Crónica sentimental de España

Para los que crean que este título va a traer una reflexión introspectiva sobre la nación, etc etc... no, yo soy mucho más simple y superficial que eso. Se trata de un nuevo post cultureta acerca de una obra de cabaret/teatro que vi en la Sala Muntaner el viernes pasado: Crónica Sentimental de España.


Recitando textos de Vázquez Montalbán, cuatro actores/cantantes, una soprano y un pianista repasan la historia de España desde los años 30 a los 90 (del siglo pasado) a través de las canciones, cómo esas canciones reflejaban la miseria, la pena, la esperanza, el desarrollismo, el cambio en las distintas épocas. Concha Piquer, Raphael, Lola Flores, Estrellita Castro, Manolo Escobar, Alaska... no se trataba de imitaciones sino de recreaciones de sus canciones. No todas están muy conseguidas: frente a unas pobretonas reinterpretaciones del "Cómo me la maravillaría yo" o "Mi Jaca", se oponen un show raphaeliano tremendo, una interpretación hilarante de "Que viva España" en marroquí o el "Bote de Colón" a capella cantado como un madrigal. La hora y poco del espectáculo pasó volando. Divertido, bien hecho y muy cercano, la complicidad con el público se mascaba en el ambiente.

Después de terminar con una buena y ortodoxa versión de la canción española de "El Niño Judío", aplausos rabiosos de todo el mundo... menos de dos senyoronas -la Montse y la Madronita- con sus abrigos de ramuské y el pelo de peluquería (no Llongueras, sino la del barrio) que decían: "Pues ha estat grasiós, pero no es para tant".



En el vídeo, la princesa del pop español, Ana Curra, con una de sus canciones más entrañables, metiendo la gamba descaradamente con el playback.

Restaurante a comentar: Ca La Mariona, en la calle Amigó. A favor: Cocina de Mercado. Menú a precio fijo (25 Eurets + bebida), buenos primeros y postres y un camarero francés tontísima que se equivocó como veinte veces. En contra: No tienen zona de NO fumadores (o no te lo preguntan), algunos segundos son de comedor de colegio (la ternera estofada) y con las equivocaciones del camarero tardamos siglo y medio en salir de allí.

Editando, que no es participio:

Noticias frescas:
LAS FITURESAS YA HAN DESEMBARCADO EN MADRID.
Y, como regalo de bienvenida (Pérez), AYER SE JODIÓ EL METRO en Campo de las Naciones justo a la hora de salida de Fitur. Desmayos, irritación inguinal, sofoquinas y escenas de pánico porque no iban a llegar a tiempo a la cutrefiesta de todos los años en La Riviera. Para colmo, con la psicosis terrorista, todos los coches -taxis incluidos- eran inspeccionados de bajos y maletero (¿iba el rey, iba leticia, iba sophia?) y había un atasco de mil pares de cojones. Peleas campales por pillar taxi a la desesperada en las recepciones de los hoteles cercanos. Menos mal que la centralita Mocho+tx funcionó a la perfección y nos convertimos en improvisados salvadores de nuestro comando infiltrado en la feria.

Todo esto es beneficioso para el ambiente, porque están todas furiosas y revueltas. Será más fácil pillar cacho.


Última foto de Barcelona:
En esto es en lo que ha quedado Discos Balada de la calle Pelai (Pelayo, para las mesetarias).
Punto Roma. Qué cutrerío. Sniff.





Blog Widget by LinkWithin