Ensayos de migración



Como estoy un poquito hasta los webs de Blogger, de su advertencia de contenido dudoso y de toda la leche que conlleva, estoy haciendo ensayos de migración a Wordpress.

Tampoco es que me emocione demasiado el Wordpress, hay problemas con el hotlinking de las imágenes desde blogger y no me salen los vídeos ni los youtubes ni los reproductores multimedia, así que lo mismo se queda en agua de borrajas. Y no voy a sacar las imáganes de 500 entradas una a una, que yo no tengo mucamos.


Por cierto, buscando en google una imagen para gay migrando me ha salido ésta, bien bonita, y que corresponde a este interesante e instructivo blog sobre la cristiandad contra los enemigos del bien y la verdad:


Y, hablando de migraciones: ladies, ladielles & gentlemen, el señor TX y yo hemos empezado a mirar pisos. (Histeria global y grititos). Bueno, soñar es gratix, ¿no?


Y recuerda que los materiales no deberán ceder sus componentes a los productos en cantidades que excedan de 10 miligramos por decímetro cuadrado de superficie de material u objeto (límite de migración global). No obstante dicho límite será de 60 miligramos de constituyentes liberados por kilogramo de producto.

Y mira lo que le pasa a Rita si la desdoblamos:


Acojona, ¿eh?

Ante la avalancha de preguntas recibidas al respecto y que me colapsaron ayer el email, ahí va su receta mágica:

Sandwich de ganchitos
by Rita Irasema:

Ponga en una sartén o plancha una rebanada de pan de molde. Eche ganchitos (o Gusanitos) por encima. No se corte, que rebose, que rebose. Cúbrase con otra rebanada de pan de molde. Encienda el fuego, la nitrocerámica o la plancha eléctrica. Caliente el sándwich apretando con una espumadera para que el calor de la sartén funda los ganchitos. Cómase cuando estén fundidos.


Y este vídeo, el original, de otra Rita, que no es ni Barberá ni Repulsa ni la Cantaora ni Moreno sino Rita Lee, cortesía de Ipodificada (y por favor no te pierdas la letra, que habla de ponerse a cuatro patas, y la milikita cantándola en horario infantil...endevé).



La próxima vez nos aprendemos la coreografía de Milli Vanilli, promised.


Blog Widget by LinkWithin