Launch Party de La Polinesia Meridional en el Siroco


Qué perezón tenía yo ayer.
¿Acercarme hasta el putocentrodemadrid un martes por la tarde en plena precampaña navideña para ir a un concierto acústico de presentación de un disco justo a la salida del trabajo, por muy de La Casa Azul que fuera, y además yo solito?
Y Tx diciéndome que me fuera a casa, me cambiara de ropa y luego él me acercaba al metro. Una locura, teniendo metro directo desde la ofi.

Y por la tarde me animé. Me llevé una mochilita con un polo y un pantalón, porque no era plan ir vestido de homoseñor (aunque, ¿por qué no?), me cambié en el baño del trabajo antes de salir y metro to palante hala, en San Dimas en un pispás. Y no, no me metí por equivocación en la Sauna Paraíso.

Ya en la cola me animé más porque me fui encontrando gente, y en cuanto abrieron la puerta, más conocidos abajo. No muchos, que tampoco era plan moverse, porque llegabas, cogías sitio y de ahí no te quitaba nadie, que si no luego no se ve nada. El estatismo típico de los conciertos. Pero el ambiente era muy relajado. A ver, todos íbamos invitados por haber comprado el disco.

La música ambiente, a cargo de Luis Elefant, era así como muy lounge, con mucho retro, mucho estilo "Vacaciones en el mar" (pasemos a la cubierta Fiesta) y toques japos. Se supone que a los que nos gusta La Casa Azul nos tiene que gustar ese tipo de música pero bueno, también se supone que tenemos que ser veinteañeros con flequillo recto y gafas de pasta, y no. Que yo hace años que no uso gafas de pasta, las que tengo ahora son de aluminio. En fin, me consuela que por lo menos pusieron una remezcla de Kyoko Fukada que me chifla (así como muy de cóctel y canapé en piscina de hotel) y una versión internacional del "Será el amor" de Carmen Sevilla.

A eso de las ocho salió Guille Milkyway a escena con dos chicos barbitas detrás. El de la derecha tenía pinta de estar bueno, pero joer, ¡no se quitó el casco! Y empezó la música.


¿Concierto acústico? Nanay. Un miniconcierto con todas las de la ley. Además, con los dos ayudantes, no daba la impresión de siempre de que Guille le da al Play y luego canta.

Sonaron canciones del disco nuevo y de las antiguas Chicle Cosmos, Esta noche sólo cantan para mí y Chicos malos en lo que no puedo llamar un crescendo, porque desde el primer momento La Casa Azul estaba a tope de intensidad y animación. Es que era trallazo tras trallazo. Y muchas de las canciones con su intro particular como ya hiciera con algunas en la gira anterior. Sí, los silencios entre canción y canción pueden ser el único pero (también culpa del público, claro) pero... es lo único que tuvo de "típico concierto acústico".




El sonido fue más que aceptable en cuanto ajustaron los volúmenes de música y voz y me quedé con una duda, vale que el barbitas guapo encasquetado hacía los coros pero... ¿llevaba Guille pregrabados los agudos? Porque sonaban pero parecía que él no los cantaba. ¿Soluciona así su característico "ay que me desgañito"? Me fijaré más.

Finalizó y luego hubo unos bises al piano, con la Polinesia Meridional (la canción que siempre me salto en el cd), Si vuelves (con la androide rubia que hacía de Clara), las dos últimas del disco que el público cantó en plan karaoke y dos clásicos: Como un fan y Galletas.

Fue como un concierto de los antiguos, como aquellos en la sala Wah Wah (¿o era Swan?) de Valencia o en el Clamores de Madrid cuando se presentó el Moda Pop.


En total, casi hora y media de concierto, perfecta presentación de la gira de la primavera que viene. Que a ver dónde la hacen. Que estoy muy mayor yo ya para aglomeraciones tipo la Joy. Aunque siempre digo lo mismo y luego voy.

El público disfrutó. Se deberían hacer tesis doctorales de la gente que asiste a los conciertos, porque teníamos de todo:
- la chica que dice todo el rato "no veo nada" pero baila y se ríe como una loca.
- los altísimos que llegan tarde y se colocan en medio originando un tsunami de recolocación para poder ver.
- la parejita típica: uno se lo está pasando pipa y el otro ha venido a acompañar y no entiende tanto entusiasmo.
- los de los móviles.

Yo hace tiempo que dejé de preocuparme por sacar fotos o vídeos en los conciertos, porque al final acabo poniendo más interés en que salgan bien y pierdo atención al concierto en sí, así que ya ves las fotos que he puesto aquí: movidas y tal, pero me da igual.

- las marilocas de primera fila pegando gritos.
- el que empieza en una pared y se va moviendo alcanzando la pared contraria.
- los que hablan, y hablan, y hablan...


Vamos, que todos los que fuimos, aparte de sentirnos como una especie de tonta élite, nos lo pasamos pipa.

Saludos a Vivoenlaerapop, Tonytornado, Manolo Vivaelpop y Dj Farrow, por supermajetes.
Y más saludos a mis amiguitos miss Paris Morgan, Pikitonis y Angelina Jolín, que no van a poder disfrutar esta party porque de momento no va a ir ni a Amsterdam ni a Valencia :) Me acordé mucho de vosotros.

Hala, todos a la Polinesia.



7 comentarios :

MM de planetamurciano dijo...

Se ha notado una crónica contada muy objetivamente, vamos, que un desconocido se pasa por aquí y nunca podría imaginar que es usted fan ;-p

Mocho dijo...

Es que es una crónica experiencial, como el turismo moderno.

ace76 dijo...

Pero cómo te puedes saltar "La Polinesia Meridional", con lo que mola?

El concierto de acústico no tuvo nada. Cuando salieron los dos del casco (el de la izquierda también parecía aprovechable), yo comenté que esa noche La Casa Azul tocaba con Daft Pank. Y fue un "no parar" desde el primer momento. Tengo ganas de que llegue ya la gira de verdad.

Y creo que sí que puede que usara una pista grabada de voz como fondo, pero cuando se sentó al piano todos los agudos fueron suyos, al más puro estilo triunfito. ¿Habrá ido a clases de canto?

ace76 dijo...

Y que fue un placer saludarle, claro que sí, señor Mocho. :-)

Ángel dijo...

Aisssssssssss que suelto la lagrimita en cualquier momento! Sólo espero que podamos ver un concierto esta primavera todos juntitos ;-)
chuiksssssssssss!

Peritoni dijo...

Yo espero que al final sí que vendrán. Que nosotros con fuimos con los Jolín a Murcia a verlo!

No has dicho si estuvo muy "romancero" que decimos aquí, cuando se pone a hablar y hablar de cosas casi inconexas...y te dan ganas de gritarle "calla ya y sigue cantando!"

Y lo de los falsetes falsos, mejor!, que yo sufro cuando empieza a quedarse afónico.

Mocho dijo...

Sí, se me ha olvidado mencionarlo, estuvo poco romancero. Un poquillo más al final pero en su estilo, que empieza una frase y luego no sabe acabarla y se calla y sigue cantando.

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se nutre de comentarios. Aunque sea para ponerme a caldo di algo, cojostio.

Blog Widget by LinkWithin