SI, he visto La Momia 3, ¿qué pasa?


En nuestro periplo de cine de multisala de centro comercial remoto (CCR), insustancial, palomitero, de consumo kleenex de usar y tirar, y huyendo de las altas temperaturas del estío madrileño, esta semana tocó

La Momia 3: La Tumba del Emperador Dragón

Vamos a ver, buena, lo que se dice buena película, no es. De hecho, es tirando a mala, pero no entiendo por qué la crítica se ha cebado tanto con ella. ¿Realmente esperaban algo distinto?


Primero, y en eso han coincidido todos, se han rasgado los minipulls porque Rachel Weisz, la chica de las dos anteriores pelis, no ha querido hacer la tercera y ha sido sustituida por Maria Bello. ¿De verdad es algo tan relevante? ¿Era tan vital la interpretación de la Srta. Weisz o es sólo porque ahora va de actriz de prestigio? Porque vamos, tampoco en las anteriores entregas es que hiciera algo más que ser "la chica".

Después, que si los efectos digitales se cargan la película (también coinciden todos). Vamos a ver: que va de estatuas de terracota móviles, yetis, dragones, muertos vivientes y demás zarandajas. Todos de acuerdo en que eso no existe. Pero es una de las pelis en las que menos molestan esos efectos. Que se vean las últimas mierdas que hizo George Lucas con la saga Star Wars o bazofias con pantalla verde perenne.



Tercero, guión plagado de incongruencias. Seamos serios. Sí, es el punto más flojo de la película. Hay muchísimas partes directamente bochornosas, pero son anecdóticas respecto a la historia principal, que tiene una estructura bastante definida y, sobre todo, lineal. No le hace falta dar giros argumentales para sorprender, todos sabemos exactamente lo que va a pasar.



Cuarto, que actores con nombre se hayan prestado a hacer esto. Jet Li (¿hace algo más que pelis de artes marciales?), Michelle Yeoh (pero si lleva repitiendo el papel de Tigre y Dragón desde hace una década), Brendan Fraser (¿ha hecho algo decente aparte de Dioses y Monstruos en su carrera?) o Maria Bello (que salió de "El Bar Coyote", ese peliculón).


Quinto, que la acción se sitúe en China aprovechando el tirón de los Juegos Olímpicos. Léase de nuevo tan absurda afirmación de la crítica. Amos amos amos a ver, ¿es mejor o peor la película por transcurrir en China?

En fin, Pilarín.

La Momia 3 es una peli de aventuras que intenta seguir la estela de la primera parte en cuanto a mezclar comedia, terror y acción. Y sí, los fallos esenciales están en:


- Las interpretaciones: No hay quien soporte a Maria Bello ni a Brendan Fraser. Se hacen los graciosos pero no hacen gracia, no son ni medianamente simpáticos y cuando se ponen en plan dramático ya dan ganas de vomitar. Sólo ponen caras. Patéeeeticos.

- El niño. Luke Ford tiene esa pinta de porculizable muchachote inocentón al que te dan ganas de llenarle la cara de un lefazo, es tan inexpresivo como un pedazo de corcho blanco y físicamente no pega superparanada de hijo de Brendan Fraser. Además, tiene una incipiente papadita a lo Chris O'Donnell que hace presagiar un futuro de dietas y Naturhouse.


- Los personajes secundarios: Que los quiten. No sirven para nada y no se entiende qué pintan ahí, especialmente las dos chinas jóvenes (la buena y la mala -superabsurda-), el general chino malo (incomprensible), el tío graciosillo, el piloto temerario. Fuera, tuso tuso.


- Cuando el guión pretende ponerse serio, profundo o ñoño. No. No nos creemos los conflictos familiares de Brendan Fraser, sus peleas con su hijo ni sus momentos sentimentaloides de te quiero, yo también, perdóname. Hay que quitarlos. Pura birria.

- Absurdeces varias: Tenemos que evitar que lleguen los malos y hay un precipicio con un puente de cuerdas y tablones. ¿A nadie se le ocurre cortar el puente? El malo se transforma en lo que quiere y domina todos los elementos. ¿Tampoco se le ocurre hacerlo desde el primer momento y así cargarse a todos y ya está, fin de la peli?


- Las inevitables comparaciones con Indiana Jones. La persecución en Shangai recuerda mucho muchísimo al Indy 2. Pero si hasta tiene numerito musical. Y el resto, ya ni te cuento.


Pues eso, que vamos. Que es una peli de las de pasar el rato, llena de efectos, persecuciones, acción, tensión, y con un guión simplón tirando a malo que se la carga bastante. ¿Buena? No. ¿Mala? Pues psé, sí, malilla, pero no de querer largarse del cine como con la imbecilidad de Narnia. Y desde luego infinitamente mejor que la anterior entrega.

No pasará a los anales de la historia del cine (¿anales? ¿qué marica enloquecida le puso esa palabra a la frase hecha?) pero quedará como recurso de gancho de programación de televisiones varias.


Por cierto, un comentario jocoso: tengo un amigo que siempre se burla de las pelis que vamos a ver, y cuando está hablando de alguna que ha visto él, su frase favorita es "no es para vosotros". Hace poco fue a ver una de las suyas (la clásica iraní sobre lo triste que es la vida solitaria en el desierto o algo así, vamos, lo típico) y cuando llevaba unos 20 minutos de peli... se dio cuenta de que ya la había visto antes. Endevéeeeee.

Blog Widget by LinkWithin