Cuatro minutos

Da rabia poner a caer de un burro todas las pelis que uno va a ver al cine, pero es que, joder, vaya veranito.

Empezando por los superproductos hollywoodienses con número incluido (Piratas del Caribe 3, Shrek 3, Harry Potter 5) y terminando por las supuestas pelis de prestigio.

Cuatro minutos es alemana e imagino que se estrena con la resaca que produjo esa maravillosa "La Vida de los Otros". Menudas dos películas más diferentes: mientras que en La Vida la frialdad y ausencia de pasión de las interpretaciones ocultaban acontecimientos y sentimientos intensísimos, en Cuatro minutos ocurre todo lo contrario: una concatenación de explosiones emocionales oculta un fondo bastante hueco.


Además, lo de la historia de personaje marginal y rebelde cuya genialidad es descubierta por su profesor... ¿cuántas veces nos lo han contado ya desde Pigmalión?

El filme transcurre en un tira y afloja constante entre una
profesora de piano y su alumna, una joven asesina. Las dos se desafían mutuamente en una especie de "y yo más", luego ocurre algo trascendente que hace que una de las dos recule y ceda un poco para volver nuevamente a los desafíos. Mientras, nos salpican con unas escenas carcelarias de lo más tópicas (rodadas con ... ¿cuatro personas?) y se nos va dosificando poco a poco el pasado de las dos protagonistas, para que al final comprendamos la razón de sus actos (y de su bordería).

El problema es que ese pasado (el de las dos) está tan mal contado que ni emociona, ni sorprende, y se acaba no sintiendo empatía alguna con las protagonistas. Sus reacciones son muy efectistas, pero como no he llegado a conectar con ellas, muchas veces me parecen dos esquizoides sin sentido. Y rematamos con un final en plan videoclip... uf, mucho uffff.

Aparte, el papel de
lesbiana mayor amargada ya está muy visto (y Judi Dench lo hizo mucho mejor en aquella chapuza del Escándalo) y está terriblemente estereotipado. Desde luego, si yo fuera bollo, me quejaría. Ah, y no desvelo nada, que lo dejan bien clarito al principio.

Venga, me quito el odio de encima que luego me dicen que me cebo con lo que no me gusta. A ver, mala, mala no es... y le puede gustar a quien disfrute de pelis de jovencitos rebeldes desde que viera
El Club de los Poetas Muertos, o a los amantes de las redenciones a través del arte. Yo, como soy alguien totalmente frívolo, insustancial y superficial, me he aburrido.


Lo peor de todo es que esta epli era la venganza del TX por llevarlo a ver la de Jarripóter, pero cuando hemos salido ha dicho que no le ha parecido mala, así que no cuenta como venganza y todavía me tiene que llevar a otra: Lo dicho, que me veo viendo a Los Simpson. Arghhhh.

Blog Widget by LinkWithin