Scream Star Wars Queens


Atención, Spoiler: ¡Chanel number 3 interviene en Star Wars: El Despertar De La Fuerza!

¡AAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHH!

Hala, ya lo he dicho.

Es la noticia más relevante de la semana.

Retrocedamos unas semanas a... esta entrada del blog -> clic, donde hablaba de la serie de tv Scream Queens.


Vale, sí, me he tragado los 13 episodios de una serie MUY floja pero plagada de momentos hilarantes y personajes tremendos (Denise), algunos muy desaprovechados (La Taylor Swift Sorda). Y, entre ellos, mi favorita, Chanel número 3 (Chanel #3).


Casi invisible al principio, Chanel number Three se ha afianzado capítulo a capítulo como un personaje desternillante en su aparente indiferencia vital, hasta llegar a cotas de surrealismo absoluto en el final, cuando ni ella misma sabe si sufre un trastorno de doble personalidad. Tremenda.

Detalles, detalles, detalles: Su encuentro con el fantasma de "Dead gay Boone", su adicción a comer algodón, el discurso en el funeral de Sofía, su oculta historia familiar, sus orejeras...


Además, cada vez que la veía, me decía: joder, si me recuerda a alguien.

Y ya lo descubrí: es IGUAL, IGUAL que Carlos Areces.



Como ya he dicho, Scream Queens tiene momentazos, pero la trama principal es tan endeble y la resolución del misterio tan simplona que pincha por todos lados y, si bien han anunciado una posible segunda temporada ambientada en un campamento, no las tengo yo todas conmigo.
No obstante, de mala que es, es una serie MUY mía.

Y hace poco voy y leo quién es la actriz que interpreta a mi querida Chanel #3: Se llama Billie Lourd y es hija de... CARRIE FISHER

Sí, de la Princesa Leia.


¿Es por eso su uso de orejeras de pompón en la serie, como homenaje a su madre?
¿O es más homenaje el peinado ensaimadas laterales que luce en el último capítulo?
Rendido quedo.


Y más cuando me entero de que le ofrecieron un papel en la nueva película de La Guerra De Las Galaxias: El Despertar De La Fuerza (Star Wars The Force Awakens).

Y el viernes, cuando fuimos a ver la peli y apareció ella casi grito en la sala:

¡¡¡¡NUMBER THREEEEEEEE!!!!


En fin.
Porque el visionado de la nueva de Star Wars era casi obligado.
Después de los truños que se hicieron como precuelas a las películas clásicas (de verdad, en no sé cuál de ellas casi me duermo), todo amenazaba con que fueran a seguir tirando de infografía y haciendo caja con las camisetas.


Pero no, librado de la ñoñería de Lucas, JJ Abrams ha conseguido un auténtico reboot de la saga con todo el espíritu de las películas clásicas. Una espectacular continuación de la trilogía original, con muy buenos personajes, un buen trabajo de casting, acción y emoción.

Todos los que se rasgaron las vestiduras (tú también, Mary Eleanor) cuando Disney se hizo con el imperio Lucas ahora estarán comiéndose sus indignados comentarios por las redes porque, francamente, parece una película hecha pensando en los fans. Está plagada de guiños. Vamos, que dan ganas de revisarse las tres pelis antiguas y luego volver a ver ésta.


Los que no tengan ni idea de las anteriores puede que al principio se pierdan, pero la propia peli se encarga de meterlos en harina enlazando las historias antiguas, sin necesidad de soltar rollos.

La vimos en 3D porque Tx oyó en la radio que era recomendable. Bueno, yo creo que lo del 3D está destinado a desaparecer. Sí, es efectista y mola que las naves te pasen al lado (afortunadamente no es de las pelis de "siete mil cosas se lanzan al espectador") pero se pierde definición y claridad. No sé.


No voy a andarme con spoilers, pero tengo que decir que salvo el actor que da vida al malo (que no me acaba de convencer), todos están estupendos, y que el nuevo droide es una estrella desde el minuto 1 en que aparece. (Vamos, qué diferencia con aquel Jar Jar Binks que era odiado nada más aparecer en pantalla).

Que la veas.

Y, además, sale Chanel #3.




.

Blog Widget by LinkWithin