Astenia primaveral, Grindr cristiano, Madonna y Gorduras


No será porque los días son
cada vez más largos
que he dejado de llevar reloj
por no mirarlo demasiado

Oh cielos, ¿una estrofa de una canción en este blog?
¿Qué será lo siguiente?
¿Un pensamiento de Osho?
¿Un póster de Discoplay?

Puaghs.
Sí, señores, sufro de astenia primaveral o como se llame eso.
Duermo mogollón de horas pero luego a media mañana me encuentro cansadísimo, que me quedo dormido de pie, vamos.
Si hasta el sábado quedé con mis amigos Y FUI VESTIDO DE MARRÓN en plan señor.
Y a las doce para casa, como Cenicienta.
Esto no puede ser.

 
Me dice tx que es la reacción a los cambios de temperatura y de presión atmosférica que tenemos estos días, que lo mismose me inflan las venas o yo qué sé. Porque tampoco estamos haciendo nada especial que se salga de lo normal.

Sí, bueno, el viernes tuvimos en casa a cenar a mi amiga mariconflictos (la chica que no sabe sacar fotos) y al chulazo de su novio, pero como son alemanes vinieron y se fueron pronto. Mira qué mona les pusimos la mesa:




Pues el sábado, después de levantarme casi a las once, no llegué a aguantar media hora en la bici elíptica del gimnasio (#yonodigogym), y estuve arrastrándome ya todo el fin de semana. 

Otra posibilidad es que con la avalancha católica que hemos tenido en estas dos semanas tenga yo que aguantar algún tipo de penitencia celestial.




Que oye, a mí me parece muy bien que cada cual tenga sus creencias religiosas y que hagan sus fiestas canonizando señores porque a una monja se le quitaron los flemones y cosas así, ellos se divierten. Pero joer, que yo no participo de eso, que se deje el tal dios de mandarme castigos divinos.

Como lo del Grindr. ¿Sabías que durante la Semana Santa hubo una campaña de anuncios religiosos en tu aplicación de mariconeo de referencia? 
¿Que no?
Pues entonces eres de los pocos pringados que pagan y no les aparece la publicidad, joder.




Porque anda que no era fácil que se te fuera el dedo abajo y de golpe te apareciera una encuesta con unas bonitas preguntas sobre tu situación espiritual.

Encuesta trampa sacacuartos engañamuchachos, porque dieras las respuestas que dieras, siempre te acababan llevando a la página de GODLIFE.

No he investigado mucho (ni ganas), pero creo que es una web de origen australiano (como Dannii y los canguros), imagínome que evangélica y que viene a decir algo así como que Dios te quiere como eres, aunque seas maricón, pero que dejes de serlo. Lo que no especifican es a qué dios se refieren.



De todas formas es muy gracioso ver un mensaje de ese tipo debajo de los pezones de un pectoral sin depilar.

Como las marimilitantas son muy radicalas con estas cosas, enseguida pusieron el grito en el cielo y desde la semana pasada Grindr ha retirado la publicidad de tipo religioso en su app. 


Una pena, porque imagínate una guerra de competencia salvaje entre compañías evangelizadoras intentando llevarse al huerto a todas las maricas del planeta.

Y mientras, los otros maricas que se dedican a adorar a otro tipo de deidades, indignadísimos porque en un juego de esos de decir la primera palabra que se te ocurra cuando te dicen otra, la intocable Madonna ha soltado GAY cuando le han propuesto KALE (col rizada). 



¿Se puede ser más gilipollas? No Madonna, que a la pobre si se le ha ocurrido lo de gay sus razones tendrá, y si no que se haga uno de esos tests de sicólogo (sí, #mecomolaP). Sino los que se ofuscan con tanta facilidad, de verdad, que parece que viven con ansiedad y si no se sienten ultrajados no son felices siendo infelices. Esto seguro que también es un trastorno sicológico, ¿no? ¿Algún profesional a bordo?

Y, mientras tanto, el TX que me dice: Oye, estás volviendo a echar barriga, ¿no? Yo que me peso y ARRRGHHHHH, he vuelto a subir de los 80 y hala, otra vez la depresión y a comer torrijas.


Es que no puede ser.

Si alguien se siente ofendido por el contenido de esta entrada de blog pues mira, que se lo haga mirar. Ya sea creyente madónnico, fan de Osho, adorador de dioses variados o simplemente si es de los que se indigna viendo palillos chinos al lado de tenedores en una mesa.

Porque lo que desde luego no voy a hacer es irme a Mercabrona a comprar los complementos vitamínicos Deliplús que me han recomendado. Aunque sea un señor de mediana edad, no estoy para envenenamientos súbitos aún.


Blog Widget by LinkWithin