SexyKiller: (te) morirás por ella


Hace unos años, unos amigos míos compraron una casa tremenda, totalmente de luxe, espectacular. Cuando mi tx y yo fuimos a verla, no lo dudamos: "en esta casa hay que rodar una teleserie de amor y lujo", al estilo de Dinastía o Falcon Crest. Como uno de los propietarios de la casa, además, era fan (y físicamente clon) de Krystle Carrington, nos pusimos a la tarea. En diez minutos escribí el guión del episodio piloto, cogimos una cámara digital que hacía un ruido infernal y empezamos a rodar. Así surgió nuestra teleserie de amor y lujo favorita, de la que tardamos unos tres años en rodar los cinco episodios de los que consta.

Pero es que no es tan fácil, querida. Primero, todo el mundo quiere salir, pero luego a todos les da vergüenza. Después hay que reunir a la gente. Luego hay peleas de vicesecundarias que arruinan planes de rodaje. Finalmente, da mucha pereza. Los guiones se iban modificando sobre la marcha, metiendo personajes, eliminándolos de golpe, creando situaciones absurdas...


Mientras, tx, que hizo un curso de cine hace siglos y que es aficionadísimo al 3D, iba experimentando con el Premiere y el 3ds max, creando escenarios virtuales y efectos digitales. Yo, autotidacta con el After Effects, metía efectos especiales megacutres, pero que hace mucha ilusión verlos en pantalla.

Así, lo más interesante de nuestra teleserie de amor y lujo no es el argumento ni las interpretaciones, sino la evolución de los 7 minutos cutres y mal sonorizados del episodio 1º a los dos últimos episodios, bastante cuidados y con despiporre galáctico-digital incluido.

Para terminar, aparte del cliffhanger de rigor, se me ocurrió que un malvado asesino en serie vestido de Montserrat Caballé se fuera cargando uno a uno a los personajes, luego copié un final absurdo de otra famosa serie y ya está, se acabó.

Nuestro siguiente proyecto, la ópera Zitronella, dudo mucho que llegue a empezarse, sinceramente.

¿Y a qué viene todo esto?



Pues a que el año pasado, cuando un amigo, cinéfilo él, vio la película SEXYKILLER, me dijo: es como si la hubiérias rodado vosotros.

Y el otro día, visionándola (por no repetir lo de ver), lo corroboré: Es una chorrada como la copa de un pino. Es como nuestra teleserie de amor y lujo, pero con dinero.


El guión es puro absurdo: asesina sicópata que se va cargando gente sin ton ni son, pasan unas cosas detrás de otras sin que haya relación, nos encontramos situaciones absurdas y el final es un despiporre sin sentido. Además, parece que también a los responsables les habían traído un ordenador nuevo para reyes, porque está salpicada de efectos digitales y cromas de lo más elementales.

A ver, hay momentos en los que te ríes. Y es gracias a Macarena Gómez, aquella chica de la que nos enamoramos en "El Calentito" (hay que verla). Macarena está inmensa, graciosa, excesiva. Tan excesiva que a veces se pasa de rosca, pero es que el producto lo pide. La película es ella y punto.


El chico, un tal César Camino, es mono. Y no lo hace mal. Alejo Sauras está gracioso. Paco León hace de Paco León y Ángel de Andrés hace lo que puede con un papel demencial. El resto no es relevante.

Sexykiller se puede ver si te la tomas como nosotros nos tomábamos nuestra teleserie de amor y lujo: como un divertimento tonto, una gamberrada. Aunque no llegará a las cotas de la película de terror española con la que más se puede uno reír: Tuno Negro (con el agravante de que se supone que además es una peli seria). Está bien para pasar el rato, pero también puede irritar mucho de lo payasa que es. Avisada estás.

9 comentarios :

Sufur dijo...

Sin que una cosa tenga que ver mucho con la otra, yo diría Macarena Gómez es una de mis histriónicas favoritas y que César Camino tiene un buen polvo.

Y que aquella serie de amor y lujo me hizo pasar buenos ratos, ya te digo.

Peritoni dijo...

Pues te lo juro por Krystel (con unos kilos más y unos pelos menos...Y SIN MANSIÓN!) pero ayer escuchando cómo Piki veía LQS, lo mala que es y lo mal que actúan todos, me dio rabia que ellos salieron en el Telediario y nosotros no (menos mal).

Y seré muy televicente, pero esa chica es la mujer del presidente del nuevo Aquí no hay quien viva, y el chico de la foto es el cómico (bajito) de Saturday Night de la Cuatro.

Efter dijo...

Jajajaja lo que me he reído con lo de Krystel... No había caído yo jajaja... Pues aparte de ser fans fans de la teleserie de amor y lujo, y de Macarena (me encanta ella y su "madre" Antonia San Juan en "La que se avecina"), me haría ilusión ver un día Zitronella en las pantallas. Quemancanta un naranjazo en directo.

Soliloco dijo...

Tuno negro!!! Que peliculon!!!

Pues mira esta actriz mencanta así que estoy tardando en verla

Tom dijo...

Mocho, mójate, como se llama vuestra serie de amor y lujo??

Ramsey dijo...

Me lo pasé pipa en el cine!!!!

Casta dijo...

Yo creo que no la veré, aunque me lo pasé teta con lo vuestro una cosa. Me da pereza lo que cuentas.

caotico_jq dijo...

Es que como alguien vea la película esperando encontrarse con "La semilla del diablo"... el problema lo tiene esa persona, no "Sexykiller" (porque el film persigue exactamente los objetivos que apuntas). Nosotros la vimos en Sitges del año pasado y nos morimos de la risa.

Ros dijo...

pues si te digo la verdad... me caía muy bien macarena antes... pero ahora no la aguanto ni cinco segundos...

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin