La carroza de la diversidad


Mucho se habló los últimos días de la semana pasada de la carroza de la diversidad que desfiló en la cabalgata de Reyes del distrito de Puente de Vallecas.

Éste nunca ha sido un blog activista (ya tuve mi época reivindicativa hace más de dos décadas, darling) sino el blog personal de un maricón cualquiera, por lo que no es mi intención entrar a irritarme, sulfurarme e indignarme con lo que unos, unos y otros han soltado por esta boquita estos días.

Lo que me da auténtica pena y/o espanto es la cantidad de mensajes de ODIO que la gilipollesca polémica ha generado.

Y digo gilipollesca porque ni pasó nada, ni hubo sacrilegio alguno, ni los ofendidísimos lo estaban realmente, ni a nadie le hubiera importado media mierda si no fuera porque a los promotores de la bola de nieve de mierda informativa (que en el fondo lo de atentar contra los sentimientos religiosos se la repanfinfla) lo usaron como dardo político. O sea, un asco.

Y después de ver la carroza, con una hiphopera rapera que no tengo npi de quién es y una divinísima Roma Calderón (id a verla alguna vez, esa mujer es todo un espectáculo, ella solita, ¿te acuerdas de las "chicas del montón"?) ... teníamos a La Prohibida como recién salida de Primark con peluca rosa. Se debe de estar lavando la azul que lleva en los últimos tiempos.


Y digo yo... ¿no me podía haber invitado a mí a subir a la carroza?
¡Porque mira lo que "los reyes" de mis múltiples sobrinos me han traído este año!


¡Igual igual!

Blog Widget by LinkWithin