¿La mano negra?

 
Cuando tenía unos 10 años corría entre los niños del cole la leyenda de la mano negra.

La mano negra era eso mismo, una mano negra. Salía del váter, te agarraba del culo o la colilla y te metía para dentro. Por supuesto, tenía garras, era horrible y hasta decían que tenía un ojo en el centro de la palma.

Investigando, mira tú por dónde que he dado con que se trata de una leyenda de la mitología castellana, según dice la siempre enterada wikipedia:


La puta mano negra nos tenía aterrorizados, ir a hacer pis al baño del cole provocaba pánico. Y los mayores llenaban los váteres con dibujos de la mano negra, porque eran así de malos.

Ya de más mayorcito la expresión mano negra la conozco como la de alguien que manipula en la sombra para causar el mal a otra persona, como que Charo Reina o Agustín bravo no puedan seguir saliendo en Canal Sur, vamos. Nada que ver con entes que te arrastran a lo más profundo de las cañerías, pero aún más dañinos, parece ser.


El caso es que el otro día se me ocurrió pensar: "¿no habrá una mano negra tras PasaElMocho?"

Porque ya es coincidencia que un mismo día de diciembre una foto mía fue eliminada de Facebook con la excusa de que aparecía un desnudo (y no, te lo digo, era yo con todo mi tonelaje y kilos de más, que parece que hay mucha carne pero lo esencial está muy bien tapado, lo que pasa que era en una playa y al lado se veía de refilón un culo, quiero pensar que sea eso), se me elimine otra fotografía de Instagram y se denuncie este blog por contenido inapropiado y me pongan el cartelito de advertencia de contenido. 

El mismo día. Y todo el mundo que haya estudiado algo de ciencias sabe que las casualidades no existen y que los hechos tienen consecuencias. Y el que no, también.


Sí, en efecto, salía un culo de refilón. Pero para que Facebook te censure una foto... ¿alguien tiene que haberla denunciado previamente? Porque teorías hay de todo tipo, pero respuestas concretas no.

Lo de instagram es más a boleo, porque si me eliminaron una foto de mi tabla de planchar (todo el mundo sabe que si la temperatura ambiente lo permite yo plancho en bolas, pero esta vez NO SALÍA YO, así que no había quien pudiera sentirse ofendido) cualquier otra cosa la pueden eliminar si les sale de los cataplines, y luego ya verán si lo arreglan o no. De todas formas ya ha habido una desbandada de usuarios díscolos a otras aplicaciones más permisivas con lo de enseñar chicha.

Y lo del blog bueno, vale, en esa semana embebí un vídeo desde Vimeo que tenía el cartelito "explicit version". Era esa canción en la que se iban pintando cuerpos con una brocha de pintura y... bueno, es muy posible que se viera algo más de lo permitido. Como ya digo, lo que me jode es que con la advertencia de contenido el blog desaparece del buscador de Google, con lo cual ya no existes. Por lo pronto, he revisado el contenido del blog en ESTE ENLACE y he borrado todas las fotos que pudieran ser consideradas para adultos, sin respuesta aún por parte de Google aceca de la rehabilitación del blog.


Nunca he sido de los que se llevan las manos a la cabeza y se tiran de los pelos porque Facebook o Whatsapp cambien su política de privacidad cada mes. La verdad, me descojono de los que tanto se sulfuran y empiezan a poner cartelitos de "si no pones una advertencia, tus fotos pasan a ser de disposición pública y las puede ver todo el mundo". a) es mentira y b) estás usando un medio gratuito como álbum de fotos y por tanto te jodes y sigues sus normas. Y los que se quejan de que te las censuren pues chica, qué quieres que te diga, si no quieren culos pues no pongas culos, pero no te pongas a pegar gritos porque tú creas que estás en la razón, que no es el caso.

¿Y a qué viene esto, a un mes vista de los hechos?
Pues a que el sábado por la mañana al intentar entrar en el blog me salía el cartelito "este blog ha sido eliminado y su nombre no puede ser utilizado en el futuro". ¡Cojones!

Y lo peor de todo es que... ¡TAMPOCO PODÍA ENTRAR EN MI CUENTA DE GMAIL!

Aghhhhhhhhh.


Vamos a ver, como he dicho antes, Google/Blogger tienen sus políticas de contenidos y son muy libres de eliminar un blog si no las cumplen. Si me borran el blog me joden, porque son muchos años ya dando la vara por aquí, aunque no es nada catastrófico. Ya perdí páginas muy entrañables de Geocities y no se acabó el mundo. Que lo hagan sin avisar ya jode más. Pero que me eliminen la cuenta de gmail sí me causa problemas, porque tengo ahí el calendario, muchos datos personales y muchos correos dirigidos allí que si me la eliminan me complicaría mucho la existencia.

¿Y qué es lo que podría haber ocasionado el cierre?
Se me ocurre pensar que el vídeo embebido que puse el viernes del musical "Into The Woods" (versión de Broadway original, publicada en 1991), pero se trataba de un contenido ajeno al blog, como meter un vídeo de Youtube, así que no era contenido pirateado por mí. Pero los de Disney deben estar que se tiran de los pelos con el tema de la piratería y denunciarían.
Una vez más no me voy a poner a discutir sobre las razones para eliminar un blog, pero que lo hagan de noche y con material explosivo, acojona.


Afortunadamente, un par de horas más tarde pude conectarme sin problema a mi cuenta de gmail e hice una copia de seguridad del blog.

Y me llegó un correo de Google:
"Hola: Hemos revisado tu blog disponible en http://gaysdesubicados.blogspot.com/ y confirmamos que infringe las Condiciones de servicio por: SPAM. De acuerdo con estas condiciones, hemos eliminado tu blog y su URL ya no está disponible."

Es decir, el blog que utilizo para anunciar el libro QUIÉN ES QUIÉN, avisar de cuándo hay firmas, presentaciones y tal que tendrá en total una docena de entradas.

Estooooo, ¿un blog de promoción de un libro es spam? Pues chica, qué quieres que te diga, yo lo encuentro discutible. Pero si Google dice que he infringido sus condiciones de servicio algo malo habré hecho.

Porque lo de La Mano Negra es una leyenda, ¿no?


Blog Widget by LinkWithin