Musarañas



El viernes pasado Tx y yo nos quedamos en casita (como de costumbre) y aprovechando que en el Sálvame Deluxe estaban con las intersantísimas historias de Raquel Bollo (vivíamos mucho más felices sin saber quién era, sólo riéndonos de su apellido) y de Labrador (el Ylenia Boy), nos vimos la película española MUSARAÑAS.

Ay, ya sé, que se estrenó en diciembre. Pero a ver cómo consigues tú llevar a Tx al cine a ver una de terror. Ni loco. Y yo le tenía ganas.

Musarañas, dirigida por Juanfer Andrés y Esteban Roel, venía precedida dedos reclamos: "Álex de la Iglesia presenta" (mucho más destacado que el nombre de los directores) y las presencias de Macarena Gómez, Luis Tosar y Hugo Silva.


Con Álex de la Iglesia me pasa siempre lo mismo: sus pelis me parecen todas con un comienzo superpotente pero luego se le va la olla mucho. Aquí está de productor, así que se puede esperar cierto estilo pero no copia. A saber.

A mí que salga Hugo Silva pues me da un poco igual porque no me chorrea el helado por él. Sí, es mono y simpático. Y actúa bien, que en Zugarramurdi estuvo muy gracioso, pero vamos, en esta peli no está particularmente destacable.

Luis Tosar se usa en el cine español cuando se quiere tener un actor que imponga respeto y dé miedo. Y cumple.

Y finalmente Macarena Gómez de protagonista absoluta y excesiva. Aquí va a pasar como en aquella demencial Sexy Killer, Macarena ES la película. De tan intensa está pasadísima de rosca, pero el papel lo pide. Y lo hace de maravilla, porque logra hacernos creer perfectamente sus paranoias, miedos y alucinaciones sin caer en lo ridículo.

 
Se puede decir que es una película "de crisis": rodada con cuatro actores (10 máximo contando los secundarios), en una localización/decorado casi único y con efectos técnicos de los de toda la vida.

El argumento: Montse es una mujer que alberga todo tipo de traumas y represiones. Morfinómaba, vive en una alucinación ultracatólica permanente y es agorafóbica. Hasta ahí ninguna sorpresa porque en los primeros tres minutos es lo que te cuentan. Vive con su hermana pequeña, a quien intenta proteger a toda costa contra el mal que impera en el exterior de su casa. Pero la aparición del vecinito de arriba va a poner las cosas un poco patas arriba.

La verdad es que los directores saben llevar la historia con buen pulso, contándola bien y dosificando los efectos para que sigan una progresión ascendente sin que chirríe mucho.


Se ha criticado mucho la cantidad de supuestas incoherencias que salpican el guión, en plan "cómo es posible que nadie se dé cuenta de..." o "por qué tal personaje no hace esto que sería lo más lógico". Señores, es cine. Es como si le dijéramos a la rubia tetuda de Scream 7 que no suba al piso de arriba cuando el asesino de la máscara la está persiguiendo. Va a subir de todas formas, porque si no a ver cómo se la carga, ¿no?

Yo no veo mucho problema en esas menudencias.

Ahora, en lo que veo problema es en la línea argumental global de toda la película.



Musarañas es una peli que ya has visto.

Cójanse dos películas MUY FAMOSAS, una del más valorado director español y otra basada en una novela del más conocido autor de terror/misterio estadounidense, mézclense, salpíquense con unas gotas de LOS OTROS (por lo de la tía grillada con agorafobia) y se tiene Musarañas.

Que sí, que está bien hecha, bien ambientada, bien interpretada (Nadia de Santiago, muy correcta; Gracia Olayo, genial como de costumbre), casi casi bien resuelta, mantiene el interés... pero es un tanto déjà vu. No es NADA original.

Creo que va a ser más divertido que me ponga a revisar mi cine friki, porque el otro día me vi una de terror de Bollywood, con numeritos musicales incluidos, que fue la bomba.

Ya hablamos ya.

El tráiler, como de costumbre, cuenta más de lo que debe. AYOR.


Blog Widget by LinkWithin