Warreo de Webcam y OrtoCorrección Nepalí


Mientras espero salir del b-loqueo, un consejito mariconsumista:

La de resfriados que se habrán pillado por chatear con la webcam. No te das cuenta, no te das cuenta, crees que estás caliente, te despechugas y hala, baja laboral al canto. Y ahora que llega el invierno, con más razón.


Pero hay una solución:

LA MANTITA CON MANGAS.

d

d


Se acabó el quedarse frío.


Te enfundas la mantita, sacas las manitas y te las deja libres para teclear y autosatisfacerte a la vez. Y para el exhibicionismo, siempre puedes hacerle un agujerito en el centro con unas tijeritas.

Además, te disimula las lorzas DEQUETECAGAS.


¡¡¡ ONANISMO CON CONFORT !!!

Puedes comprarla aquí.

Aunque siempre tienes otras posibilidades para los rigores invernales:


Imagina cómo se van a poner las manguitas y el teclado cuando tengas que decir lo de "ya, ¿te ha gustado?" Un pringue. Quita quita.


Y para que no pienses que soy un frívolo interesado únicamente en delirios consumistas, una noticia de esas que dan alegrías a los dosmanzaneros:

El Tribunal Supremo de Nepal garantiza plenos derechos a los ciudadanos LGTBI.


Si te sientes discriminada, ya sabes, ¡¡¡a Nepal!!! De ahí a ser una auténtica maritibetana, un pasito.


Vamos, que bien por ellos, pero mi dosis de reivindicación se terminó cuando me borré del Cogam y ahora me limito a hacer la mamarracha en la cabalgata del orgullo y poco más, y la verdad es que la noticia en sí me trae al pairo... si no fuera por esas siglas que me ponen de los nervios: LGTBI. I. Han añadido una I. Lesbianas, gays, transexuales, bisexuales y ahora... INTERSEXUALES. Lo reconozco, lo he tenido que mirar en la wikipedia.


No, si cuando yo me cachondeo de las siglas GLTBQFRKIS al final voy a acabar teniendo razón. ¿Alguien se acuerda de la película Jeffrey cuando el personaje de Olympia Dukakis representaba a la Asociación de Madres de Lesbianas Transexuales No Operadas? Pues eso.


La ultracorrección léxica y la gente (y la genta) que está a la que salta para declararse perpetuamente ofendida acabará con todos, ya verás.

Blog Widget by LinkWithin