Programa de lavado, aclarado, centrifugado y secado.

 
Hola furcias.

El sábado tuvimos jornada "familiar". La hija de unos amigos quería ir al Parque de Atracciones y evidentemente no se les ocurrió otra cosa que llamarnos. Lógico: la mamá se desentiende de la niña, Tx habla con el papá de fútbol, toros y política y... ¿quién entretiene a la niña subiendo a todas las atraccioneeeeessss?

Adivinaste: el tío Mocho.


PORQUE ME SUBÍ ABSOLUTAMENTE EN TODO

Y, hay que reconocerlo, un día entero de Parque de Atracciones de Madrid en sábado, en agosto y con treintaypico grados de temperatura... es agotador. ¡Hasta para mí!

Y como no he hecho nada en este finde relevante de contar (o que pueda ser contado aquí, que yo soy muy pudoroso), pues voy a hacer una mochoguía de "cómo sobrevivir un sábado de agosto en el Parque de Atracciones de Madrid".


Lo primero, organización:

No te líes, el Parque de Atracciones es una cosa y el Warner es otro, y están muy lejos el uno del otro. No te me confundas, que hay mucho #gaydesubicado por ahí.

Precio:
La entrada de por sí es un robo. Si la compras en taquilla te soplan 30 euros. Si la compras online con día fijo de entrada está en 20. Y para que se te quede en 15 tienes que buscarte los bonos descuento. ¿Tú sabes, miamol, esos papelajos tipo FamilyCheck con descuentos mil que te meten en el buzón, que te encuentras en el dominical de La Razón o que te dan en el súper con el cambio y que tiras inmediatamente a la basura en cuanto llegas a casa? Pues si quieres ir al Parque no los tires.


Que nosotros no sabíamos que habíamos hecho con ellos y hala, venga a rebuscar por toda la casa en la basura de reciclaje y nada, que no. Menos mal que el tito mocho es hombre de recursos, vive pegado a su ordenador y consiguió un código descuento para canjear online y que nos salieran las entradas a 2x1. O sea a 15. Aceptable.


Comida:
Nena, ve desayunada. Más que nada por tener el estómago asentado cuando empiecen a zarandearte por los aires.
Y luego ya lo sabes: cada alimento o bebida que compres allí... palo asegurado. Así que mejor te llevas unos bocadillitos envueltos en papel de plata y una botellita de agua que ir rellenando en las fuentes, o te arruinas.
Hay una consigna para guardar la nevera con las tortillas, pero eso es ya bastante excesivo, ¿noooo? Ah, y 7 euracos.


Chulánganos:
En el Parque vas a ver carne fresca, joven y turgente. Es el hábitat natural de todo macarrilla exhibicionista que se precie. Y si puede aprovechar para quitarse la camiseta lo hará. Si eres de las que se ponen malas y le entran palpitaciones viendo pectoralias.com mejor no vayas.
Ahora bien: el mariconismo está en niveles muy bajos. No te confundas. Esto no es la Cool por mucha teta al aire y camiseta de tirilla que veas. por supuesto que hay miraditas y tal, pero guárdate las ganas de cancaneo y la batería del móvil para otra ocasión.


Colas:
Las colas para montar en las atracciones son desesperantes. Sobre todo en las de más vértigo. Uno puede estar dando vueltas y revueltas, calculando el tiempo que le queda para subir dependiendo de la gente que haya delante, etc. Y así se puede aguantar una cola de media hora. Pero piensa en los que te acompañan. No lo aguantan y se aburren mogollón.

Existe una pulsera llamada Speedy Pass que te permite colarte a todo el mundo en las atracciones sin esperar. El precio varía cada día según la afluencia de público. Y se puede poner tranquilamente en los 30 euros. O sea una barbaridad. Ya depende de lo friki que seas. La variedad "Silver" sirve para no esperar colas pero sólo se puede utilizar una vez por atracción. Si está a un precio razonable puede ser una buena opción. ¿O eres de las que gusta ser centrifugada siete veces seguidas?

Y ya, por último, LAS ATRACCIONES.

Ay, Mariadelcarmen, tú me tienes que entender.
¿Te acuerdas de todas esas atracciones a las que subías de pequeña con tu calco superdiversión o la pulsera que era un cordel y un remache metálico?
Pues ya no queda ni una.


Vale, el Pulpo lo quitaron en los 80 tras un accidente mortal. El "Árbol cafetería" era una bobada, nadie subía y estaba cerrado desde hace siglos. Tampoco están el Enterprise (auténtica centrifugadora), el laberinto de espejos (del que se salía enseguida porque el suelo del camino estaba desgastado), las alfombras mágicas (horribles, te quedabas siempre parado a mitad), el Gusano Loco (donde se metía mano a las chicas), la Casa Magnética (que era una idiotez pero a mi hermano mayor le encantaba), el Barco del Mississippi (que estaba que se caía a cachos), el Viaje espacial ni el Tren del Terror. Y las montañas rusas han evolucionado: El 7 Picos ha dejado su sitio a una locura acojonante y  la Jet Star, que era la que de verdad daba miedo (más que nada porqla sensación de que ibas al aire total) ha sido sustituida por una montaña rusa tradicional bastante suavecita.

Si, amiga artista, tampoco está el Pintoyó, ese sacacuartos engañamuchachos donce hiciste tus primeros pinitos dalinianos que consistía en echar chorros de pintura a una cartulina que daba vueltas, para acabar haciendo un horrible cuadro artístico que enseñabas a tus papás y te miraban con cara de "este imbécil de niño mira lo que ha hecho con el dinero".


Lo dicho, que todo se renueva menos nosotros. Pero lo que me parece fatal es que quiten la noria y los coches de choque. Es que es lo identificativo de un parque. En fin.

Tranqui, de los antiguos permanecen el Ford-T y el Telecombate, que ahora lo han customizado pterodáctilamente y se llama Telesaurio.

Entonces... ¿qué nos queda?

Pues disfrutar de...

LA LANZADERA


Te suben al cielo y te sueltan de golpe: acojonante



STAR FLYER


Te montas en un columpio sujeto con cuatro cadenitas, eso empieza a subir, subir y subir y dar vueltas. En cuanto superas el vértigo es muy bonito ver Madrid desde las alturas, pero como subí solo empecé a mirar arriba, abajo, a los lados y tal y acabé un poco mareado.



TARÁNTULA:


Montaña rusa cojonuda, porque los vagones van girando y nunca sabes si caes de frente, de lado o de espaldas. Bestial.



TORNADO:


Hacer loopings hacia alante y hacia atrás con las piernas colgando. Estupenda. Sólo tiene la pega de que te vas dando cabezazos contra las protecciones.



ABISMO:


40 minutos de cola para 1 minuto de locura vertiginosa. MUY FUERTE. Sólo por ésta y la Tarántula merecería la pena comprar el Speedy pass. O sea, no te pierdas el vídeo.


VÉRTIGO:


Montaña rusa clásica con unas revueltas iniciales bastante bruscas que le dan gracia. Ideal para empezar y para llevar a niños.



LOS RÁPIDOS:


Para que la abuela se moje un poquito y diga "huyhuyhuyhuyhuy". Superfamiliar. Colas tremendas.



LOS FIORDOS:


Una caída en barcaza para empaparse y aprovechar después para quitarse la camiseta. Divertido. También bastante cola.



EL ASERRADERO:


Un par de caídas de agua para refrescarte un poquito.


La gracia es que si tus amigos están esperando fuera, con echar 50 céntimos a una maquinita te pueden dejar empapado perdido al paso por las mangueras. Animaluchos.

video

ROTOR:


El antiguo cóndor. Nada del otro Thursday. Dar unas vueltas mientras subes y bajas.



LA JUNGLA:


Esta es cutre con ganas: muñecos animatrónicos de hace 30 años que se mueven y están ya todos medio rotos, llenos de telarañas o arrancamoños. Merece la pena por lo cochambrosa que está antes de que la quiten.


FANTASÍA:


Básicamente lo mismo que la jungla pero bajo techo. Un cutrerío horripilante a modo de paseo en barca por todo el mundo con muñecos tipo Cortylandia que ya ni arreglan cuando se estropean. Espantosa del todo. Mira el vídeo, mira:



Y ya creo que no subí a nada más. El TNT Tren de la mina estaba en revisión y esta vez no me tocó ir a las infantiles porque la niña ya tiene una edad que le da vergüenza. 

Peeeero cuando los papis estaban recogiendo las cosas de consigna, al lado de la puerta de salida estaba el...

TOP SPIN:

 
Qué horror. Te dan vueltas, te ponen boca abajo, boca arriba, te zarandean... un minuto de sacudidas insoportables. Pero yo allí muy macho aguantando. Salí que me daba vueltas todo todo todo.


Y ya está. A las seis de la tarde, con la fresquita y con TX más que harto porque él no se sube a nada de nada de nada, volvimos a casa. Justo a tiempo para descansar un poco, cenar y... oye, echar luego un polvazo tremendo en la terraza, en el que me tocó hacer de...


El parque de Atracciones de Madrid tiene un tamaño lo suficientemente pequeño como para que todo esté a mano sin tener que andar kilómetros, hay buenas atracciones y los fines de semana hay colas insufribles, pero es lo que toca. Y es caro si no te buscas un descuento. Pero mira, a mí me mola, qué cojones. Ahora a esperar a ver quién me lleva al Warner, cojostio.


4 comentarios :

Anónimo dijo...

Ays pues a mí la de Fantasía era la que más me gustaba, pero es cierto que viendo el vídeo, aquello parece más El pasaje del terror, con lo fácil que es el mantenimiento de unos simples autómatas, y limpiarles el polvo de vez en cuando.

Saludos Mochuelo!

DiegoC dijo...

A mí me encanta ir de vez en cuando,al Parque de Atracciones o al Parque Warner.Te lo pasas teta pegando berridos como una menopáusica histérica.

Spidifen dijo...

Estoy contigo, la noria y los autos de choque eran una seña de identidad del parque, me llevé una desilusión muy grande, a mis años, al ver que los habían quitado. Al menos los han reemplazado por otros.

El viernes me llega tu libro! ;-)

Driver GT dijo...

Yo también me desilusioné cuando vi que no quedaba nada de lo que yo recordaba. A la Warner no he ido aún, pero me han recomendado que no vaya en plena solana porque te achicharras vivo.

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin