Manon Lescaut en el Liceo. Barcelona.

Noche eterna de ópera de vestidazo y pelucón en el Liceu. Tres entreactos de media hora convirtieron la Manon Lescaut de Puccini (que dura dos horas y poco) en una soirée de tres horas cuarenta minutos. Insoporteibol. Y nos decían que era por la complejidad de los cambios escénicos. Anda ya.

La cosa estuvo de lujo (mi comentario completo sobre la función aquí) y salvo la orquesta, que me pareció espantosa, todo lo demás se movió a nivel muy alto, especialmente la Manon de la Guleghina, que es una pedazo de monstrua.

Pese a ser víspera de nochebuena y con lo rempipollesca que va la gente en el Liceo, no había modelitos para comentar particularmente. Algún amago de burbuja Freixenet pero nada que clamara al cielo. Y es que la gente o estaba preparando la lombarda para el día siguiente o se había ido al pueblo, porque también noté mucho bajón de público en la salida nocturna.

Es curioso lo de PUNTO BCN. Yo creo que la gente que va sigue siendo la misma que iba hace 12 años (aprox.) cuando lo abrieron. Porque vamos, yo, que me suelo sentir abuelito reviejo del blues en los bares, estaba en el margen joven del público. Ah, el bar tiene más de 100 m2 y el humo era asqueroso. Nuevo gran éxito de la ley antitabaco.

Restaurante majo: Quatri Stagioni, en la calle Doctor Roux. La comida está bien, no se limita al pizzapasta italiano, pero el servicio es lentííííííísimo.

Moraleja: Los únicos alicientes de ir con alguien empeñado en ver tiendas de sofás durante dos días son: petardear con los dependientes -pluma internacional divertidísima en una tienda- y poder escaparse.

Ah, los precios de artilugios y juguetes sexuales en la tienda de la calle del Pi, por las nubes. Pero qué se han creído. Yo no soy tonto.

2 comentarios :

Chica fina opina dijo...

Punto bcn, ese local que va camino de convertirse en un geriátrico!

Pasaelmocho dijo...

Sí, hija, sí, pero es que algunos seguimos ese camino conjuntamente con Punto Bcn. Lo advierto: estoy (otra hez) con la crisis de la edad.

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin