Spunky y Mano de Santo

Últimas adquisiciones musicales.

Por una parte, el dúo salmantino Mano de Santo, que sacan su segundo cedé en Austrohúngaro después de aquel extrañísimo "El folklore de cada uno". Creo que fui uno de los 17 freakies que se lo debieron comprar en su día tras su aparición en mi ordenador en la gloriosa época del AudioGalaxy. Recuerdo que estuve pintando el salón de casa en pelotas con el sonido de "La Canción de tu vida" o "El baile de la ameba".

Como todos los grupos de Austrohúngaro, la música es megaextraña, la voz desafinada y las letras, cuando menos, son surrealistas. Con la primera escucha dan ganas de tirar el disco al contenedor amarillo del barrio, pero si se insiste... se vuelven adictivos. Es como un ataque a traición.

Este disco es mucho más digerible que el primero, sigue siendo electrónica con ruidos, pero la melodía está algo cuidada. De entre todas las rarezas, es recomendable escuchar "Cierta Curiosidad", que es la única canción en la que la voz no saca de quicio. Me acabo de enterar de que en esta canción no canta Fran sino Inma. Qué locura. por cierto, al Fran se le permite todo, porque el chico se ha puesto bien guapo.
En su myspace podéis ver ejemplos de su arte, incluyendo este videoclip de "La mejor excusa".



El segundo cedé es el ep de Spunky (aka el chulo que le hace los coros a Fangoria para que la mortecina voz de Alaska quede bien). Gracias mil a Planetamurciano por anticipármelo.

Aunque mucha mala pécora diga que ya está pasadito y que luego en la calle es un tío muy normalito, la presencia de Rafa Spunky en un escenario es magnética y te incita a no quitarle los ojos de encima por lo buenorro que está, cómo se mueve y la sexualidad que transpira. Su última intervención a la fecha ha sido salir con Fangoria en el habitual bodrio nochebuenero de Raphael para TVE (en la foto, con una Alaska con las raíces peor teñidas que nunca). Es habitual de la escena osuna y un muy buen productor musical. Como dj no me gusta tanto porque yo soy más horterilla. Pero como productor, ha hecho cosas buenísimas, como el primer cd single de La Prohibida (no la mierda del Flash) o la canción pop por excelencia, la fabulosa A por ti de Tamara (la buena, no la que canta boleros).

Como cantante en solitario al margen de los coros para Fangurria, Spunky editó al filo del año 2000 su disco Foreverturning. Ahí descubrí una voz preciosa, llena de armónicos y muy evocadora, aparte de un sonido muy retrochentero, pero serio e introspectivo, sin concesiones a la petardez. Tanto al cd como al cd single, que traía temas inéditos, los considero piezas de colección. En 2003, su segundo disco, Kommunication, iba más por el rollo techno alemán música folla/folla y no me emocionó demasiado. Más tarde editaría un extraño disco con el nombre de Popbitch de versiones de grandes canciones, pero que se quedó muy cutre de producción (marca típica del sello Susurrando, que son lo peor).

Ahora ha editado un adelanto de lo que será un nuevo cd. Se trata de un ep cantado -por fin- en español. la canción que da título al ep, Saber de ti, es pop en estado puro, pegadiza y graciosa.



Le pongo una pega: los arreglos se me hacen muy monótonos: toda la canción suena idéntica, sin ni siquiera una variación rítmica, al final se hace repetitiva, y eso en una canción de tres minutos lo considero peligroso. Aún así, muy bien por Saber de ti. Las otras dos canciones nuevas están bien. Se mueve otra vez vuelve en las letras atormentadas y despechadas del Foreverturning.

Las dos últimas canciones son una grata sorpresa, porque son versiones. Una de ellas es Morrissey de Leo García. Una canción para escuchar y analizar la letra: ¿Sabrá tu novia que escuchamos Morrissey? La adaptación electrónica no mejora el original pero tampoco es un despropósito. De hecho es super respetuosa y parecidísima a la canción argentina.





La última canción no es una versión en sí, ya que es suya, pero la cantó hace años La Prohibida para la banda sonora de un corto. Aquí suena casi exactamente igual -cambiando la entonación en un par de versos sólo- y en la interpretación por fin se desmelena un poco y saca lo mejor de su voz en los estribillos finales. Más información en su myspace.

Ambos discos me han gustado mucho y los tengo de banda sonora en el coche. Pobres de mis acompañantes.

Blog Widget by LinkWithin