Dulces de Semana Santa

Cuando ya no saben qué inventar, llega este nuevo dulce típico de Semana Santa:







Al margen de la ofensa religiosa (porque SIEMPRE hay alguna asociación de esas que lloran porque llueve el día de la procesión que se siente ofendida por estas cosas), me parece desagradabilísimo eso de empezar a chupar un polo y que te salga un cristo. ¿Y qué sabor tendrá? ¿A mistela? Que no le veo yo mucha salida comercial a esto, no.

4 comentarios :

Eleuterio dijo...

Un asco.

Pero el kitsch religioso no tiene límites. Recuerdo una santería en Roma. Entramos con Markus a ver y nos morimos de risa. Insultamos durante una hora cada basura que veíamos en las vitrinas y cuando me acerco al mostrador descubro que la vendedora era alemana...Quedé espléndido, pero sin problemas dije "No, nada de recuerdos de Jaun Pablo II" moviendo la mano con un poco de asco. La cara de la alemana valió la pena.

Gary Rivera dijo...

oooh dios!! jajaja y que se supone que sucede al lamer el palito? jajajaja

Ya no saben que hacer!

Driver GT dijo...

Como que rechupetear a un Cristo no es la mayor ilusión de mi vida.

peritoni dijo...

a mí me da que va a saber a sangre como cuando te muerdes la lengua... uy qué asco!

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin