Nacido el 4 de julio

Una noche como la de hoy, hace cinco años, conocí a mi tx.

Bueno, la verdad es que ya nos habíamos echado el ojo un par de semanas antes, pero sin llegar a nada, que salía yo de una relación altamente insatisfactoria en lo sexual y no era plan ir perdiendo el tiempo con jueguecitos. Para mí, él era "el pijo bajito con cara de cabreo" (ya ves tú, luego ni pijo ni bajito -serio sí-) y para él (que me tenía más controlado) yo era "el loco de los cohetes".

El caso es que nos "conocimos", repetimos (profética la frase de mi amigo de Vigo: "si lo haces 4 veces con la misma persona es que ya hay algo más"), unos meses más tarde llegó el amor y así... CINCO AÑOS YA, que se dice pronto.

Unas semanas más tarde me vino a recoger de las fiestas de la Paloma, haciendo su presentación fugaz en sociedad y escuchando yo lo que tenía que oír de mis amigos: "ah, pues es majo". Fue el principio: a partir de ahí me malacostumbró a que sólo con una llamada mía acudía a llevarme y traerme donde yo necesitara. Poco más tarde se tragaba su primera ... ópera (glups) y hacia el final del verano fue a la primera fiesta.

Mira que les avisé: Oye, no me lo asustéis. Pero nooooo, acabaron sacando las pelucas y contando historias procaces (sí, sí, sí, salió la de la barrita de chocolate). Si es que son lo peor. Eso sí, quedo curado de espanto y con el título de mi tercer novio oficial.

En fin, qué puedo decir que quien me conozca no sepa ya. 5 años después me sigue chorreando el helado por mi tx, es un cielo y sigo loquito por él. Y quién iba a decirlo, encontrándolo donde lo encontré.

UN ILOVEYOU SUPERPASTELÓN,
CHURRITO MÍO
(y gracias por aguantarme)


Blog Widget by LinkWithin