La tengo bajando (remakes)

No he ido a ver Hairspray. Al TX llevarlo a un musical le resulta un suplicio y además este finde ya ha tenido su dosis de freakismo con un espectáculo en el Albéniz (yo también he tenido sobredosis de deportes, Carrusel Deportivo en la radio del coche incluido, y tampoco me he quejado tanto, que conste).

Anda que no he leído por ahí quejas de la cantidad de remakes que se hacen. Vayamos por partes: Hairspray no es un remake de la peli de John Waters, es la versión cinematográfica de un musical basado en una película anterior. Y además, remakes se han hecho en Hollywood desde Douglas Fairbanks.

Mi teoría de la avalancha de remakes es que las nuevas generaciones han perdido completamente la cultura cinematográfica.

Hace unos días ha muerto Jane Wyman. Los que tienen más de 30 (aprox.) la recuerdan como Angela Channing, pero si decimos que ha muerto la protagonista de Belinda, Sólo el cielo lo sabe u Obsesión, tenemos que subir mucho el listón de edad para que se sepa de quién hablamos.

Hace años teníamos sólo dos cadenas de televisión. Todos teníamos una cultura mediática similar porque era lo que había. Y si te ponían un ciclo de melodramones de Douglas Sirk en la tele los lunes, el martes en el cole era de lo que hablábamos. Ahora mismo la oferta audiovisual está sobresaturada. El espectro de canales de televisión es tremebundo pero, salvo los temáticos, ninguno pone películas que tengan más de 20 años. Actualmente los clásicos son "La Jungla de Cristal", "Atracción Fatal", "Indiana Jones", "Ghost"...

Así que las nuevas generaciones no conocen esas pelis porque no las ven, y o son ratas de videoclub, filmoteca o freakinternéticos o no es posible que conozcan las pelis clásicas.

Por otra parte, hay tantísima oferta de pirateo por la red que es imposible no colapsarse de cosas "que hay que ver". Ahora, cuando se habla de una película ya no se dice lo de "la tengo que alquilar", "a ver si la consigo", "no está a la venta"... no. Lo que se dice es "la tengo bajando".

Hablando de musicales, y de Waters, a mí me encantó CRY BABY, a pesar del mugriento de Johnny Depp:



Y fíjate tú que Obsesión era a su vez un remake de Sublime Obsesión.

.

Blog Widget by LinkWithin