Autumn leaves

 
Joder cómo se nota que llega el otoño y las viejas se sueltan el moño.



Pues mentira, porque este finde ha hecho calorcete, el veranillo de San Miguel que llaman (los San Mateos de Cuenca y esas cosas, que siempre hace bueno) y, para celebrarlo... me he quedado en casa casi todo el finde. Qué barbaridad, ni salir el viernes, ni el sábado, ni el domingo. Oye, y que viene muy bien, que es un ahorro.

Todo lo más el sábado a mediodía nos fuimos de barbacoa al cumple de la Ros, donde estuvimos rodeados de gente maja (y con conversación, que hoy en día se dice pronto) y los anfitriones se dedicaron a cebarnos y emborracharnos convenientemente. Naaaada, lo habitual: entrantes, panceta, secreto, entraña, tinto de verano, caipirinha y... dos tartas gigantes para postre, una de tres chocolates y otra de... ¡Fanta de naranja! En fin, supercerdez hipercalórica. A bajarlas en la zumba de esta semana. Hay que comentar que se vino Almatosa con nosotros, quien aparte de estar de un guapo subido, es un hombre que sabe de todo, con lo que queda muy bien llevarlo a reuniones sociales con gente nueva.


El sábado por la noche estábamos muertos, claro. Ni sexo ni tele ni na. Pero bueno, así pudimos escuchar en directo la entrevista que nos hicieron en la radio a Daniel Mainé y a mí para el programa Wisteria Lane de Radio 5 (RNE). A partir del minuto 23 en...




Estoy muy serio, ¿no? Me trabé un par de veces y repetí otro par de cosas, pero bueno, nos lo pasamos muy bien en la grabación y Paco Tomás es un tío majísimo.


¿Y el resto del finde? Pues na, labores domésticas y astenia otoñal.

Con decirte que el domingo nos tragamos "El Mayor Espectáculo Del Mundo", que echaban en Paramount Channel... estuvo graciosa, es una peli con de mezcla de gran espectáculo, intriga policiaca, melodrama romántico, musical y dramón épico. Todo junto, una barbaridad. Puritito exceso. ¡Y qué fuera de lugar y exagerada estaba Betty Hutton! Pero mira, ideal para tener algo delante de la tabla de la plancha, que se me había acumulado una buena montaña.


Por la noche Tx se empeñó en que viéramos "After Earth", la última de Will Smith.

Por partes: a mí Will Smith nunca me ha gustado. No vi ni un solo programa de El Príncipe de Bel Air porque no suelo soportar las sitcoms y menos las de negros cubriendo la cuota racial televisiva haciendo gracias (que me parecen incluso racistas). Luego ha hecho alguna peli de acción pasable, pero en las últimas que va de actor de método serio y trascendente la verdad me da miedito.

Es "peli con niño", lo que supone tragarse un doblaje extremadamente insoportable.

Y tres: va de futuro postapocalíptico en el que la tierra está inhabitable por los humanos. Estooo... qué original, ¿no? (No voy a comentar aquí la soberana castaña que me pareció la Oblivion de Tom Cruise).


Vamos, que me subí a leer a la cama. Sólo le pedí a tx que bajara un poco el volumen, que ya se sabe cómo son las casas sin tabiques, e intentar concentrarse en un libro con gritos y explosiones dos metros por debajo es... pelín complicado.

Y para leer escogí una novela muy de mariquita inglesa de los early nineties, "La Biblioteca De La Piscina", de Alan Hollinghurst. ¿Por qué? Porque apareció a la altura de mis ojos nada más abrir la puerta de cristal de la Billy de Ikea (los libros, siempre en estanterías con puerta de cristal, que si no se te llenan de polvo), porque es un libro que tengo desde hace 20 años y no me acordaba nada de nada de nada de él, porque estaba convencido de que no lo había terminado de leer y porque nada más sacarlo vi lo que había utilizado como marcapáginas: ¡un flyer de Refugio!


El marcapáginas estaba a mitad de libro, lo que quiere decir que o bien llegué hasta ese punto o lo coloqué aleatoriamente. El caso es que volví a empezar por la página uno y... en efecto, no recordaba nada, pero cuando llegué al final del primer capítulo alguna cosilla  me sonaba. Así que oye, voy a ver si en estas noches otoñales me da por leerlo.

A ver, qué más cosas que contarrrr... huy, sí, el Babero.
Il Barbiere di Siviglia (o sea, El Barbero de Sevilla, de Rossini, la del figarofí figarofá) en el Teatro Real. Fuimos el martes pasado. Y me llevé a Tx porque este año mi comprador habitual ha dicho que no quería el otro abono que tengo (el de mi primer marido, échale años, maripuri), así que tengo dos entradas para cada ópera.


Y me llevo al tx, diciéndole que es una ópera muy divertida, que la producción es muy vistosa, la música conocida y le va a gustar. Aparte, es una de las pocas "óperas maría" que me quedaba por llevarlo a ver. (¿está bien escrito ese "llevarlo"? es que eso de ser madrileño leísta, laísta y loísta es tan complicado a veces...)

