Dulces de Semana Santa

Cuando ya no saben qué inventar, llega este nuevo dulce típico de Semana Santa:







Al margen de la ofensa religiosa (porque SIEMPRE hay alguna asociación de esas que lloran porque llueve el día de la procesión que se siente ofendida por estas cosas), me parece desagradabilísimo eso de empezar a chupar un polo y que te salga un cristo. ¿Y qué sabor tendrá? ¿A mistela? Que no le veo yo mucha salida comercial a esto, no.

Blog Widget by LinkWithin