Me he pasado al lado oscuro



Después de más de cinco años con iPhone, he cometido la temeridad de pasarme a Android.

¿La causa?

Bueno, mi iPhone5 no es que estuviera anticuado, aunque los de Apple nos hagan creer lo contrario y nos intenten crear necesidades absurdas. Mi pega principal estaba en la duración de la batería (una mierda) y el puto cargador lightning que hay que andarlo moviendo porque no carga bien (y mira que le limpio la mierda al agujerillo, pero na).

La excusa era renovarle el teléfono al Tx, que el suyo sí que se había quedado un poco antigüillo. Nuestros queridos desarrolladores de apps las van "mejorando" cada día. Así, cada vez consumen más recursos aunque sigan haciendo lo mismo.

Y me puse a investigar.


Si yo me cambio a un nuevo iPhone me tengo que gastar 700 - 800 € en un teléfono, y eso me parece una barbaridad no justificada. No hay necesidad. ¿Y si doy el salto de Apple / iOS a Android? Venga, va.

Los android de gama alta me parecen tan timo como los Apple. ¿Pero qué coño es lo que hace un móvil? Si yo sólo lo quiero para cuatro aplicaciones de comunicación, navegador, correo, fotos, spotify y tres memeces más. Ni juego, ni veo multimedia, ni necesito pantallas gigantes, ni le hablo al móvil como la Cantudo a sus jarrones.


Gama media. Unos 300 € por teléfono. Una pasta también. Nada, nada, para hacer la lobá también es caro.

Hace tres años o así le regalé a Tx un Motorola MotoG, que resultó dar muy buen resultado y fue un móvil revolucionario, ya que por su precio ofrecía buenas prestaciones. Quería un sucesor. El nuevo Moto estaba en precio, pero me dio por indagar.

¿Qué era eso de la revolución de los móviles chinos que se habían introducido ya en el mercado europeo? ¡Si incluso están en el Cortinglés!


Pues rebuscando rebuscando di con información de la marca Xiaomi, que se pelea con Huawei por ser la más vendida en China. Vamos, npi.

Y que en sus móviles de gama baja iban a sacar uno, el Redmi3, que ponían por las nubes en todos los foros habidos y por haber, ya que por menos de 100 € le daba cien vueltas a muchos terminales que costaban el triple. Lo presentaban como "de gama baja pero gran nivel". O sea, ideal para una parejita tan lowcost como nosotros.


Información, Características y Análisis del Xiaomi Redmi 3:

Carcasa metálica
Pantalla de 5 pulgadas 1280 x 720 (bastante más grande que mi iPhone 5)
Dual SIM (No lo uso, pero las hay esquizofrénicas que sí)
Procesador Snapdragon 616 de 8 núcleos a 1,5 GHz (quien entienda qué quiere decir esto pues lo sabrá, yo soy simple usuario)
2 Gb de RAM (mi iPhone, 1)
16 Gb Memoria Interna + Slot para SD (igual que el iPhone básico pero le puedes poner una tarjeta)
Cámaras 13 Mpx y 5 Mpx (frente a 8 y... ni idea)
Batería de 4100 mAh (no sé lo que es, pero me han dicho que... muchíiiisimo)
4G
Venga, me decidí.
Uno pal Tx... y otro pa mí.


El teléfono se empezaba a vender en China a partir del 10 de febrero, pero se podían hacer reservas para que lo mandaran en cuanto saliera.

Miedito: ¿arriesgarnos a comprarno a una tienda china, que tarde un mes y con el riesgo de aduana? Plus el tema garantías... En el Ali está a unos 130 €.
Pues no, que mejor pagar un poquillo más y que lo envíen desde un centro logístico ya en Europa, así los mogollones de aduanas se los comen ellos. Total que he pagado 150 € por cada móvil, portes incluidos.

Y el viernes 26 de febrero, tras diez días de tránsito....

¡Llegó nuestro Xiaomi Redmi 3!


Tocaba ponerse a trastear con él y, sobre todo, a pasar de iOS a Android.



Y empezaron los problemas.

Pero ésa es otra historia que debe ser contada en otra ocasión.



Blog Widget by LinkWithin