El caso es que una producción que en 2005 me gustó y me hizo gracia, la semana pasada resultó ser un tostón de agárrate y no te menees. Los cantantes estuvieron correctos. Sin llegar a la genialidad pero bien, y la mezzo protagonista me gustó mucho. Pero todos iban como sin sangre en las venas, perezosos, no se divertían, no había chispa por ningún lado, ni química entre ellos. El caso es que el primer acto, que dura hora y cuarto (que se dice pronto) resultó difícilmente tragable.


Yo estaba intentando animar a TX. Ya verás cómo el segundo te gusta. Él, que había echado un par de cabezadas, me soltaba que no sabía si iba a aguantar, y alucinaba con que los de atrás se hubieran reído un par de veces. Menos mal que llevábamos nuestra merienda: un par de sandwiches (sángüis) y un zumito que nos tomamos en el bar de arriba. Y no es que seamos cutres, que lo somos, es que los precios del bar del Real son "precios Expo92", un escándalo.

La segunda parte, que es más llevadera (y corta) se le volvió a hacer cuesta arriba, y nada más caer el telón empezó con un "vámonos, vámonos ya, venga, vámonos" imposible de contradecir. Salimos escopetaos escaleras abajo. Y no paró de recriminarme que por mi culpa se había perdido los seis goles del Madrid al Galatasaray. Lo de Gálata-Saray suena a choni de Estambul, ¿no?



Pues ya ves. Para la próxima ópera, La Conquista de Méjicosss, inspirada en la vida de María José Cantudo, musa de este blog, se viene un amigo (engañao, engañao), para las próximas me imagino que puede que venga alguno de mis múltiples sobrinos pero a ver cómo me las apaño para vender las "raras". Eso sí, ya verás como para la Brokeback Mountain se me pelean las amigas para venir con muá. Pues 64 euros butaca, bonita, que se dice pronto, y en 5º piso. Y es que el Real se ha puesto imposible imposible de precios. A ver si actualizo el blog de ópera, coño, que es que no paro.

Para las próximas temporadas, con el relevo de Mortier, imagino que habrá una acumulación de traviatas, bohèmes y cármenes varias. Yo soy muy de Mortier, sus rarezas y mariconadas varias. A ver qué nos pone el Matabosch.


En fin, que con esto y un bizcocho ya he rellenado una entrada de blog larga y aburridísima sobre mi vida. ¿Qué te dije el otro día de Behind The Candelabra? Que se ha llevado unos cuantos Emmy. Que la veas, jodera.

Que sí, que me callo yaaaaaaaaaaaaaaaaa.


8 comentarios :

un-angel dijo...

Llevo un rato escuchando la entrevista de Wisteria Lane y es verdad, no te hubiera imaginado sonando así tan "formal", jaja, sobre todo al principio...pero bien, ¿eh?, la charla inspira curiosidad y ganas de leer el libro....y el del Hollinghurst yo también me lo leí pero tampoco me acuerdo de nada, qué cosas, ¿porqué dejaría tan poca huella?...
Un saludo, y mucho éxito con ese libro, claro.

starfighter dijo...

Más bien creo que estabas un poco nervioso, pero vamos que es lo normal cuando te sientan en un programa de radio. Luego ya cogiste confianza y la parte final fue la mejor. Me alegro un montón que le estén dando publicidad al libro.

Mocho dijo...

¿Nervioso? ¡Como un flan!, como la canción de La Clasa Azlul. Joer, es que te ponen un micro y sin saber qué te van a preguntar... hala, ponte a hablar. Y oyendo a Daniel pero sin verlo. Pero oye, muy gracioso, estuvimos un huevo de tiempo charlando.

Anónimo dijo...

Ni se te ocurra leer ese libro: perdida de tiempo total.
En su momento pudo tener su punto por la carestía de literatura abiertamente homosexual (es del 88) pero ahora....
Una pequeña sucesión de acontecimientos banales que no aportan nada.
Banal.

AdMiles dijo...

Yo vengo con los deberes hechos, ayer por la tarde estuve oyendo la entrevista del "güisquería line", y sí, estuviste muy serio y formal, como un homoseñor. Y ahora, por fin, acabo de comprar el libro en la web de Diábolo, total por un euro de gastos de envío paso de perder el tiempo preguntando en las librerias de "Charristán"

Mocho dijo...

Muy bien, así se hace. En la web de Diábolo es donde más rápido y más barato lo tendrás

Driver GT dijo...

¿Tarta de fanta? Ya nos dirás cómo se hace (o le preguntaremos a tx, que ya sabemos que no te deja meter mano en la cocina).

Yo tampoco salí el finde (sólo a cenar y pa casa), que aún me estaba recuperando de los virus que cogí el finde anterior.

Ah, y cuando vuelva a ser un señor normal con un interné normal escucharé la entrevista.

Eleuterio dijo...

Tiene razón Starfigther, se te notaba muy serio pero me gustó en general aunque algunas preguntas que os hicieron me parecieron bobas.

Me encantan las fotos con sorpresa. La otra vez en un bar con colegas abrí mi IPad para mostrar una foto y, horror, una mala bestia medio desnuda (que yo mismo había bajado de internet) apareció en la pantalla....qué momento, hubo risas nerviosas.

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin