Bondage, spanking, snowballing, fisting and felching

Vaya, y yo que pensaba que iba a evitar los comentarios del viaje gracias a que mi querido Papatoni de Patraix i Sagunt iba a desgranar todos los detalles de nuestra breve estancia en tierras jiennenses con su prosa gótico-flamígera propia de su fallera procedencia, paellera edad y más que horchatero parecido físico con Esperanza Roy y Eusebio Poncela... y resulta que va el tío y me imita. ¡¡¡Regollons!!!

(quien sea capaz de analizarme sintácticamente el párrafo anterior que contacte urgentemente con mi bigotuda exprofesora de lengua de COU. Se volvería loca)

Ya ves tú.


Con lo bonito que hubiera sido un relato sobre diez muchachotes procedentes de distintos puntos de la piel de toro y encerrados en una casa Gran Hermano bajo la supervisión de una estricta gobernanta. Sus historias, alegrías, esas peleas fraternales...


Hemos viajado como quincalleros, con los maleteros de los coches a rebosar como los Forlady de Martirio e, incomprensiblemente, con más equipaje a la vuelta que a la ida.

Hemos realizado nuestras prácticas de 2º de Embrujo, aprendiendo a clasificar por número de castañuelas el grado de duende de cada pueblo, cada calle, cada rincón emblemático.


Hemos visto cómo Rihanna hace bolos como cualquier hija de vecino en localidades de nombre impronunciable (y mal escrito).


Nos hemos mimetizado con los chulazos locales


y hemos comprobado que en el sur también les va el sadomaso


Nos hemos encomendado al Cristo de las Supernenas


Y por supuesto a nuestra Geperudeta. ¿Perqué no vestirse la mujer con toda su lujuria? ¿Perqué no? Estas fotos son complementos de la foto de ayer.


Imagen muy relacionada con la tonada barroca española (y esto lo entenderán dos, pero anda que no son casualidades en dos semanas, hijosmíossss)


En nuestras neblinosas noches de Expediente Iker hemos visto varias veces al hombre polilla y a la chica de la curva. ¿No es apasionante? Aunque yo estoy convencido de que los ojos rojos en realidad eran los faros traseros del coche de delante y la chica me mosquea, porque te pedía dinero mientras daba vueltas al bolso.


La vuelta fue mejor de lo previsible en un puente de este estilo.
Queda comprobado que los navegadores Gepeese son una ayuda, pero un mapa de carreteras es imprescindible. Fuimos evitando atascos: primero cogimos una carreterilla desde Torreperogil (sin Caponata) hasta La Carolina (de LoMónaco).


Allí, una hora de atasco para pasar los 20 km de Despeñaperros con una niebla asquerosa. Quien conozca una alternativa currojiménica que nos la diga, porfaplís, porque no hay manera.

Más arriba, nueva retención requetemorrocotuda. En el mismo Madridejos cogimos la nueva autovía hasta Toledo. Una maravilla, íbamos solos. Y allí la de peaje hasta Mandril.


Más cosas:

Que para habernos movido 11 personas en 4 coches y poniéndonos en marcha a mediodía porque nos levantábamos tarde, hasta hemos visto cosas y nos hemos organizado bien. Pero, como decía el Pikitoni, estamos de vacaciones, qué coño.

Que la casa es estupenda (gracias, Fartons), a pesar de que después de que se acabara la carretera aún teníamos 2 km y medio de caminucho infame en el que uno sufre más que el coche. Pero cinco cuartos y seis cuartos de baño no se encuentran fácilmente. Con lo que tardan las chicas en arreglarse, joer.

Que la colchicina provoca serios efectos secundarios.

Que viva Arroturas. Que cojas una de las fotos de arriba y le des al "ponga aquí su cara".

Que Nati llora cuando en una foto glamourosa sale en un rincón un paquete de rollos de papel higiénico.

Que no pongo más freakiefotos porque no, y porque el Papatoni ya ha puesto a Leticia Sabater en su blog.

Que por muchos megapíxeles que tenga un móvil y por muy n95 que sea, donde esté una cámara que se quite lo demás. Una purquería.

Que los extraterrestres existen, y si no te lo crees, estate atento a tu pantalla próximamente.

Que muchísimas gracias al sector creativo/artístico (los primitos Mármol, ella y él), sin los cuales los extraterrestres puede que ni se hubieran fijado en nosotros.

Que muchas gracias también al Sr. Morgan (padre de doña Paris ídem) por prestarnos su inacabada obra maestra. No te creas, que la querían raptar.

Que gracias por supuesto a los participantes de los eventos nocturnos. A todos. A los Grimaldi, Casiraghi, Morgan, de Vichy, Fletcher, deBur, Albertescu, los 3 inversores... Muchas, mcuhas gracias a todos por el aguante conmigo y con mi tx y por haberos reventado la última gran partida de Continental: La revancha (3 horas y media, aprox). Os debemos una gran fiesta.

Q
ue cuando lo tengamos todo montado organizaremos un "Audience Participation".

Y que no hay como perderse por los cerros de Úbeda:

Blog Widget by LinkWithin