¿Verdad que son adorables?


Al margen de las alegrías que da tener múltiples sobrinos, uno también se lleva sus sorpresitas cuando llega a casa de mamá:


¿Quién y con qué intención ha comprado ESO?

Y ahora, los tambores:

¿Alguien adivina de qué iba disfrazado mi querido amiguito Peritoni que usaba esto como complemento?


¿Recuerdas? Fiesta de los pinypon, cuando todavía nos hablábamos con ellos. Haciendo limpia en casa ha salido.

Blog Widget by LinkWithin