Milis y Pelis

Como bien decía mi querido amigo Papatoni en mi anterior entrada, mi madre es una persona que dice las verdades y regala cosas prácticas. Ay, todavía recuerdo cuando se conocieron y me dijo eso tan bonito de: "con esas amistades vas por la cuesta abajo".


Y en cuanto a regalos pues sí, es muy peculiar. Sólo ella podía regalarme
una espumadera o pedirme que le trajera de París unas agujas de coser porque las francesas tenían el ojo más grande o una pastilla de jabón Lux porque el jabón Lux francés era distinto del español. O pedirme que le "escaquee" unas fotos.

Y, fiel a su estilo, este año me ha regalado este bonito objeto:


Un
huevo de madera para que me zurza los calcetines.

Ains, dejemos ya las cosas de Mili (no confundir con la berkaneante librera militanta) y pasemos a lo que me ocupa en este post:
Pelis.

He visto unas cuantas pelis descargadas. Dejando aparte las raras y freakies, que merecen explicación más detallada, hay dos del año pasado que se me pasaron y que tenía que, por lo menos, intentar ver.

1.
Hairspray.


Vi la de Waters hace años y no recuerdo absolutamente nada de ella salvo a las tres protagonistas: Divine, Ricki y Miss Debbie Harry. Tampoco he visto el musical en el que está basada. Iba por tanto
sin prejuicios.


Y bien, la verdad es que como musical funciona y las canciones están bastante bien (a excepción de las negradas, pero es que yo el soul y los uououoaaahs no los aguanto). John
Travolta sólo está bien cuando canta (interpretando es insoportable), la niña es graciosa, los secundarios están muy bien (Marsden especialmente), Michelle Pfeiffer está gloriosa y es digna sucesora de Miss Harry y la peli se puede ver como entretenimiento musical sin más pretensiones y con un punto de calidad.

Eso sí, se me hizo
muy larga y yo eliminaría todo el papel de Queen Latifah y sus canciones. Su cara tiene la misma expresividad que un rotulador Carioca marrón y el que saliera airosa de Chicago no garantiza nada.

La disfrutarán los amantes de los musicales, será insoportable para el resto de los humanos.

2.
Chuecatown.


Después de las salvajes críticas leídas, me esperaba la clásica mamarrachada de guión infumable donde el director maricona de turno saca a todas sus amigas osas a decir una frase supuestamente graciosa. Pues bien, de todo lo dicho es cierto que es una mamarrachada, que la historia principal del guión es muy endeble y que
Flahn saca a todos sus amiguitos, pero nos hemos partido de la risa con la película.

La Sardá tiene un papel espantosamente desarrollado, pero ella sola con su vis cómica consigue hacer genialidades. Y La Conchita Velasco está que se sale y se nota que disfrutó como una loca. Y mira que me caen bastante regulín ambas dos y me parece que siempre hacen lo mismo, pero están estupendas.

El resto, una intriga que no importa un pimiento salpicada con un montón de frases y situaciones graciosas.

Recomendable para mentes sin terribles exigencias y ganas de reír. Totalmente desaconsejable para maricas estreñidas que empiecen con lo de "ése de ahí fue Mister Nosequé y esos son los del The Angel... y Puyol es una impresentabla y esa es la sauna tal y... qué picorrrr".




Vale, lo que dice todo el mundo: "Joder cómo cambió Carlos Fuentes".
..

Blog Widget by LinkWithin