomitas como Triky comía galletas y las bandas sonoras de las pelis van siempre acompañadas de sorbetones de vaso de cocacola).

No es que nos maravillara, pero nos gustó. Y, sobre todo, mejora bastante cuando se dejan de tarantinadas en los diálogos y pasan no ya a la acción, sino a la progresión del argumento.

Y este viernes estrenan la de Cisne Negro. Ya sabes, a no perdérsela.



El vino fue un Castillo de Liria, a 1,49 €/botella en el Mercadona. Tx había oído en la radio que lo habían recomendado y que salía en una guía de 100 vinos españoles baratos y de calidad. Y oye, sí, fresquito entra estupendamente, tiene el típico toque afrutado sin llegar al empalago y ya te digo, pim pam pim pam una copita tú otra yo, allá que nos fuimos andandito al cine entre descampaos y naves industriales cerradas, más contentos que unas castañuelas. Hay veces que pienso que en nuestro polígono podríamos rodar perfectamente un western.


Blog Widget by LinkWithin