Cancaneo y otras preocupaciones


Cuando uno abre un blog al principio se preocupa y obsesiona por saber cuántas visitas tiene, de dónde vienen y tal y pascual. Es divertido comprobar la cantidad de búsquedas de "tías cagando" que te llegan de blogalaxia (y cómo vienen casi todas de Chile, so chanchitos) o imaginar la cara de espanto que alguien puede llegar a poner al llegar aquí buscando "trabajos manuales: cómo hacer una varita mágica", "sillas de metraquilato", "luis ricardo cantidubi" o "el cornudo es el último que se entera" (cuando todos sabemos que es mentira cochina) pero luego se va perdiendo la gracia de las estadísticas y con el tiempo se olvidan poco a poco.

Hasta ayer, que ha habido nuevo subidón subidón, ¿provocado por...? la búsqueda en Google de
CANCANEO en Madrid.


¿PERO SERÉIS WARR-ASS, THIRD-ASS Y PU-EHR-K's?

Y es que el periódico El InMundo ha publicado un reportaje sobre cruising (clic) en Madrid. Hay que reconocer que el texto está aceptable de no ser por el apropiamiento de la palabra cancaneo para el mundo hetero.

Señores, el cruising y el cancaneo para el que se lo trabaja, no a las apropiaciones indebidas.

Como ya sabes que a mí las noticias sobre este tema me traen entrañables recuerdos, me alegro mucho de que me suban las visitas por este tema, por mucho que fuera
Teresa Viejo en su fabuloso programa de investigación periodística "7 días 7 noches" la primera en decir aquello de "hay otras formas de entender el sexo" justo después de dar una noticia sobre alimentos en mal estado, cambio climático o violencia doméstica.

Y eso que este año no he puesto nada acerca de calendarios de bomberos, policías desnudos o jugadores de rugby y que hace un huevo que no escribo acerca de Victor Banda, Roman Ragazzi o (argh) Jake Dakota. (clic)


Y hoy, para completar este tan interesante tema, te dejo una receta nueva inventada por mi querido tx en compañía de nuestra marisleysis oficial, doña Betty de Mármol. Señoras y señores, les presentamos el

cóctel SANTA POLONIA

Cójase vino rosado con un poco de aguja, viértase en una copa de martini grande (imprescindible que quede bonito) hasta 3/4 de la misma. Rellénese con zumo de naranja y añádase al final un buen chorro de Triple Sec. Adórnese con hilos de cáscara de naranja.

No tengo foto, pero quedó de vicio y entra que da gusto, sin necesidad de lubricante.


Ah, aquí una web para ver tíos famosos, semifamosos o famosos demostrables sin camiseta (clic) y encima votar. Demasiada depilación para mi gusto (ya se sabe que a mí la seda dental me va cantidad), pero a nadie le amarga un dulce:



Y respecto a mis vicisitudes con la línea ADSL, después de un mes de espera hoy ha llegado el kit de Jazztel. Increíblemente fácil de instalar, pero una vez hecho... Oh, cielos, la velocidad no llega ni a 100 K y hay unas interferencias escandalosas en el teléfono. Genial. Me lo tomo con calma, reclamo, me confirman que hay algún tipo de fallo físico en mi línea y que intentarán solucionarlo. A ver cuánto me duran estos. De momento, sigo sin pagarles un euro y tirando de chorlante (clic), que me proporciona la nada desdeñable velocidad de 12 Megas y medio. Alucino. No veas cómo baja el porno.


¿Algo más?

Ah, sí, que las pobres lunáticas necesitan votos. Animaluchos. CLIC.
(pongo el enlace al Churru porque explica cómo hacer estas cosas).


Y que Fictizia vuelve a la más rabiosa actualidad (clic y hasta el final del post). Este clic SÍ QUE MERECE LA PENA, aviso.

Y que lo mismo nos animamos a un Rocky Horror este viernes la Mármol & moi. Pero me llama un amic de Barcelona que se viene a Mandril a pasar el finde y que se ha alquilado un apartamento en el centro (a saber, en el putiferio Love o algo así) porque le sale más caro un hotel. Pues nada, que se venga, que es molt macu.


Y esto lo pusieron Salarino y Erró, pero dejo constancia de ello para que veáis que, como dice Teresa Viejo, hay otras formas de entender una ópera: el tenor Zachary Stains (Zacarías Manchas) interpretando un Vivaldi.


<

Que sí, que me callo ya, LEEEECHES.

Blog Widget by LinkWithin