Un monstruo viene a verme



Tranquilos, no se me ha aparecido en sueños ningún político (ponga aquí el nombre de su partido enemigo favorito, para evitar quisquillosidades varias).

Un monstruo viene a verme es el título de la próxima película de J.A. Bayona, el que hizo sufrir tanto a Belén Rueda en El Internado y mucho más a Naomi Watts en Lo Imposible. Para este otoño le toca Sigourney Weaver y un niño random que no sé quién es.


Según palabras del director, la película va de cómo nos aferramos a la fantasía para sobrellevar la dura realidad. Con lo cual, y con eso de que el protagonista es un crio y el título de la película ya me puedo esperar infografía por un tubo, criaturas fantásticas y muchas pesadillas nocturnas. Un poco "El laberinto del Fauno", vamos.


Me entró curiosidad y he dado con la novela corta (o el relato largo) en el que se basa la película. Es una novela que le encargaron a Patrick Ness (descendiente del monstruo) porque la autora de la idea y personajes, Siobhan Dowd, falleció antes de escribirla, dejando solamente el embrión de la historia.


Un monstruo viene a verme (A monster calls) es, en efecto, una novelita de corte fantástico, protagonizada por un niño de trece años a quien un monstruo visita todas las noches a las 00:07 horas, dispuesto a sonsacarle "la verdad"

A priori uno se puede imaginar un desarrollo "estándar" de la historia: adolescente problemático con su problema (gordo, gordísimo) en casa, sus problemas en el instituto y sus problemas mentales propios. En efecto: problemas, problemas, problemas.


Pero a medida que avanza la narración todas esas situaciones que parece que van a desarrollarse de la manera más convencional posible, acaban atrapando y haciendo pensar al lector. Plantearle temas universales como son la compasión, el afrontar momentos duros, la diferencia entre pensar y actuar y, sobre todo, el intentar ponerse en la piel del otro.

Y aquí, amiga, el autor se pone chungo, chungo y malrollero. Y te lo hace pasar fatal. Y recurre a momentos sensibleros (emotivos, que dicen los cursis) que sabes que no vas a poder evitar aunque los quieras rechazar, porque son necesarios y, sobre todo, inevitables.


Así que si quieres pasar un buen mal rato, qué mejor que pegarle un repaso a "Un monstruo viene a verme". Y ya en otoño veremos a Liam Neeson, Sigourney Waver y Geraldine Chaplin pasándolo mal ellos.

Tranquis, que la siguiente de Bayona va a ser Jurassic World 2. No more dramas.





 



4 comentarios :

un-angel dijo...

Y yo pensando que la Rita Barberá quería quedar contigo...aA ver si encuentro el libro por ahí y puedo opinarte con fundamento, de momento el trailer del libro y de la peli sí que me han picado el gusanillo.
¿que "sensiblero" y "emotivo" es lo mismo solo que lo segundo en versión cursi? ¡jajaja!...¡no hombre, yo creo que no!
¡Feliz ecuador de la semana, Mochuelete!

Sufur dijo...

Por un momento he pensado que Pablo Motos había descubierto dónde vives

desgayficando dijo...

Pues mira, has conseguido llamar mi atención y como eres tan majete y me lo has dejado, pues a ver si cae pronto

Anónimo dijo...

Señor Mocho echamos mucho de menos sus posts. Esperamos que no este escribiendo por que este living la vida loca y no por causas de fuerza mayor. Saludos de un fan.

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin