El intérprete (Asier Etxeandia)

 
El viernes fuimos al Teatro de la Latina a ver "El Intérprete", de, con, para (y todas las preposiciones que te imagines) Asier Etxeandia.

A mí me habían llegado buenas referencias gracias a Ros y el Tx había escuchado una entrevista en la radio y tenía ganas de ir. Pero ya sabemos cómo son las entrevistas promocionales: todo es maravilloso y la locutora (normalmente la Yemma, que es la que escucha mi churri) se despepitilla en parabienes hacia el entrevistado, y luego te pasa como con "La Conjura de El Escorial", que fuimos a verla por una entrevista en la radio y joooodoooooo.

El caso es que Tx quería ir con amigos: que si llamo a nosequién y a nosecuantos, pero lo de siempre: que si no tienen con quién dejar a los niños, que si no creo que eso a mí me vaya a gustar, que si vamos a esperar a ver si fulanita se anima... lo de siempre, al final o vamos solos o no vamos, y tuvimos que coger entradas de la planta de arriba el último día de representación. Mal porque es un espectáculo tipo cabaret en el que la cercanía entre público y artista es esencial. Y casi nos quedamos sin ellas.


¿En qué consiste "El intérprete"? Pues básicamente en que un actor nos va contando una historia más o menos novelada de su vida mientras va desgranando canciones (aquí acompañado de un trío de instrumentistas). Nada que no se haya inventado ya, lo hacían Nacha Guevara en los setenta, Julia Migenes en los 90 o Concha Velasco hace unos meses. Lo que da valor a este tipo de espectáculos es el carisma del intérprete.

Y hay que reconocerlo: Asier Etxeandia es un auténtico monstruo interpretativo: con una entrega, un arrojo y un magnetismo bestiales. Es imposible no rendirse ante el despliegue de recursos que ofrece, ante cómo se deja la piel en el escenario, ante cómo se lleva de calle al público.


Y la voz. La voz de Etxeandia no es una voz limpia, está rasgada y raspa mucho. Sin embargo, en cuanto coge volumen o sube un poco se le aclara y consigue unas notas altas brillantísimas. Estaba comparándolo yo con Ute Lemper pero en hombre cuando justo va y se pone a cantar The Bilbao Song, de Kurt Weill. Y claro, me desarmó.

El repertorio de canciones es amplio: Puro teatro, Luz de luna, Volver, Psycho Killer, Like a virgin... casi todas pasadas por un tamiz rock (y a veces soul). Hubo canciones que me horripilaron bastante (había un par de ellas realmente insoportables y lo siento mucho pero a mí lo de los berridos de Janis Joplin no me ha gustado nunca, pero qué se le va a hacer, yo soy de la vertiente del pop y no de la del rock). Sin embargo, la interpretación de Asier Etxeandia queda tan por encima de las canciones que aunque a uno no le gusten sale fascinado.


Entre el par de canciones propias que se han escrito para este espectáculo hay una que es la estrella: "Tú te me dejas querer", que comienza con un pianito así como de ragtime muy pegadizo y que acaba envolviéndote. Además, han difundido por internet la coreografía, y el intérprete animaba a todo el teatro a bailarla.



Ni que decir tiene que al ser el último día de representación había mucha gente que repetía, plus los amigos y fans que ya se la sabían. Mucho ambientillo "escuela de arte dramático" y mucho gay de diseño, claro. El caso es que en cuanto sonó la cancioncilla el teatro se convirtió en una auténtica fiesta.


También tuvimos su dosis de famoseo: Julio Medem, Marta Reyero, Belén Rueda (¿era Lucía Bosé la del pelo azul que tenía al lado?, sólo conozco a una persona con el pelo azul en el mundo), Loles León, Pepón Nieto, Fran Perea, los hermanos Bardem y Penélope Cruz embarazadísima (y protagonizando un gracioso incidente cuando Asier iba a cantar "Volver" y quería dedicársela, pero ella no se aguantaba el pis). Todos bailando como locos y participando del jolgorio.

El final del espectáculo fue histriónico y salido de madre como debe ser (y con homenaje a Lina Morgan), con todo el público saltando y gritando enloquecido en las butacas. Y oye, con una manera muy eficaz de evitar los bises (que oye, han sido casi dos horas de show): poner el audio de "Tú te me dejas querer" a telón bajado y que ya fuera el público el que montara su propio fin de fiesta.

video

Tx salió un poco desencantado porque no le habían gustado la mitad de las canciones, pero ambos coincidimos en que es un pedazo de espectáculo y que, aunque estuviéramos en la planta alta, lo disfrutamos mucho y participamos en el aire festivo que tuvo.

Para quien tenga curiosidad, habrá una función extra el día 20 de julio en el Circo Price de Madrid. Y va a haber gira. De momento, confirmado Bilbao.


Las fotos cercanas son de mi amiga la calva, que estaba en fila dos detrás justo de una división Panzer de lesbianas bailongas.

video

3 comentarios :

starfighter dijo...

Pues tiene buena pinta y parece entretenida. Espero que algún día llegue a la ultraperiferia y poder verla. Lo he pasado pipa con los videos.

Sufur dijo...

Pues si van a Bilbao tenemos que acercarnos! Al amigo Asier le tengo un poco de amor-odio, esta última parte debido a que a todo el mundo le parece tan fenomenal que mi parte "Don Pacontraria" se rebela a todo tren ;-)

Martu dijo...

Y yo la descubro ahora a ver si pillo final de gira...

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin